Compartir
Publicidad
Publicidad

La última batalla de la guerra del taxi contra Cabify está siendo en la Feria de Málaga

La última batalla de la guerra del taxi contra Cabify está siendo en la Feria de Málaga
Guardar
129 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lejos de calmarse las aguas en la guerra del sector del taxi contra los servicios que trabajan con VTC (licencia de vehículos de alquiler con conductor), el fuego se ha avivado con el paro que un colectivo de taxistas inició en Malaga. Concretamente se trata de una huelga de los taxistas en protesta de la presencia de Cabify con motivo de la Feria de Málaga.

Un parón que llega tras una huelga el pasado mes de mayo, en la que los taxistas pararon en distintas ciudades españolas en protesta por la actividad de Cabify y Uber. En este caso además también se han registrado daños y actos de vandalismo en la ciudad andaluza, y a falta de reunirse todas las partes afectadas la empresa ya ha emitido un comunicado.

El problema no es la presencia (sólo), es el refuerzo: lo que dicen los taxistas

Si bien este conflicto lleva un tiempo y no parece que éste sea el último episodio, la huelga en este caso es algo más específica y no sólo por la presencia del servicio VTC. El paro se inició la madrugada del domingo debido al desplazamiento de 35 conductores de Cabify de la ciudad de Madrid a Málaga con motivo de la Feria de Agosto, de modo que colectivo de taxistas de la ciudad redujo a un mínimo el número de taxis en servicio, extendiéndose el paro además a los profesionales que operan en el aeropuerto y en la Costa del Sol.

En concreto el número de taxistas se ha reducido a un mínimo de 290 vehículos, según ha especificado AUMAT (Asociación Unificada de Autónomos del Taxi), de un total de 1.432 licencias de taxi que hay registradas en la ciudad.

Lo que pide el grupo de taxistas en protesta es que la flota de refuerzo de Cabify de Madrid vuelva a su base

Lo que piden los taxistas que protestan en este caso es que esa flota de refuerzo de Cabify que se ha desplazado desde Madrid vuelva a su base, como se cita en las declaraciones de uno de ellos que recoge El País. Si eso en concreto se produce, el paro (de momento indefinido) se desconvocaría y este colectivo volvería a ejercer en número y horario habituales.

Como ya explicamos al producirse la huelga en todo el país en el mes de mayo, el colectivo de taxistas argumenta que ha habido un aumento desmedido de concesiones en licencias VTC, además de que según FEDETAXI las apps como Cabify "imponen un sistema que fuerza a los conductores a la precariedad laboral con jornadas de más de 60 horas a la semana, hacerse falsos autónomos o tener que participar en la creación o compra de sociedades que controlan las citadas plataformas".

El refuerzo es totalmente legal: lo que dice Cabify

Como hemos comentado, en el mes de mayo se registraron ya actos de vandalismo hacia los coches de Cabify en el contexto del parón que se produjo por parte de los taxistas durante la Feria de Abril, sin que se supiese la autoría de dichos actos. En esta ocasión Cabify ha denunciado que durante el domingo 13 de agosto y este lunes un total de 15 vehículos de conductores de Cabify y autónomos colaboradores con la empresa resultaron dañados y se agredió a tres de los conductores.

La empresa lo explica en el comunicado que ha enviado con motivo de todo lo acontecido. En él expresan que estos hechos se acompañan de una "huelga no autorizada" de "parte de grupos minoritarios de taxistas" y, con respecto a ese refuerzo que ha sido el interruptor de dicho paro, especifican que "es totalmente legal" y que fue algo "pactado y regulado a instancias del taxi por el Ministerio de Fomento".

Pese a las protestas, Cabify mantendrá el servicio tal y como se había planificado

Es decir, la empresa mantendrá el servicio tal y como había planeado, con ese refuerzo durante la celebración de la Feria respetando el derecho de huelga. Aprovecha para reiterar que según ellos operan de forma legal a través de estas licencias VTC y que también se encuentra dentro de lo permitido el que los vehículos que así operan no estén "obligados a regresar a la base", pudiendo circular a la espera de que tengan que realizar un nuevo servicio.

Mucho por solucionar

Debido a todo esto el Ayuntamiento de Málaga ha reforzado los controles por parte de las autoridades, tras los incidentes registrados y la caravana que algunos taxistas protagonizaron el pasado lunes. También se han reunido con representantes del sector durante el fin de semana en el que se inició la situación, si bien aún no ha habido ningún acuerdo y hay pendientes más encuentros entre los representantes el consejero andaluz de Fomento Felipe López.

A la espera de que se establezca una legislación específica y clara para el ejercicio de estas actividades sin que haya situaciones de desventaja para una u otra parte, no parece que sea ésta la última batalla de este conflicto. De momento en el caso de Cabify no ha tenido que parar su servicio como sí ocurrió con Uber (aunque después volvió con las licencias VTC) aunque fue denunciada por la Federación Profesional del Taxi de Madrid al considerar que la empresa no cumplía con las limitaciones que tienen las licencias de este tipo.

Imagen | Ben Fredericson

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos