Una película imperdible para esta noche en Prime Video: distopía zombi para regresar a la era dorada del videoclub

Una película imperdible para esta noche en Prime Video: distopía zombi para regresar a la era dorada del videoclub
36 comentarios

Empecemos entonando el mea culpa: reconozco que tengo por 'La noche del cometa' (1984), que podéis ver en Prime Video y en Filmin, una debilidad especial. Su mezcla de comedia gamberra adolescente y terror zombi netamente ochentero se me antoja absolutamente deliciosa, y es una de esas películas que, pese a algún problemilla de ritmo, es sinónimo de diversión desprejuiciada y devoción por el género.

Además tiene unas reglas lo suficientemente disparatadas pero también lo bastante estrictas como para sostener todo el argumento: un cometa pasa sobre la Tierra (recordemos: en algunas películas de Romero se ha aducido esa causa para la aparición de sus muertos, así que esto puede considerarse una secuela apócrifa de 'La noche de los muertos vivientes'). Quienes lo observan, casi toda la población del planeta, se convierte en polvo. Quienes no, pero les pasa por encima, en zombis.

Solo sobreviven unas cuantas personas en el mundo, entre ellas nuestras dos protagonistas:  Catherine Mary Stewart (a la que vimos en otro megaclásico de la era del videoclub, 'Este muerto está muy vivo') y Kelli Maroney, que conforman toda la base de la película. Como buenas adolescentes, se van de compras (en otro guiño romeriano, esta vez a la 'Amanecer de los muertos' original, 'Zombi') y hacen el tonto, mientras se defienden a tiros (la imagen de la animadora con uzis es icónica, y nació aquí) de muertos y científicos locos.

En resumen, una película sin demasiadas pretensiones pero con bastante sustancia, como demuestra el tramo final, en una ciudad absolutamente desolada (y que se remata con una chorrada, como debe ser) y que debemos a Thom Eberhardt, director del divertido pastiche holmesiano 'Sin pistas'. El resultado es una película colorista y sinvergüenza, monumental testimonio de una época y razón más que justificada para reivindicar que el streaming no deje de lado el cine de hace décadas.

Temas
Inicio