Publicidad

China propone un "nuevo Internet" con un cambio radical en el protocolo IP actual

China propone un "nuevo Internet" con un cambio radical en el protocolo IP actual
97 comentarios

Publicidad

Publicidad

Construir un nuevo Internet es la propuesta de Huawei, varias operadoras chinas y el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China. La idea surge con el objetivo de mejorar las comunicaciones y prepararlas para lo que se está desarrollando y llegará estos años. Según ellos, el Internet actual con su funcionamiento diseñado hace décadas no está preparado para hacer frente.

La propuesta ha sido presentada ante las Naciones Unidas y su organismo destinado a ello, la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Llamado "New IP", el proyecto muestra cómo pretenden reemplazar el sistema actual. Huawei parece ser el principal protagonista impulsor de la nueva arquitectura, en parte por su enorme despliegue tecnológico en redes de comunicación.

s

Diferentes documentos que se han utilizado para la propuesta a las Naciones Unidas han llegado a manos de Financial Times, como una presentación, un documento en detalle y la propuesta formal. En ellos se describe cómo la infraestructura de Internet actual es "inestable" e "insuficiente" para la demanda que se espera en unos años donde además de los dispositivos actuales habrán más dispositivos IoT, comunicaciones para vehículos autónomos y más.

El fabricante chino dice que ya están construyendo parte de la tecnología que se necesitaría para el "nuevo Internet" con la ayuda de varios países y otras empresas. Estiman que algunos de estos productos/servicios estarán listos para ser puestos a prueba a principios del año que viene. En noviembre se realizará una nueva conferencia de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas, y se espera que ahí Huawei y el resto de impulsores del proyecto den más detalles.

Qué propone China para el nuevo sistema de Internet

Pero, ¿qué proponen para el "nuevo Internet"? Esencialmente reemplazar el sistema actual de comunicaciones por Internet. Para transmitir datos actualmente cada dispositivo envía "paquetes" de información a una dirección. Este protocolo de transmisión (protocolo TCP) junto al sistema de direcciones (protocolo IP) prácticamente no ha variado desde que se creó Internet.

router

En el nuevo sistema Huawei describe una arquitectura con un "sistema de direcciones IP más dinámico". Explican que cada vez las redes están más separadas e individuales, por lo que la intercomunicación entre ellas se hace más compleja y en consecuencia lenta. En su lugar proponen una tecnología que permitiría a los dispositivos de la misma red que se comuniquen directamente entre ellos y no dependan de un satélite o intermediario.

Más dinámico, más controlado

Según ha podido saber Financial Times, la propuesta no ha acabado de convencer a países como Estados Unidos (en este caso hay un historial de fondo), Reino Unido y Suecia. ¿La razón? Creen que debilitaría el sistema global de comunicaciones libre que ha conseguido Internet actualmente (aunque algunos ya lo ven debilitado), dando un control más granular a los proveedores/operadoras. Otros países como Rusia han dado su visto bueno y hay posibilidades de que ocurra lo mismo con países en desarrollo donde Huawei está haciendo una enorme inversión en sus redes de comunicación.

Este protocolo más "dinámico" que permitiría el envío de datos sin intermediarios entre dispositivos requeriría de algún sistema de autenticación y en consecuencia rastreo de datos. Este es el factor clave que no acaba de convencer y levanta preocupaciones a muchos.

Sin embargo, Huawei también indica que el nuevo sistema IP no incorpora ningún sistema de control en su arquitectura. Además especifica que el proyecto está abierto a científicos e ingenieros de todo el mundo para participar y contribuir en él. Veremos en los próximos meses/años si el proyecto sale adelante y, de ser así, si tendremos un Internet fragmentado o no.

Vía | Financial Times

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios