Publicidad

De la velocidad a la aventura (ahora, sostenible), así han evolucionado los gustos de los conductores europeos

De la velocidad a la aventura (ahora, sostenible), así han evolucionado los gustos de los conductores europeos
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

No hace falta empaparse de 'Cuéntame' o mirar al pasado a través de las lentes de 'Stranger Things' para darse cuenta de que las carreteras han cambiado una barbaridad desde los años 80. Los sedanes de antaño, auténticos reyes del asfalto, han dejado paso a los todocaminos, evidenciando una evolución en los gustos y las exigencias de unos conductores.

Modelos como el Hyundai Tucson son un claro ejemplo de la clase de vehículos que no eran muy habituales en nuestro país incluso a comienzos de siglo. Y no se trata únicamente de una cuestión de carrocería. Los avances en materia de seguridad y asistencia a la conducción, el uso combinado de motores eléctricos y de combustión y el aprovechamiento del espacio son factores muchísimo más cuidados.

De hecho, el concepto SUV ha cambiado totalmente su planteamiento inicial como vehículo para el campo que también se puede meter en ciudad a justamente la concepción inversa: un vehículo urbano ideal para nuestras tomas de contacto con la naturaleza.

Del sedán al SUV: ¿cómo hemos llegado aquí?

Tucson Hero Motif Driven 4c

Un vistazo a la evolución de las ventas de coches en España durante las últimas décadas basta para visualizar esta tendencia. El segmento de mayor crecimiento durante 2018 fue el de los todocaminos pequeños, con el segmento SUV y sus derivados representando nada menos que el 42% de las ventas anuales. ¿Y quién se ha llevado el mayor golpe? Las berlinas y, sobre todo, unos monovolúmenes que cayeron el 23,4%, lo que representa el descenso más acusado del año.

Un dato: el nuevo Tucson mide 8,5 cm menos de alto que la primera generación

Esta situación contrasta marcadamente con los datos de décadas anteriores. Las cifras de la ANFAC correspondientes a 1999 situaban las ventas de todoterrenos en 94.005 unidades... frente a más de 1.400.000 turismos convencionales. Eran los tiempos en los que eso del Sport Utility Vehicle (SUV) era algo de pelis americanas. Si querías un coche de familia, te comprabas una berlina. Y si había más de dos niños en casa, tocaba un monovolumen. Fin de la historia.

Anfac

Como decíamos, eran otros tiempos. Hoy en día los SUV son un rodillo imparable. Los modelos compactos no han tardado en despachar a hatchbacks y urbanos tradicionales, mientras que los monovolúmenes de toda la vida se encuentran en claro riesgo de extinción.

Se trata de un cambio interesante si consideramos que no hace tanto los todocaminos eran considerados una extravagancia o, como mucho, la clase de coche que se compraría alguien que debe ir al pueblo tan a menudo como a la ciudad. Esos primeros SUV eran coches altos, ruidosos y comparativamente caros. De comprar y de mantener, porque incluso los motores diésel V6 de la época nada tienen que hacer frente a la asistencia eléctrica parcial y los cuatro cilindros con desactivación inteligente del Hyundai Tucson Hybrid de esta.

Pero también son más capaces, muy espaciosos y sorprendentemente cómodos. Poco a poco, más desde los segmentos superiores que al contrario, fueron atrapando al público con sus virtudes mientras limaban sus rústicas asperezas.

Argumentos emocionales, pero también prácticos

Hyundai Tucson 51

En auge de los SUV en detrimento de los sedanes y los monovolúmenes se explica en parte por los cambios en la conducción. Antiguamente se priorizaba el comportamiento en autopista y la velocidad punta. El tamaño, además, era símbolo de estatus. Una berlina grande siempre iba a tener más empaque que un todocamino (o todoterreno, si nos echamos más atrás) que, debido a su gran altura y suspensiones blanditas, se veía perjudicado por unas inercias importantes.

A muchas personas les resulta más cómodo subirse a un SUV que agacharse para introducirse en un sedán

Los SUV actuales son, sin embargo, poco más altos que el típico sedán. La mayoría de sus conductores solo los introducen por pistas forestales ocasionalmente, por lo que no es necesario separar los bajos del suelo de forma exagerada. Además, nuevas suspensiones más robustas e inteligentes les proporcionan el dinamismo propio de un sedán, pero con un habitáculo considerablemente más amplio y mayor capacidad de carga.

Hyundai Tucson 57

Asimismo, esa ligera elevación que tienen los SUV frente al clásico sedán o incluso un monovolumen hace que resulte más cómodo subirse a un SUV que tener que bajar la cabeza y agacharse para hacer lo mismo en otro tipo de vehículo, al tiempo que te proporciona un mejor ángulo de visión para conducir. Aparcar tampoco es un problema, más aún si el coche cuenta con sistemas de asistencia como cámaras y sensores.

A todos estos factores podemos sumar el protagonismo que han ido adquiriendo los hábitos saludables y la cultura ecológica que invita a los urbanitas a buscar entornos naturales alejados de la contaminación para disfrutar en soledad, en pareja o en familia ya sea como escapadas fugaces o temporadas de verano.

Esta claro que la visita al pueblo de familiar ha cambiado de acepción. Numerosos españoles regresan todos los veranos y más de un invierno a las viviendas rurales de sus padres y abuelos, a pesar de que las carreteras que conducen a ellos no siempre están en el mejor estado. También despunta la afición por las salidas al campo o la nieve. Todas ellas son situaciones en las que un sedán (no digamos un monovolumen) no resulta tan práctico como un SUV.

Entretanto, la circulación por ciudad o en vías interurbanas se cuida igualmente en modelos avanzados como el Hyundai Tucson. Este integra el sistema Smart Sense que aglutina distintas tecnologías de seguridad y asistencia a la conducción como frenada de emergencia, detección de cambio involuntario de carril y fatiga del conductor, control de crucero inteligente o reconocimiento de señales, Se trata de un superventas del que se comercializaron 450.000 unidades en Europa durante el mes de agosto de 2018 y que ahora llega con microhibridación. E

Dinamismo de sedán y consumo de compacto con prestaciones todocamino

Hyundai Tucson 55

Como hemos explicado, si los españoles están comprando más SUV que sedanes hoy en día es más que por su estética aventurera. Son más prácticos, ofrecen una mayor polivalencia de uso y, además, son sorprendentemente económicos. Y no era ese el caso cuando empezaron a ponerse de moda con el cambio de siglo. Esas nubes negras de gasóleo mal quemado al arrancar han pasado afortunadamente a la historia.

No solo consume menos, sino que el uso de la tecnología Mild Hybrid permite al Tucson acceder al centro de ciudades con restricción de tráfico

Un gran ejemplo de las mejoras en eficiencia y economía lo encontramos en el Hyundai Tucson Hybrid 48V. No se trata de un híbrido completo, puesto que no permite circular únicamente a fuerza de electrones, pero su hibridación ligera permite a su motor 2.0 CRDI de 185 CV reducir su consumo un 7%, y recorta el mismo porcentaje en emisiones de CO2. Para ello se vale de un acumulador de iones de litio que se carga automáticamente durante el frenado del vehículo.

Hyundai Tucson 59

El sistema híbrido ligero del Tucson, decíamos, no le permite circular sin activar el motor de explosión. Su ahorro llega actuando como motor de arranque, aunque también puede aportar 12 kW de potencia adicionales en caso de necesidad para mejorar el comportamiento del coche cuando así se le exige. Esto es suficiente para conseguir la preciada etiqueta Eco, gracias a la cual el Hyundai Tucson 48V puede acceder al centro de las ciudades con restricciones de tráfico para vehículos con motor de explosión.

Al final, la compra del coche es una decisión que se hace con la cabeza y el corazón. La importancia dada a estos órganos es algo muy personal, pero ahora mismo está claro no hay ningún vehículo con la versatilidad de un SUV. Espaciosos como aquellos todoterrenos de antaño, pero con el consumo de un compacto y el comportamiento en ruta de un sedán, combinan lo mejor de ambos mundos sin tener que hacer sacrificios de ninguna clase. A nadie debería extrañarle que se hayan convertido en la opción predilecta de los conductores.

Imágenes | Hyundai, ANFAC

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir