Compartir
Publicidad
La revolución de este casco de realidad virtual está en el control: puedes usar tus ojos en vez de las manos
Realidad Virtual/Aumentada

La revolución de este casco de realidad virtual está en el control: puedes usar tus ojos en vez de las manos

Publicidad
Publicidad

Al proyecto lo descubrimos con una especial demostración realizada en Japón, en la que un niño era capaz de tocar el piano con sus ojos, sin necesidad de usar las manos. Ha pasado el tiempo, va tomando forma como producto, y han conseguido crear algo que puede molestar incluso al mismísimo Oculus Rift.

Hablamos de FOVE, un casco de realidad virtual que quiere aportar novedades importantes en esta floreciente industria. Además de registrar los movimientos de nuestra cabeza para sumergirnos en mundos virtuales, el sistema es capaz de realizar un seguimiento de nuestros ojos, permitiendo con ello un sinfín de posibilidades.

FOVE reconoce hacia donde diriges la cabeza, pero también cuál es el punto de atención de tu mirada en la escena

Un aspecto bastante cojo en esta aventura de la realidad virtual, es sin duda el sistema de control, pero también lo es el de reconocimiento de movimientos en el caso de que nos mantengamos estáticos contemplando una escena.

Con FOVE, el sistema reconocerá hacia dónde miramos, y en consecuencia, dará prioridad a esa zona, tanto en enfoque como en potencia de proceso dedicada a su representación.

Introducimos el concepto de control ya que es posible dirigir la interacción con el casco mediante la vista, permitiendo a personas con problemas de movilidad participar en la experiencia. El mejor ejemplo ya lo vimos con el chico del piano, pero las posibilidades son infinitas.


En todos los casos que hemos estado tratando en nuestras páginas, como Oculus Rift o HTC Vive, el movimiento reconocido es aquel que realizamos con la cabeza. Aquí se introducen un par de cámaras infrarrojas, justo debajo de cada pantalla, que estarán constantemente reconociendo nuestros movimientos oculares.

Para su utilización hay un proceso de configuración y calibración para cada usuario, en el que principalmente tenemos que seguir con la mirada una serie de puntos que parpadean. A partir de aquí, seremos capaces de apuntar con la vista de forma que podremos manejar un teclado, o disparar a un enemigo que se mueve en pantalla.

Eye Aiming 1280x720

Optimizando potencia de proceso con nuestra mirada

El proceso de la GPU podría bajar hasta seis veces su trabajo con la optimización, abriendo la puerta a smartphones

El otro punto importante con respecto a alternativas existentes está en las mejoras de la potencia de proceso - algo en lo que Microsoft también trabaja con Irides -, ya que es posible enfocar la mejora gráfica en la zona que estamos mirando, en lo que ellos consideran como “foveated rendering”.

Entrando en especificaciones, conocemos que FOVE cuenta con un panel de 5,8 pulgadas en su interior, con una resoluciónn de 2.560x1.440 pixeles. Actualmente es capaz de mostrar información a 60 imágenes por segundo, con la intención de subir hasta noventa. El campo de visión es superior a los 100 grados.


Recordemos que estamos ante una propuesta de realidad virtual, el casco proyecta en la pantalla la información, no vemos más allá de lo que ocurre en la estancia donde nos encontramos, como es el caso de Hololens de Microsoft, u otras ideas que introducen la realidad aumentada en el juego.

El CEO de la compañía, Yuka Kojima, es conocedor de que el principal obstáculo que tienen en el camino es el de reclamar la atención de desarrolladores, por lo que andan trabajando en el soporte de las principales herramientas: Unity, Unreal y Cryengine.

Fove 8

Reconocimiento facial

Un último campo de trabajo con la tecnología de reconocimiento dentro del casco está en el registro de nuestros movimientos faciales, pudiendo pasar al mundo virtual los mismos, en una idea similar a la que nos presentó hace unos días Hao Li.

La idea no parece tan completa como la de Hao Li, en la que se registra tanto lo que ocurre dentro, como fuera del casco, pero es sin duda un paso más en la integración en mundos virtuales de nuestros avatares.

Lifestyle4

Además de los desarrolladores, también tienen que conseguir el interés del gran público, ya que su propuesta pasa a estar alojada en Kickstarter, donde necesitan recaudar un cuarto de millón de dólares para crear los primeros kits de desarrollo. El precio de FOVE no parece descabellado, partiendo de 350 dólares para aquellos que ayuden a la iniciativa.

Aunque la idea es que terminado en mayo del año que viene, estiman que tardarán de dos a tres años en conseguir que FOVE sea una realidad de mercado. En ese camino se pueden encontrar con que Facebook - Oculus Rift -, Sony o Microsoft, con su músculo económico, ya hayan puesto en el mercado propuestas muy a la mano de los compradores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio