17 años después, Blackberry se dispara en bolsa y esta vez no tiene nada que ver con los móviles sino con los coches

17 años después, Blackberry se dispara en bolsa y esta vez no tiene nada que ver con los móviles sino con los coches
4 comentarios

Puede que nunca se fuera del todo, pero lo cierto es que BlackBerry ha resurgido en las últimas horas tras anunciar que ha firmado un acuerdo de varios años con Amazon Web Services para desarrollar y comercializar BlackBerry IVY, una plataforma de datos de vehículos inteligente escalable y conectada a la nube.

Aunque la que fuera conocida por sus dispositivos de mano con los que se popularizó el "push mail" lleva años trabajando en una solución para el mercado de los vehículos conectados, ha sido tras el anuncio de la colaboración con AWS cuando se ha revalorizado en bolsa. Las acciones de BlackBerry se dispararon e hicieron que fuera el mejor día para los inversores desde el 23 de diciembre de 2003, cuando sus títulos subieron un 51%.

La apuesta por el IoT en el sector del automóvil

BlackBerry llegó a tener el 20% del mercado de los teléfonos móviles, pero a día de hoy es una compañía muy diferente. Su apuesta está en el merado del Internet de las Cosas (IoT). Aunque tiene productos específicos para varias industrias, el de los coches conectados es una de sus grandes apuestas. Ya en 2010 adquirió QNX, un software que ha do mejorando para este mercado de los vehículos conectados y uno de los pilares de BlackBerry IVY.

La plataforma BlackBerry IVY tiene como objetivo brindar a los fabricantes de automóviles una forma estandarizada y segura de leer y analizar los datos de los sensores de vehículos, para poder tener un conocimiento práctico de toda esa información.

Según defiende BlackBerry, la plataforma IVY admitirá múltiples sistemas operativos de automóviles así como implementaciones de múltiples nubes. IVY está basada en las capacidades de datos automáticos QNX de BlackBerry y en los servicios de AWS, incluidas las capacidades de IoT y aprendizaje automático.

Cesnav1mesh 1

Balckberry aseguraba a principios de este año que su software QNX estaba ya presente en más de 175 millones de vehículos en todo el mundo. Se trata de un software que lleva muchos años en desarrollo, puesto que ya en 2014 Ford decidía apostar por esta solución en lugar de la de Microsoft.

En el coche y en la nube

BlackBerry IVY se podrá ejecutará dentro de los sistemas que lleven los vehículos (tanto coches como camiones), pero se administrará y configurará de forma remota desde la nube. Según AWS y Blackberry, con esta plataforma los fabricantes de automóviles podrán tener una mayor visibilidad de los datos de los vehículos, controlar quién puede acceder a ellos y sacar partido de la nube, especialmente en rapidez y eficiencia a la hora de procesar los datos.

Así, por ejemplo, al analizar los datos de rendimiento en tiempo real, los fabricantes de automóviles podrían reconocer si hay piezas defectuosas dentro de los vehículos, implementar códigos para identificar qué vehículos están afectados, notificar a los conductores de dichos vehículos y realizar retiros concretos en lugar de tener que llamar a todos a revisión.

Insert Aws Blackberry

La plataforma IVY también permitirá que los fabricantes de coches desarrollen algunas características, como indicaciones sobre el estado de las carreteras, el rendimiento y el comportamiento en la conducción de cada usuario o el uso de las baterías en el caso de los coches eléctricos. El objetivo es que puedan también desarrollar nuevas experiencias de cliente gracias a esta plataforma.

Los fabricantes de automóviles podrán implementar y actualizar de forma remota el software desde la consola en la nube de la plataforma.

Cómo sacar partido de los datos de los sensores

Cada vez es más frecuente que los automóviles incluyan una variedad de sensores que generan datos en formatos únicos y especializados. Además, cuando se fabrican, se unen miles de piezas de muchos proveedores diferentes, por lo que, al final, cada modelo de vehículo es único en cuanto a sus componentes de hardware y software. Esto hace que sea complicado poder acceder y gestionar toda esta información. Tampoco hay, de momento, ningún estándar para analizar y tratar los datos de los vehículos conectados.

El reto de AWS y BlackBerry es solucionar estas complicaciones, no solo aplicando el aprendizaje automático a esos datos para generar conocimientos e inferencias predictivas, sino facilitando la colaboración de distintos actores.

Así, el kit de herramientas de BlackBerry pretende facilitar que los fabricantes de automóviles colaboren con los desarrolladores para crear nuevos servicios en torno a la optimización del rendimiento de los vehículos, reducir los costes de mantenimiento y realizar actualizaciones de software remotas en los vehículos.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio