Compartir
Publicidad
El mejor PLC para tener internet por toda la casa: guía de compra y comparativa
Periféricos

El mejor PLC para tener internet por toda la casa: guía de compra y comparativa

Publicidad
Publicidad

La tecnología PLC (Power Line Communications) nos ayuda a mejorar el alcance de Internet por nuestra casa aprovechando el cableado de la instalación eléctrica. Para utilizarlos necesitaremos al menos dos dispositivos: uno que se conecte al módem y otro que actúe como punto remoto. Sin embargo PLC hay de muchos tipos. Algunos tienen conexión Ethernet, otros tienen acceso WiFi, unos son más rápidos y otros más lentos.

Para conocer sus diferencias y qué modelos son los más recomendables os traemos una nueva guía comparativa con los mejores PLC para extender la cobertura de internet en el hogar. Hemos probado los modelos más populares de marcas como D-Link, Netgear, TP-Link o Devolo y os ofrecemos nuestra recomendación de compra en función de cuál nos ha sido más útil.

Nuestro recomendado: Devolo dLAN 1200+

Devolo Dlan 1200

El Devolo dLAN 1200+ es el mejor PLC para mejorar la conexión a internet en nuestra casa. Se trata de un dispositivo muy completo y que ha cumplido con creces nuestras expectativas. Tenemos un PLC con WiFi ac con una velocidad máxima teórica de hasta 1200Mbps. Una cifra que nunca acaba siendo real pero sí nos ha servido para conseguir los mejores números en nuestra red de fibra óptica de 300Mbps, una tarifa muy extendida en España.

Contamos con toma de corriente integrada y dos conexiones Ethernet Gigabit en un diseño que sin ser el más compacto, sí es uno de los más sencillos y minimalistas. Perfecto para pasar desapercibido sobre todo en caso que tengamos una pared blanca.

En nuestras pruebas ha sido el PLC que mejores resultados nos ha dado, tanto en las pruebas de WiFi como las de cable. En WiFi destaca la utilización de la doble banda 2.4GHz y 5Ghz de manera simultánea para acabar ofreciendo la mayor velocidad en los distintos tests. También ha sido el más estable independientemente de la distancia del enchufe al modem y ha aguantado muy bien cuando hemos añadido ruido a la red eléctrica.

El Devolo dLAN 1200+ es el PLC más completo, fiable y nos ha permitido aprovechar más que ningún otro nuestra red de 300Mbps tanto por cable como en WiFi.

El software Devolo Cockpit está disponible en Windows, Mac y Linux, es muy sencillo de configurar y es la suite de gestión de los PLC más completa. En general, el Devolo dLAN 1200+ es un PLC que transmite seguridad. Cuando lo enchufamos es de los más rápidos en activar el WiFi y después de tantas veces de conectarlo y desconectarlo, hemos acabado agradeciéndolo.

Un dispositivo que podemos encontrarlo a varios precios dependiendo de las conexiones que disponga, pero cuyos resultados para expandir el internet por la casa siempre son excelentes. Un producto que quizás no es el más económico del mercado pero sí el más completo y con el que más prestaciones hemos conseguido. Puedes comprar en Amazon el kit Devolo dLAN 1200+ con WiFi por 165 euros o sin WiFi por 82 euros.

Alternativa: TP-Link WPA8630

Tp Link 8630

El TP-Link WPA8630 es uno de los PLC más vendidos y con razón. Estamos ante un PLC con un diseño compacto, toma de corriente integrada, WiFi de doble banda y hasta tres conexiones Gigabit para cable Ethernet. La sincronización con nuestra WiFi es una de las mejores y hemos conseguido resultados muy buenos a través de la banda 5GHz.

En las distintas pruebas ha sido un PLC que funciona casi igual de bien aunque lo conectemos a un ladrón y tengamos otros aparatos funcionando al mismo tiempo. Los PLC suelen ser muy sensibles si instalamos otros aparatos, pero este TP-Link WPA8630 ha terminado siendo uno de los menos afectados por el ruido eléctrico.

Cuando buscamos un PLC debemos valorar varios aspectos clave como la cantidad de conexiones, la velocidad máxima o si tiene WiFi ac. Este PLC de TP-Link nos ofrece todas las características que hoy en día podemos necesitar y además juega con la baza del precio. Es un PLC de gama alta, con resultados que se ajustan bastante bien a lo prometido y con un precio muy competitivo. Puedes comprar el TP-Link WPA8630 por 136 euros.

Cómo elegir un buen PLC (Power Line Communications)

Plc Conexion

Antes de comprar un PLC hay que tener en cuenta una serie de características. En función de qué tipo de conexión tengamos contratada, en qué punto de la casa o para qué queramos utilizar el internet, necesitaremos un PLC u otro. Aquí os dejamos los aspectos clave que debéis conocer para elegir un PLC, descartar modelos y ajustar mucho mejor la compra a vuestras necesidades.

  • Diseño y enchufes: Todos los PLC son muy fáciles de instalar. Algunos son más grandes que otros pero no es un factor importante. Sí lo es el hecho que cuenten con una toma de corriente propia. Si no tiene enchufe propio entonces perderemos una toma ya que los PLC no están pensados para trabajar en regletas, otros vienen con toma de corriente integrada y así el PLC no nos privará de enchufes por la casa.

  • Velocidad máxima: Probablemente el factor más importante es el número que acompaña a los PLC. Tenemos entre otros PLC 200, PLC 500, PLC 600, PLC 1200 o PLC 2000. Este número es la velocidad máxima de transmisión en Mbps. Lógicamente a mayor velocidad mejor. Pero debemos tener en cuenta que normalmente la eficiencia se reduce a la mitad, por lo que un PLC 500 o 600 quizás no nos permita extraer todo el potencial de una fibra óptica de 300Mbps.

  • Con WiFi o solo con Ethernet: Otra diferencia que permite clasificar los PLC fácilmente es si únicamente cuentan con conexión Ethernet por cable o también ofrecen conectividad WiFi para actuar como un punto de emisión WiFi allí donde esté conectado. Si queremos utilizarlo para una videoconsola, un televisor o un ordenador de sobremesa, con el cable Ethernet tendremos la mejor conexión. Si por el contrario quieres WiFi para el portátil o el móvil, deberás buscar un PLC con WiFi. Los más baratos son por cable, los modelos WiFi son ligeramente más caros y los mejores son aquellos que combinan las dos opciones.

  • Interfaz gigabit, antenas y puertos: Hay varias tecnologías que deberían tener todos los PLC que compremos. La conexión a Ethernet debería ser Gigabit 10/100/1000 si queremos velocidades altas y el WiFi 802.11ac, para poder aprovechar tanto las bandas 2,4GHz como la 5GHz. No todos los modems tienen este tipo de WiFi, pero sí recomendamos que cualquier PLC que compremos venga adaptado a esta tecnología. Afortunadamente hoy en día casi todos la tienen. Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de puertos Ethernet y si el PLC cuenta con antenas propias para mejorar la cobertura.

  • Facilidad de uso, software y seguridad: Configurar un PLC es de lo más sencillo, pero algunos tardan algo más que otros en captar la señal. Algunos modelos también cuentan con aplicación para móvil o un software propio para ajustar parámetros a nuestro gusto. Finalmente, recomendamos que dispongan de encriptación de datos (128-bit AES, al menos) para que la red de casa siga siendo segura.

En qué se basan nuestras pruebas

Pruebas Plc

Las recomendaciones de nuestras guías de compra se basan en la experiencia previa, fruto de varios años probando y analizando todo tipo de dispositivos tecnológicos. Para los mejores PLC hemos elegido seis modelos, que hemos estado probando durante tres semanas.

Además de estos seis modelos, hemos utilizado ocasionalmente varios kits que han pasado por nuestras manos para poder tener más referencias. Los PLC elegidos para esta guía comparativa han sido los siguientes: dos modelos de la marca Devolo, los dLan 550 duo+ starter kit y el Devolo dLan 1200+ con WiFi. Dos de TP-Link equivalentes pero un modelo básico y otro avanzado, un D-Link P601AV y un modelo de Netgear.

Algunos de ellos disponen tanto de Ethernet como de WiFi, mientras que otros solo funcionan por cable. El primer paso ha sido configurarlos todos y comprobar su facilidad de uso. La siguiente prueba ha sido comprobar la velocidad de internet transmitida en los distintos enchufes de mi hogar, donde tenemos contratado fibra de 300Mbps con Movistar.

Para observar su funcionamiento hemos pasado varios tests de velocidad y reproducido Netflix en 4K en el televisor. También los hemos conectado a regletas, algo no recomendado, para ver cómo decaía el rendimiento. Y finalmente hemos enchufado un secador y un ventilador para ver si el ruido introducido en la red eléctrica afectaba a la conexión.

Pruebas similares también han sido realizadas en una segunda casa, con una red de 100Mbps. Aquí principalmente hemos analizado hasta qué punto estos PLC están limitados por la conexión contratada y hemos observado las diferencias con otra instalación eléctrica.

Los tests han sido realizados múltiples veces para obtener datos coincidentes y hemos utilizado un Macbook Retina 13" con un adaptador USB 3.0 Ethernet Gigabit para comprobar la velocidad tanto por cable como por WiFi. El PLC principal siempre ha estado en la habitación mientras que los secundarios se han distribuido entre los enchufes de un piso de sesenta metros cuadrados y otro de cien metros cuadrados.

Diseño: mejor con enchufe integrado

Trasera Plc

Los PLC con mayor velocidad también suelen ser los más grandes, pero al ir conectados a un enchufe no es un factor que nos afecte mucho.

El diseño es el primer elemento que salta a la vista cuando comparamos los distintos PLC. Aquí sin embargo, al contrario de lo que pasa con otro tipo de productos, la apariencia estética no es un factor determinante para elegir uno u otro. Sí es verdad que los tendremos conectado y algunos se ven más que otros, pero no dejan de ser accesorios que van conectados a la luz y su función principal es pasar desapercibidos.

Por otro lado, sí nos interesa fijarnos en la colocación de los distintos conectores, así como si tienen elementos adicionales que faciliten su uso como por ejemplo botones para reiniciar el WiFi o LEDs para indicar que todo va bien. Hay modelos como los Devolo que son tremendamente minimalistas mientras que los de Netgear están más sobrecargados con botones, luces y hasta incluso antenas.

Detalle Luz

Todos los modelos analizados cuentan con indicadores LED para mostrar en verde o en rojo cuando el WiFi está funcionando correctamente. Es un añadido vital ya que nos permite rápidamente saber si hay algún problema. TP-Link añade varios hasta cinco indicadores mientras que Devolo se queda en solo dos. Desde aquí creemos que no hacen falta tantos y por ejemplo el de encendido puede omitirse o fusionarse con el de conexión.

En la parte trasera encontraremos varios números en clave de cada dispositivo, desde la MAC del dLAN hasta el nombre de la SSID WiFi que crean junto a una contraseña para que podamos conectarnos. En todos los modelos la información es muy clara pero por ejemplo no nos ha gustado que el modelo de Netgear incluya una pegatina en el frontal con esos detalles. Quita pulcritud a la parte frontal y además pone a la vista de todo el mundo datos que quizás no queramos que sean tan evidentes.

Enchufe Vs No Enchufe Plc

Pero es en la parte frontal donde está el elemento más importante. La mayoría de los modelos elegidos vienen con toma de corriente integrada, pero algunos no la tienen. Aquí ya depende si os sobran enchufes o no, pero nuestra recomendación es que el PLC que os compréis sí tenga enchufe. ¿Por qué? Básicamente porque los PLC no están pensados para trabajar en una regleta y porque así nos dan mucha más margen de utilizarlo en varios sitios.

Toma de enchufe integrada y cuántos más puertos Ethernet Gigabit mejor. De los modelos analizados el TP-Link WPA8630P es el que ofrece una mejor conectividad.

Además del enchufe, otra conexión importante es la del cable Ethernet. Todos los PLC incorporan al menos una entrada pero es útil tener dos como nos ofrece el Devolo Duo 550+ o incluso tres como el TP-Link 8630P. Si bien hay que destacar que no todos los PLC añaden Ethernet Gigabit. Entre los modelos analizados cuentan con ello los más potentes como el Devolo DLAN 1200+, el TP-Link 8630, el Netgear PL1000 y el D-link AV601, es decir, aquellos con al menos certificación AV1000.

Conexiones Plc

En las pruebas a través del Ethernet es un factor limitante muy importante, ya que si no tiene Ethernet Gigabit no conseguiremos subir de los 100Mbps de velocidad de descarga. Todos los modelos sitúan el puerto en la parte inferior, salvo el Netgear PL1000 que de nuevo es el que dispone de un diseño diferente y coloca el Ethernet en un lateral.

Los PLC más potentes, Devolo dLAN 1200+ y TP-Link 8630, son también los más grandes. No es algo que moleste especialmente ya que una vez conectados a la pared no hay diferencia por un par de centímetros. Pese a ello, algunos fabricantes optan por incluir antenas para mejorar el alcance sin necesidad de hacer el cuerpo más grande.

Facilidad de uso y software

Los PLC son muy sencillos de utilizar, pero algunas marcas incorporan un software adicional para configurar algunos detalles como el nombre, los LED o actualizar el firmware. Algunas marcas tienen aplicación para móvil, otras no cuentan con software propio y algunas tienen suite de escritorio. Hemos probado todas, pero al final únicamente dos opciones han acabado destacando por encima de las demás.

De D-Link no tenemos un software para configurar su PLC, aunque como decimos será simplemente conectar y empezar a utilizarlo. Netgear cuenta con varias aplicaciones para móvil pero son básicamente de soporte y documentación.

Devolo Cockpit

Devolo Cockpit es la suite de software de Devolo para Windows, Linux y Mac. Un programa que podremos descargar gratuitamente desde la página web y nos permite apagar las luces LED, activar el modo ahorro de energía, actualizar el software y comprobar cómo está configurada la red de PLCs. Muy útil sobre todo si tenemos varios repartidos por la casa.

De manera equivalente, la marca también cuenta con una aplicación para móviles 'my Devolo' que permite configurar algunos elementos básicos así como observar la velocidad de descarga que tenemos.

Tp Link App
TP-Link y Devolo son las dos marcas más agradables de utilizar. Cuentan con software para PC y móvil, son sencillos de configurar y son de los más rápidos en conectarse a la red.

TP-Link es junto a Devolo quienes tienen la mejor aplicación de gestión para móviles. Ninguna es una maravilla, pero sí recomendados instalarla si tienes configurado algún PLC de estas marcas en casa.

'tpPLC' es una app que detectará los PLC conectados a la misma red WiFi, nos permitirá encender o apagar las distintas bandas, encender o apagar el LED y ver la velocidad de datos transmitidos. Una app con un diseño adaptado a los tiempos que corren y con las herramientas suficientes como para que valga la pena tenerla instalada.

Calidad de internet: qué PLC ofrece más velocidad

Plc Mejor Parejas

Los PLC sirven para mejorar la velocidad internet en aquellas zonas de la casa más alejadas del módem. Necesitaremos uno que se conecta al router y otro PLC que irá conectado donde queramos tener internet. Las ventajas no son inmediatas, pero casi cualquier PLC nos dará una velocidad mucho mayor a la que tenemos de base.

Dividiremos estas pruebas en varios apartados. Por un lado la velocidad que se transmite a través del cable Ethernet, por otro lado la que se consigue vía WiFi y después un último punto donde discutiremos sobre su sensibilidad al ruido en la red eléctrica.

Pero antes de todo queremos dejar claro un detalle, no todos los PLC analizados juegan en la misma liga. Hay modelos de gama más alta que otros y por ende es lógico que consigan mejores resultados. ¿Cómo los diferenciamos? A través del estándar Homeplug y su velocidad máxima teórica. En nuestros modelos encontramos AV500 como el del Devolo dLAN 550 duo+, AV2 que van desde los 600Mbps hasta los 1000Mbps, como los que tenemos en los D-Link o Netgear y tecnología MIMO, con velocidades teóricas de hasta 1200Mbps. Sin embargo estos números son máximos teóricos, muy alejados de la velocidad real que conseguiremos con los PLC.

Si tenemos 300Mbps, ¿por qué no es suficiente con un PLC AV500? Esto ocurre porque en la práctica los PLC nos ofrecen algo menos de un tercio de la velocidad máxima teórica. Si tenemos 100Mbps recomendamos al menos AV500, si tenemos 150Mbps mejor utilizar un AV600 o AV1000 para asegurarse y si queremos extraer la máxima velocidad de los 300Mbps, mejor ir directamente a un AV1200 o AV2000. Pero incluso esta regla no siempre se cumple, ya que en nuestras pruebas hemos visto que algunos PLC como el Devolo dLAN 1200+ consiguen mejores números que otros teóricamente iguales.

Conexión por cable Ethernet

Para comprobar la velocidad obtenida por cable Ethernet, hemos conectado los distintos PLCs en diferentes enchufes y comparado las velocidades obtenidas. Hemos pasado varios tests de velocidad como Fast.com, Testdevelocidad.es o el test de Google, pero para las gráficas hemos acabado optando por un media de los resultados de Speedtest de Ookla, que nos ha proporcionado los resultados más coincidentes.

Si tenemos contratados 100Mbps, con los Devolo dLAN 550 o TP-Link WPA4220 nos quedaremos bastante justos.

El primer test que os presentamos es el utilizado con la red de 100Mbps en un casa de cien metros cuadrados. Tanto el router como el módem están situados en una habitación, la cocina está en una pared contigua, la 'habitación 1' a unos seis metros y la 'habitación 2' a unos siete metros. El salón por su parte es la zona más alejada, a más de diez metros y donde normalmente el WiFi no llega correctamente. En las pruebas hemos utilizado los cuatro PLC más básicos.

Si nos fijamos en la habitación del módem, deberíamos conseguir la máxima velocidad. Esto se cumple en el Netgear PL1000 y en el D-Link P601, pero no así en el TP-Link WPA4220 y en el Devolo dLAN 550, que no logran ofrecernos los cien megas que tenemos contratados.

Al irse a la cocina, el modelo de D-Link es el que mantiene el pulso y como vemos en el resto de pruebas es el que mejor aguanta la distancia. Si nos fijamos en la 'habitación 1', pese a estar más cerca de la habitación del módem que la 'habitación 2' conseguimos peores resultados, debido seguramente a la instalación eléctrica que en esa zona tendrá más problemas.

Ethernet Plc 100mbps

Pasemos ahora a las pruebas en mi casa con una conexión de 300Mbps. Se trata de un hogar pequeño de unos 60 metros cuadrados, aunque incluso aquí observaremos como hay una pérdida de velocidad al alejarnos. Los PLC están pensados para cubrir hogares de hasta 300 metros cuadrados y se añaden tecnologías para evitar las pérdidas con la distancia, pero en la práctica sí habrá una disminución de la velocidad. Ni de lejos tan pronunciada como en el WiFi, pero sí se puede apreciar.

El dormitorio está situado a tres metros de la habitación y el enchufe utilizado del salón a unos siete metros. Pero más que la distancia afecta más el estado de la red eléctrica y en este caso no es la mejor.

En los tests se aprecian claramente dos tipos de PLC, los que tienen interfaz Gigabit y los que no. Los primeros pueden superar la barrera de los 100Mbps, pero los segundos como son el caso del Devolo dLAN 550 duo+ y el TP-Link WPA4220 no lo han logrado. Sin embargo sí nos ha gustado comprobar como pese a no superan los cien megas, tampoco han bajado de ahí.

El Devolo dLAN 1200+ es el único que logra ofrecer los 300Mbps reales tanto en la habitación como en el dormitorio, bajando ligeramente en el enchufe del salón. En el caso del TP-Link WPA8630 la diferencia entre el salón y la habitación no es tan pronunciada, pero los resultados son notablemente más bajos. En un tercer escalón tendríamos el D-Link DHP-P601 y el Netgear PL1000 y ya por último los dos modelos más básicos.

Ethernet Plc 300mbps
El Devolo DLAN 1200+ ha sido el único en aprovechar los 300Mbps. Sin embargo al conectarlo en el enchufe del salón su velocidad ha disminuido y la distancia con el TP-Link 8630P se reduce.

Cada fabricante hace uso de las tecnologías que considera necesarias para mejorar la cobertura, pero en nuestras pruebas el Devolo dLAN 1200+ y su tecnología range+ que utiliza en paralelo tres líneas del circuito eléctrico parece el más eficaz para garantizarnos la máxima velocidad de internet, tanto en la habitación como en el salón. Aunque en esta última zona la diferencia con el TP-Link WPA8630 no es tanta y al final será en las zonas alejadas de la casa donde utilizaremos nuestro PLC.

Sensibilidad al ruido en la red eléctrica

Los PLC hacen uso de la instalación eléctrica para funcionar y por ende cuando utilizamos maquinaria eléctrónica como taladros o secadores, la red PLC puede verse afectada y bajar su velocidad. Es la misma razón por la que no se recomienda utilizar los PLC conectados a una regleta.

Para percibir cómo se comportaban los PLC enfrente del ruido hemos comparado los resultados estándar conectados correctamente con el mismo PLC pero enchufado a una regleta donde a su vez estaba activado un secador a máxima potencia.

Sensibilidad Plc

En todos los casos hemos notado una pérdida considerable de la velocidad, salvo en el caso de los TP-Link WPA4220 y los Devolo dLAN 550. En ese caso se aprecia de nuevo que la conexión Gigabit es la que hace de tapón a la velocidad ya que podemos pensar que esos PLC podrían ofrecernos velocidades más altas.

El modelo de Devolo cae casi un 20%, el de TP-Link un 15%, el de Netgear casi un 35% y el D-Link cerca del 30%. Caídas significativas pero en general se mantienen parejas. Si tuviéramos que destacar un modelo diríamos el de TP-Link, donde además nos encaja con esa idea que hemos ido apreciando que se mantiene bastante estable.

Conexión por WiFi

Para realizar esta comparativa también hemos seleccionado varios PLC con conectividad WiFi. Normalmente son más caros pero la velocidad conseguida no está tan lejos de la que podemos tener con Ethernet.

Los tests han sido realizados en la misma casa y nos hemos centrado en el dormitorio y en el salón. Sin ningún PLC de por medio, en el dormitorio tenemos unos 64Mbps y en el salón 35Mbps. Son datos realmente bajos teniendo en cuenta que partimos de 300Mbps y la casa no es grande. Al conectar los PLC el salto es abismal.

El Devolo DLAN 1200+ logra de nuevo destacar frente a la competencia en nuestros tests WiFi.

El Devolo DLAN 1200+ utiliza al mismo tiempo la banda 2.4GHz y la 5GHz y consigue darnos en el dormitorio los 300Mbps de descarga que tenemos contratado, algo que ni siquiera estando cerca del router con el portátil tenemos. Al irnos al salón de nuevo notamos una bajada notable de la velocidad.

El TP-Link WPA8630 utiliza doble tecnología MIMO y dispone igual de conexión WiFi ac de doble banda, pero sin embargo deberemos elegir una u otra. Si nos vamos a la de 5GHz los datos obtenidos están ligeramente por debajo de los 200Mbps, aunque tal y como habíamos notado en el Ethernet su calidad no disminuye casi nada en la distancia.

Velocidad Descarga Wifi

Si nos vamos al modelo Netgear PL1000, sí es compatible con las dos bandas pero en la de 5GHz hemos tenido algunos problemas de estabilidad. Al elegir la banda 2.4GHz tenemos una bajada importante de velocidad y se queda en unos 90Mbps. Unos números similares a los que ofrece el TP-Link WPA4220 que solo tiene la banda 2.4GHz y por mucho que prometa velocidades de 300Mbps no logramos que sobrepase los cien megas.

La sincronización entre el WiFi del PLC y el de la casa es automática. Algunos PLC cuentan con un botón de sincronización, pero en ningún dispositivo hemos tenido problemas para que el PLC acceda a nuestra red. Como vemos, en los tests el modelo de Devolo DLAN 1200+ ha sido de nuevo el más rápido, seguido del resto de PLCs con acceso a la banda 5GHz.

Cómo configurar un PLC para mejorar la cobertura WiFi

PLC Basics

Si habéis llegado hasta aquí buscando un PLC para vuestro hogar y todavía no sabéis cómo se configura, os recomendamos seguir nuestro tutorial de Xataka Basics sobre cómo configurar un PLC.

El primer paso es sencillo. Debes identificar y conectar el PLC principal a un enchufe cerca del router. Después, con un cable de red que normalmente viene incluido, debes conectar este PLC a una de las entradas del router. Con esto ya tendremos el PLC conectado a internet y por ende la red eléctrica de tu casa también tendrá acceso.

El siguiente paso es conectar el PLC extensor en un enchufe cercano a la zona donde queramos llevar el WiFi o el internet. El único requisito es que ese enchufe pertenezca a la misma red eléctrica que donde está el primero. Puede ser la segunda planta de un duplex, pero no la casa del vecino. Una vez conectados, si el PLC cuenta con luz LED nos indicará en color verde que todo funciona correctamente. En caso que el PLC tenga conexión WiFi a través del botón WPS podemos copiar los datos de nuestra red o directamente utilizar el SSID y la contraseña que el propio PLC nos proporciona.

Mejor PLC: los candidatos

Plc

Para elegir los candidatos a mejor PLC hemos optado por los modelos más populares y vendidos en los principales distribuidores. Hemos intentado abarcar con modelos clave varios tipos de PLC, pero lo cierto es que de una misma gama podemos encontrar distintos modelos con precios muy variables en función de si tienen enchufe, si disponen de WiFi o la velocidad máxima que permiten.

TP-Link es la primera marca que hemos elegido. Por un lado tenemos el modelo TL-WPA4220, con un precio muy competitivo y con conectividad WiFi. Se trata de un PLC AV500 que nos ha servido para ver cómo se comportaban los modelos más básicos. Para apreciar la diferencia, tenemos el WPA8630P, un modelo más avanzado también con WiFi, conexión Gigabit y AV1300. Otras opciones eran el modelo intermedio TL-PA7010, con AV1000 pero sin WiFi o el TL-WPA7510, que sería un punto intermedio entre los dos que hemos elegido.

De D-Link hemos elegido el modelo P601AV con enchufe pero sin WiFi. Es una marca con una larga experiencia en el sector de la conectividad y este modelo tiene un precio muy competitivo. Con un precio parecido pero menos rápido tenemos el D-Link DHP-W311AV con WiFi y en la gama alta encontramos el D-Link COVR-P2502, que ya pudimos analizarlo en su momento.

De Devolo hemos elegido también un modelo más básico como el dLAN 550 duo+ y otro más completo como es el Devolo dLAN 1200+. Son los dos dispositivos más conocidos del fabricante alemán y la elección ha sido sencilla. En el caso de la versión básica hemos apostado por cable mientras que en el popular Devolo dLan 1200+, que al final ha sido nuestro recomendado, tenía tanto WiFi como enchufe.

La cuarta marca ha sido Netgear con su PLW1000-100PES un modelo fácil de encontrar en establecimientos como Amazon o El Corte Inglés y que nos ofrece WiFi, AV1000 y puerto Ethernet Gigabit.

TP-Link 4220

TP-Link TL-WPA4220

Lo mejor Un modelo asequible y bastante fiable para mejorar la cobertura WiFi en partes alejadas de la casa.
Lo peor No dispone de Ethernet Gigabit ni acceso a la banda 5GHz por lo que la velocidad máxima está muy limitada.
Comprar por: 54,99 euros (AV500, WiFi, sin enchufe)
TP-Link AV1300

TP-Link TL-WPA8630P

Lo mejor Un PLC AV2 1300 con WiFi, tres conexiones Ethernet, software cuidado, buena relación calidad/precio y uno de los menos afectados por el ruido de la red eléctrica.
Lo peor La velocidad máxima teórica es muy elevada pero no utiliza la doble banda simultáneamente y no tenemos un PLC tan rápido como lo esperado.
Comprar por: 136 euros (AV1300, WiFi, con enchufe)
D-Link

D-Link DHP-P601AV

Lo mejor Excelente precio, con enchufe y resultados muy estables en las pruebas con 100Mbps.
Lo peor Diseño sencillo, no dispone de WiFi y no está pensado para redes de alta velocidad.
Comprar por: 55 euros (AV1000, no WiFi, con enchufe)
netgear

Netgear PL1000-100PES

Lo mejor Un PLC de tamaño contenido para la velocidad que ofrece.
Lo peor WiFi algo inestable, velocidades por debajo de la competencia y diseño poco minimalista.
Comprar por: 79,90 euros (AV1000, WiFi, sin enchufe)
devolo 1200

Devolo dLAN 1200+

Lo mejor El PLC más fiable. Ofrece la mejor velocidad tanto por cable como en WiFi. Ideal si tienes contratada fibra de 300Mbps.
Lo peor Precio elevado y pierde algo de efectividad en enchufes alejados.
Comprar por: 165 euros (AV1200, WiFi, con enchufe)
Devolo dLAN 550 duo+

Devolo dLAN 550 duo+

Lo mejor Diseño limpio, sencillo y con doble conexión Ethernet. Precio ajustado.
Lo peor No dispone de WiFi y la velocidad ofrecida se queda algo justa.
Comprar por: 63,99 euros (AV500, no WiFi, con enchufe)
Si quieres conseguir la mejor cobertura de red por toda tu casa, nuestra recomendación es el Devolo DLAN 1200+. Aunque el TP-Link 8630P también nos proporcionará buenos resultados a un precio ligeramente menor.

Otros modelos que hemos tenido en cuenta para realizar esta comparativa pero finalmente no han sido incluidos han sido el Tenda P200, aunque para las conexiones más habituales en España se queda muy corto, el Trendnet TPL-408E AV 500, el Linksys RE7000 o el Asus PL-E52P Duo. Todos ellos son opciones válidas para quienes busquen un PLC, aunque no son tan completos y recomendados como los modelos que sí hemos analizado a fondo en esta guía comparativa.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio