Publicidad

Tras cientos de millones de dólares invertidos este robot sigue sin saber hacer pizzas, ahora se limitará a las cajas para pizzas

Tras cientos de millones de dólares invertidos este robot sigue sin saber hacer pizzas, ahora se limitará a las cajas para pizzas
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

La startup Zume apareció hace cinco años con la premisa de hacer pizzas y entregarlas a domicilio en un entorno más sostenible, de paso eliminar a parte de los humanos en el proceso. La jugada no ha salido tan bien, después de unos años intentando que los robots automatizaran el proceso estos no han aprendido tan bien como un humano a hacer pizzas. Ahora la empresa se va a centrar en que sus robots hagan las cajas para las pizzas y sean otros quienes hagan el el popular alimento.

Pizza Zume no es la única startup en intentar hacer las pizzas con máquinas en vez de humanos. Sin embargo, conseguir una pizza recién horneada con el mismo aspecto que la que sale de un restaurante italiano no parece ser tan sencillo. Zume recibió en 2018 una inversión de 375 millones de dólares de SoftBank, el fondo de inversión que está detrás de muchas de las empresas de éxito actuales y también detrás de algunos grandes fracasos que están abriendo polémicas. Esta inversión y otras previas que consiguió hicieron que estuviese valorada en más de mil millones de dólares.

Zume Camión de Zume que sirve de cocina ambulante para hacer los aliemntos cerca del cliente final.

Humanos 1 - 0 Robots

La idea que tenía Zume en mente era ofrecer un proceso sostenible en la creación y entrega de las pizzas (y en el futuro otros alimentos). Para ello utilizaban unas "cocinas ambulantes" dentro de camiones que merodeaban las áreas donde operaban en las ciudades para que la entrega fuese más rápida. Después de cuatro años operativos, como anunciaron el mes pasado, sirvieron su última porción de pizza. En consecuencia, aproximadamente la mitad del personal fue despedido.

Qué ocurrio exactamente no está claro, según un informe de Bloomberg la realidad dentro de la empresa era distinta a la que se veía en el exterior. Los robots no eran tan precisos con los ingredientes y los resultados no eran los deseados. En 2016 un vídeo de CBS mostraba cómo era el proceso del robot, aunque aún no estaba del todo automatizado, los toppings seguían siendo colocados por una persona y el robot se limitaba a transportar la pizza y poner la base de tomate:

Qué va a ocurrir ahora más o menos sí que se sabe por el anuncio oficial de la empresa: esencialmente se centrarán en hacer cajas de pizza y otros envases. El año pasado Zume compró Pivot Packaging, una empresa dedicada al embalaje y envasado de alimentos. Es hacia donde van a pivotar su negocio, dejando la creación de los alimentos en sí a otros.

Por ahora Zume se ha asociado con algunas empresas para ello, siendo la más destacable Pizza Hut, para producir sus cajas de pizza con materiales biodegrabales. En su página web explican que las características de Zume son las de crear envases sostenibles 100% compostables que reducen la huella medioambiental más que otras opciones como el papel y el plástico. Una alternativa más económica y rápida de fabricar según explican.

Zume tambien seguirá con su negocio de entrega gracias a los vehículos personalizados y aprovechando la tecnología y experiencia acumulada. Analizan por ejemplo las áreas donde hay más demanda y dirigen sus camiones a esas zonas para que los platos lleguen lo antes posible. Todo conectado en sus correspondientes apps para los usuarios. El tema de hacer la pizza, de momento, seguirá siendo cosa del pizzero humano.

Vía | Business Insider
Más información | Zume

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios