Compartir
Publicidad
Revolut es un gran banco móvil, pero también la prueba de que hay que moderar el entusiasmo con fintech
Servicios

Revolut es un gran banco móvil, pero también la prueba de que hay que moderar el entusiasmo con fintech

Publicidad
Publicidad

El sector del fintech está en plena ebullición. La combinación de las finanzas y la tecnología es una gran idea y muchas empresas están desarrollando productos muy útiles e innovadores. Entre este tipo de empresas hay algunas que están apostando por intentar revolucionar un sector que hace no tanto era impensable que pudiera cambiarse: la banca tradicional.

Hace no mucho explicamos lo que permitía hacer N26 y su banco online, dando servicio desde Alemania a varios países de la Unión Europea. Un banco con gran crecimiento, pocos empleados y servicios básicos pero muy usados por los ciudadanos, todo lo contrario que la banca tradicional. Hoy analizamos una empresa similar, Revolut, que además ha anunciado recientemente que ha alcanzado el momento break-even, es decir, empiezan a ser rentables.

Revolut tiene en la actualidad 1,5 millones de clientes, lo cual es bastante espectacular para una empresa con dos años y medio de vida. España es el quinto país en volumen de usuarios y el tercer país que más crece, con 60.000 clientes.

Banco desde un app, es posible

Revolut, ahora mismo, es una aplicación para móvil que permite operar como si de un banco se tratase. Darse de alta es muy sencillo, se tarda solo 60 segundos, y se puede tener cuentas en diferentes divisas, cosa que, en algunos casos, es muy interesante.

Respecto a los servicios que ofrece, aparte de la cuenta corriente, está la tarjeta de crédito (con control total desde la aplicación) y compra de criptomonedas. En el Reino Unido también ofrece créditos al consumo pero de momento eso no está disponible en España.

Una de las ventajas que ofrece su tarjeta es que se puede sacar dinero en todo el mundo sin comisiones. Eso sí, el límite mensual es 200 euros, cosa que también aplica al país de residencia. Si se pasa de dicho límite hay que pagar un 2%. Esto es para el servicio gratuito, si se pasa a ser Premium (y eso cuesta 7,99 euros al mes) entonces el límite es de 400 euros al mes.

La cuenta que ofrece Revolut no es realmente suya, sino del banco inglés Lloyds Bank. Esto es, Revolut no tiene ficha bancaria. Así empezó N26, pero este último ya tiene ficha bancaria y por tanto ofrece sus servicios directamente. Revolut está en fase de lograr esta licencia bancaria europea, según nos confirman desde su departamento de prensa, y por tanto de migrar a sus usuarios a su propio banco.

Eso sí, de momento las cuentas (incluso las que están denominadas en Euros) están en localizadas en el Reino Unido (IBAN que comienza con GB) y esto tiene tres inconvenientes. El primero es que podría dar problemas con domiciliación de nóminas y recibos en algunos sitios (esto en teoría no debería pasar pero en la práctica es así). El segundo es que si se tiene más de 50.000 euros fuera de España hay que realizar una declaración informativa a Hacienda (aunque no es muy complicado). Y lo tercero es que es una incógnita lo que pasará tras el Brexit.

De todas formas, según nos informan desde el departamento de prensa, cuando logren la licencia bancaria europea estos incovenientes desaparecerán, porque de forma paralela ofrecerán cuentas en euros localizas en España (IBAN que comienza con ES).

Para los usuarios que tengan el acceso Premium, que como hemos dicho cuesta 7,99 euros al mes o 82 euros si se hace un pago anual), el límite de extracción de tarjeta de crédito se sube a 400 euros mensuales y las operaciones con divisas se amplian. Además tiene alguna ventaja más, como seguros médicos en el extranjero, mejor soporte, más tarjetas disponibles...

Ventajas frente a un banco tradicional

Lo primero que salta a la vista al usar Revolut es su interfaz sencillo, la usabilidad de su aplicación. Desde ahí se controla todo y por supuesto nos ofrece un control de los gastos mensuales directamente desde ahí, sin necesidad de usar aplicaciones de terceros.

Las dos principales ventajas que ofrece Revolut es que podemos sacar dinero sin comisiones en cualquier parte del mundo. El inconveniente es que estamos limitados a 200 euros al mes (o 400 en el modo Premium) y esto puede ser poco para mucha gente.

La segunda ventaja es que ofrece cambio de divisas sin comisiones, ofreciendo un precio de mercado muy interesante. Esto puede venir bien para negocios que quieran exportar o para viajeros asiduos. Cada divisa tendrá su cuenta bancaria independiente, y se pueden tener abiertas hasta 26, el número de divisas que soporta Revolut.

cripto

Otra cosa que se puede hacer desde la aplicación es la compra de criptomonedas, algo que todavía no he visto en ningún banco tradicional. Si se piensa en invertir en este tipo de activos quizá sea mejor idea hacerlo a través de un banco que desde un Exchange sin regular y con tantos ataques recibidos por parte de hackers.

Inconvenientes respecto a un banco tradicional

Si la banca se hubiera quedado anclada en los años 90 desde luego Revolut sería una opción muy interesante para todos los ciudadanos. Sin embargo los bancos tradicionales también se han puesto las pilas. Tienen acceso web, tienen aplicaciones móviles (algunas muy buenas) y en general no es necesario visitar las oficinas de forma muy frecuente.

Por tanto estamos ante un servicio que en muchos aspectos es equivalente a lo que ofrecen muchos bancos tradicionales, si exceptuamos el cambio de divisas sin comisiones y la compra de criptomonedas. Es cierto que la banca tradicional suele cobrar por sacar dinero en el extranjero, pero en el propio país no suele tener límite.

Un inconveniente de Revolut es que no tiene acceso web. Es decir, la única forma de interactuar es a través de la aplicación móvil. Los bancos tradicionales, en cambio, ofrecen ambas posibilidades, lo cual es cómodo.

Por último, la banca tradicional ofrece más servicios que Revolut. Y es que estos nuevos bancos fintech se están quedando solo con la parte más rentable de la banca: no ofrecen depósitos (solo cuenta corriente no remunerada) créditos y pagos.

¿Merece la pena?

Revolut

En general Revolut me parece una aproximación interesante a la banca personal, pero con algunos inconvenientes. El servicio gratuito es demasiado limitado y el de pago es demasiado caro. Si un banco intentara cobrar dichas comisiones (7,99 euros al mes) seguro que más de un pondría el grito en el cielo y eso que los bancos tradicionales ofrecen muchos más servicios: tarjetas de débito sin límites de extracción, tarjetas de crédito, depósitos, acceso a compra de acciones, hipotecas, distintos tipos de créditos, cheques, cheques bancarios, pago de impuestos, presentación de declaraciones a Hacienda y un largo etcétera.

Personalmente solo tendría una cuenta en Revolut si necesitara usar de una forma intensiva el servicio de cambio de divisas o la compra de criptomonedas. De todas formas habrá que estar atento a los servicios que vayan añadiendo, ya que tienen una aproximación al servicio bancario que si se siguen ampliando podría ser una alternativa seria a un banco de toda la vida.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos