Marina Bay Sands: una colosal construcción hotelera cuyo techo tiene el tamaño de un portaviones

Marina Bay Sands: una colosal construcción hotelera cuyo techo tiene el tamaño de un portaviones
15 comentarios

Es uno de los proyectos arquitectónicos más complejos y caros del mundo: Moshe Safdie al cargo, tres gigantescos rascacielos con un techo que los une con unas dimensiones similares a las de un portaaviones. Todo ello construido sobre terreno ganado al mar y un fondo de arcilla que, de no tenerse en cuenta, podría hacer que toda la estructura se viniese abajo.

Marina Bay Sands es el hotel y casino más conocido de Singapur, una construcción gigantesca con museo incluido y cuya construcción fue todo un reto. De hecho, pudo incluso con la crisis financiera de 2008, que no llegó a paralizar la construcción.

Un proyecto multimillonario de dimensiones colosales

Marina Bay Sands I

Un área construida de más de 580.400m2, una altura total de 195 metros y un coste total de 5.7 mil millones de dólares. Estas son las principales cifras del Marina Bay Sands, una de las mayores construcciones en el mundo. Está ubicado en el frente marítimo del distrito financiero de Singapur, en un terreno que se le ganó al mar.

El hotel de lujo cuenta con 2.560 habitaciones, el casino tiene un total de 15.000 metros cuadrados y de su atrio cuelga una lámpara de 40 metros de largo, siete toneladas con 132.000 cristales de Swarovski y 66.000 luces de LED. Todo esto colgado a 12 plantas del suelo.

Más allá de un hotel y un casino, Marina Bay Sands es un gigantesco complejo con restaurantes, un gigantesco museo, casino, teatro, etc. Prácticamente una micro-ciudad de consumo con el fin de atraer turismo a Singapur.

Construirlo supuso grandes retos, y es que las tres torres de los hoteles están unidas por una gigantesca estructura del tamaño de un portaaviones.

El SkyPark, con 340 metros de largo y casi 200 de alto, es la gigantesca terraza del hotel de tres torres
Skypark
Así es el impresionante Skypark.

Esta unión se hace a 195 metros de altura, y en dicho tejado de 340 metros de largo hay jardines, piscinas y el mirador en voladizo más grande del mundo. Recibe el SkyPark: parque, mirador, terraza y mayor mirador del mundo sobre voladizo.

Uno de los grandes retos fue la propia construcción de los hoteles, que tienen una forma curva en uno de los lados de sus torres, por lo que no podía construirse sin un soporte adicional. Para poder construir los pilares de los hoteles fue necesario construir puntales de acero temporales para ir sosteniendo las torres mientras crecían, amén de utilizar cables de tensión (la misma arquitectura que se usa, por ejemplo, en los puentes colgantes) en la parte interna de las paredes.

Museo

El museo, con 60 metros de alto, una galería de 6.000m2 y forma de flor de loto, requirió 5.200 toneladas de acero y, según los ingenieros, "fue como crear un puzle gigante". Cualquiera de las piezas que componían la obra, de ubicarse unos milímetros fuera de lo previsto, ponía en riesgo toda la construcción.

Si bien la construcción fue un reto, los tiempos exigidos lo fueron más aún, ya que estaba previsto crear todo el complejo en apenas tres años, prácticamente la mitad de tiempo que suele requerir una obra de tal calibre. Finalmente, tras varios retrasos, el proyecto se inauguró en 2010, llevando en construcción desde 2006.

Imagen 1 | Someformofhuman

Imagen 2 | Supanut Arunoprayote - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0

Imagen 3 | De Basile Morin - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0

Temas
Inicio