Compartir
Publicidad

Los JJ.OO. de invierno tampoco se libran de los ciberataques: qué se sabe y qué dicen los principales sospechosos

Los JJ.OO. de invierno tampoco se libran de los ciberataques: qué se sabe y qué dicen los principales sospechosos
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los Juegos Olímpicos de invierno han sufrido su segundo ciberataque. El primero tuvo lugar a principios de enero, un mes antes de su inicio, y el segundo durante la ceremonia de inauguración según han confirmado los organizadores de los Juegos, aunque todavía no han querido revelar quienes creen que han sido los responsables.

Esta afirmación inmediatamente ha hecho que todas las cabezas se giren nuevamente hacia los sospechosos convencionales, Rusia y Corea del Norte. El primero ya ha asegurado que son acusaciones infundadas, y el segundo está en medio de un acercamiento político con sus vecinos del sur como hacía años que no se veía, todo mientras desde la organización se intenta quitarle importancia. Esto es lo que han dicho cada uno de ellos.

Lo más importante de todo, antes de empezar, es que todavía no hay indicios de quién está detrás de estos ataques ni lo más importante: cual ha sido su objetivo. Lo que queda claro según han dicho desde McAfee, empresa que informó del primer ataque a principios de enero, es que los responsables están bien organizados y cuentan con enormes recursos.

En el primer ataque, más de 300 sistemas informáticos relacionados con los Juegos Olímpicos se vieron afectados, y muchos de ellos resultaron comprometidos. En el segundo ataque, se logró tumbar la web oficial de los JJ.OO de invierno durante 12 horas.

La versión oficial de Pyeongchang 2018

"Hubo un ciberataque y el servidor se actualizó ayer durante el día, y tenemos la causa del problema", dijo ayer domingo un portavoz de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018 refiriéndose a los ataques durante la inauguración. "Ellos saben lo que pasó, y esto es algo habitual durante los Juegos Olímpicos. Hemos decidido [con el Comité Olimpico Internacional] que no vamos a revelar la fuente".

Con estas palabras, el portavoz aseguraba que el equipo de seguridad de los Juegos Olímpicos sabe bien lo que ha pasado, aunque no ha entrado en detalles. También han querido restarle importancia al incidente asegurando que esto es algo habitual durante este tipo de eventos, algo que tiene cierta lógica debido a su repercusión. Sin embargo, esto no es lo único que dijeron.

"Estamos tomando operaciones seguras y, de acorde a las mejores prácticas, no vamos a comentar sobre el tema porque es un problema con el que estamos lidiando", dijo el portavoz, según The Guardian. "No daremos detalles de una investigación antes de que esta llegue a su fin, particularmente si se trata de seguridad, que en estos juegos es increíblemente importante".

Esto también tiene mucho sentido, ya que en el caso de que tuvieran pistas sobre quién puede estar detrás, hacerlas públicas sería como avisar a los responsables y darle tiempo para cubrir sus huellas. En cualquier caso, desde los Juegos también se ha informado de que los problemas que hubo afectaron a "sistemas no críticos" durante algunas horas, sin perjudicar "la seguridad de ningún atleta o espectador" durante la ceremonia de apertura.

Rusia dice que no hay pruebas contra ellos

Los principales sospechosos de este ataque son, como viene siendo habitual, los rusos. Los atletas de ese país fueron expulsados de los JJOO de Invierno por escándalos de dopaje, y aunque algunos atletas podrán competir bajo bandera neutral, no habrá ni rastro de su escudo o bandera en el traje oficial. Esto podría ser un motivo para realizar los ataques.

Esta podría ser una de las razones por las que muchos sospechan que los ataques puedan venir desde aquel país, ya que además, según el New York Times, algunas compañías de seguridad les han señalado como los responsables del primer ataque el mes pasado.

Sin embargo, desde Rusia aseguran que todas las sospechas que llevan semanas recayendo sobre ellos son infundadas, y según Reuters, le echan la culpa a los medios occidentales de estar realizando "pseudoinvestigaciones" con las que acusarles sin presentar pruebas.

"Sabemos que los medios de comunicación occidentales están planificando pseudoinvestigaciones sobre el tema de las "huellas rusas" al atacar los recursos de información relacionados con la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno en la República de Corea", declararon la semana pasada desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. "Por supuesto, no se le presentarán pruebas al mundo".

Por lo tanto, queda esperar a que desde Corea del Sur desvelen, si lo hacen, los datos de su investigación interna, porque desde Rusia aseguran que ellos no tienen nada que ver. E incluso en el caso de que los ataques fueran realizados desde allí, siempre cabría la posibilidad de que hubieran sido realizados por grupos no gubernamentales, aunque al mencionar que tenían grandes recursos desde McAfee se insinuó desde el principio que no sería así,

¿Y qué hay de Corea del Norte?

Corea del Norte es otro de los sospechosos habituales, aunque de momento no han hecho ninguna declaración al respecto. En el mismo artículo en el que el New York Times habla sobre los posibles atacantes dejan claro que esta posibilidad ha perdido fuerza desde que el país inició una serie de contactos diplomáticos con sus vecinos del sur. Además, Corea del Norte finalmente fue invitada a particupar en los JJ.OO., otro movimiento más de cara a relajar las siempre tirantes relaciones entre ambas coreas.

Sin embargo, los investigadores de seguridad le han dicho al Times que tampoco habría que descartar del todo esta posibilidad, ya que siempre queda la opción de que estén intentando avergonzar a sus vecinos del sur mediante estos ataques.

"Una cosa es cierta: no podemos simplemente confiar en que estos actores se comporten en este contexto", le ha dicho a este medio John Hultquist, de la firma de seguridad FireEye, refiriéndose al contexto de paz entre ambas coreas. "Han demostrado una y otra vez en los últimos años que no temen violar las normas internacionales y crear el caos".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos