Compartir
Publicidad

Apple quiere recuperar terreno en IA a su manera: compra Silk Labs, que no sube datos a la nube y ejecuta todo en local

Apple quiere recuperar terreno en IA a su manera: compra Silk Labs, que no sube datos a la nube y ejecuta todo en local
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Apple ha adquirido una startup, pequeña y poco conocida, especializada en inteligencia artificial. Su nombre es Silk Labs, y fue fundada en 2015 por Andreas Gal, ex-director de tecnología de Mozilla y responsable de la creación de Firefox OS.

El precio de la operación probablemente haya sido pequeño, porque la startup contaba únicamente con nueve empleados, según Linkedin, y sólo había recaudado unos 2,18 millones de euros de financiación en estos 3 años.

Así que, ¿cuál ha sido la motivación (o motivaciones) de Apple para llevar a cabo esta adquisición? Para entenderlo debemos conocer el breve historial de Silk Labs en cuanto a lanzamiento de productos: sólo cuentan en su haber con Sense, una elegante combinación de cámara de vigilancia y de dispositivo de control para hogares inteligentes.

De Sense al desarrollo de software para terceros

Silk Labs Sense Silk Labs

El objetivo de Sense es que fuera capaz de reconocer a los usuarios y ajustar a sus preferencias la configuración de los distintos dispositivos conectados de la casa (termostatos, altavoces, etc).

Silk Labs presentó Sense en Kickstarter, donde llevó a cabo una campaña de crowdfunding (respaldada con 150.000 dólares de 774 mecenas) antes de anunciar en junio de 2016 que cancelaba su producción.

Tras aquello, Silk Labs anunció un volantazo en su modelo de negocio: en adelante renunciarían a la fabricación de hardware y pasarían a centrarse en el desarrollo de software de aprendizaje automático lo suficientemente ligero como para integrarse dispositivos de electrónica de consumo, fabricados ya por terceros.

Dentro de este campo, se especializaban, según su página web, en servicios basados en el reconocimiento de personas a través de imágenes y vídeo, normalmente vinculados a la seguridad y la vigilancia.

¿La clave para Apple? La privacidad

Esto es relevante porque muchos de los dispositivos con funciones de inteligencia artificial disponibles en el mercado procesan los datos tras enviarlos a la nube, pero la tecnología desarrollada por Silk Labs permite realizar ese procesamiento dentro del dispositivo, sin que los datos personales del usuario tengan que salir nunca del mismo para pasar a almacenarse en los servidores de alguna compañía.

Y precisamente ahí reside la clave de la adquisición, pues no hace sino reforzar la estrategia pro-privacidad con la que Apple ha buscado siempre acercarse a la inteligencia artificial, diferenciándose así de rivales como Google. Como explicaba el directivo Craig Federighi, "cuando se trata de realizar un análisis de sus datos, lo hacemos en sus dispositivos y mantenemos sus datos personales bajo su control".

Dicho eso, es innegable que la aplicación a priori más inmediata de la tecnología de Silk Labs, ahora que pertenece a Apple, sería la de contribuir a la mejora de su plataforma HomeKit, como destacan los compañeros de Applesfera.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio