Un extra de la filosofía Chromebook que no hay que pasar por alto: seguridad sin fisuras

Un extra de la filosofía Chromebook que no hay que pasar por alto: seguridad sin fisuras
1 comentario

La seguridad es una de las cuestiones que más interés suscitan entre los usuarios de dispositivos conectados a Internet, ya sean móviles, tabletas u ordenadores. A medida que depositamos más “responsabilidades” en nuestros dispositivos conectados o en el momento en el que los más pequeños de la casa empiezan a usarlos, surge la inevitable pregunta: ¿son seguros?

Cuando nos abrimos a internet, nos asaltan dudas acerca de un posible “hackeo” de nuestro equipo, leemos noticias sobre ciberamenazas o los efectos de malware del tipo ransomware, que “secuestra” nuestro móvil u ordenador encriptándolo hasta que se pague un rescate. Con todo ello, es probable que nos sensibilicemos de un modo especial frente a los riesgos derivados de una seguridad débil.

El convertible Acer Chromebook Spin 514 de 1,6 Kg presenta una pantalla táctil IPS FHD de 14” mejorada con todas las posibilidades que brinda su bisagra 360º. Cuenta también con autonomía de hasta 10 h, procesador AMD Ryzen basado en arquitectura Zen+, así como hasta 8 GB de RAM y 128 GB de espacio.

Consejo ofrecido por la marca

Chromebooks: la seguridad por sistema

Cuando Google desarrolló el sistema operativo Chrome OS, se adelantó a su tiempo. Un tiempo que es ahora, cuando la tendencia es la de usar más los recursos cloud y menos los del propio dispositivo. Con la proliferación del teletrabajo, sin ir más lejos, se están usando más las herramientas corporativas cloud que las aplicaciones instaladas en nuestros ordenadores. Y lo mismo sucede en educación, donde también se tiende a utilizar herramientas en la nube en detrimento de las instaladas y descargadas en el equipo.

Decimos que Google se adelantó a su tiempo porque Chrome OS y Chromebooks como el Acer Chromebook Spin 514, están pensados para trabajar contra la nube, y además para hacerlo de un modo seguro desde el mismo momento en el que pulsamos el botón de encendido.

Security Meetchromeos 2x
Foto: Google

Cuando hablamos de seguridad, nos referimos a que, incluso cuando accedemos a una web con código malicioso o manejamos una extensión del navegador que se haya “colado” en el repositorio de extensiones para Chrome, el propio sistema “aísla” ese código. No podrá “ver” ni acceder a lo que sucede en otras pestañas del navegador donde estemos, ya sea la banca online o a una red corporativa a la que conectamos a través de una VPN.

Es una tecnología empleada en seguridad llamada “sandboxing” que crea silos de ejecución separados en memoria o niegan el acceso al almacenamiento que no esté empleando la aplicación maliciosa en cuestión.

Sin datos almacenados localmente

Otro vector de seguridad que caracteriza a los Chromebooks y los diferencia de las máquinas Windows o Mac es el escaso o nulo uso que hacen del espacio local. Es cierto que tenemos Chromebooks con 128 GB o más de SSD, aunque generalmente están orientados a un contexto más profesional, donde haya que instalar herramientas Android, Linux o incluso Windows a través del software Parallels.

Por tanto, es muy poco probable que se pierdan datos en los Chromebooks: los que usemos de forma cotidiana estarán sincronizados con servidores en la nube y los que podamos tener en el sistema de archivos local dependerán de aplicaciones de Linux o Google Play.

Chromebook Sin Conexion 1

Y es que recurrir al sistema de archivos para almacenarlos no es una interacción muy habitual con los Chromebooks. Al contrario, los usaremos de un modo más parecido a un móvil que a un equipo Windows o Mac, donde el explorador de archivos o Finder son los protagonistas, mientras que en los Chromebooks el sistema operativo es el navegador.

Arranque seguro y borrado total

Un equipo como el Acer Chromebook Spin 514, ya sea en su modalidad de 64 GB o de 128 GB y, en general todos los Chromebooks, apuestan por un sistema de arranque seguro en el que se impide iniciar el equipo si se encuentran discrepancias en el código. Si algún tipo de malware infectase nuestro Chromebook, reiniciándolo resolveremos la inmensa mayoría de los problemas de seguridad.

En el caso de que algo vaya mal y el sistema no arranque o alerte de posibles amenazas, hacer un borrado completo (powerwash) para restaurar el Chromebook es cuestión de pocos minutos. Muchos menos que lo que tarda en reiniciar Windows o Mac. El arranque de los Chromebooks es también muy rápido, invirtiendo apenas unos segundos en entrar en el menú de usuario y contraseña del sistema.

Linux y Google Play: también separados de otras aplicaciones

En los Chromebooks podemos instalar apps de Google Play como si fuera un móvil, con la excepción de algunas apps que Google no incluye en la tienda de apps para Chromebooks. Estas se ejecutan en sus propios “compartimentos estancos”. Lo que sucede en una app se queda en la app, por decirlo de un modo que se entienda. Es difícil que un malware de una app se apropie de nuestra identidad o nuestros datos en otra con un Chromebook.

Chromeos Linux Beta Setup

Lo mismo sucede para el entorno Linux (beta) que podemos instalar en Chrome OS desde hace algunas versiones. Equipos como el Acer Chromebook Spin 514 con APU AMD Ryzen 3, 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento son adecuados para este tipo de uso avanzado. Para otros menos exigentes, el modelo de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento es suficiente. En cualquier caso, Linux tiene su propio espacio “sandbox”.

Encriptación de los datos: sí, por favor

Los datos que se almacenan en nuestro Chromebook, tales como archivos temporales, cookies o caché, se encriptan automáticamente. De este modo, aunque un código malicioso tome el control, los datos a los que acceda no tendrán valor alguno al ser irreconocibles sin la clave de desencriptado.

Es interesante si pensamos que los Chromebooks, en un momento dado, pueden trabajar sin conexión a internet. De esta manera, los datos que se empleen localmente serán ilegibles aunque alguien se apropie del equipo o un código malicioso consigue acceder a ellos.

Siempre actualizados

La forma de actualizar un Chromebook difiere mucho de la de un ordenador Windows o Mac. Lejos de precisar gigas de espacio y mucho tiempo dedicado a la actualización, los Chromebooks necesitan solo unos pocos minutos para ponerse al día. Se reinician en segundos y la sesión vuelve al punto en el que estuviese en el momento de actualizar el equipo.

Las actualizaciones son, además, automáticas, por lo que no tendremos que preocuparnos sobre si nuestro dispositivo requiere una puesta al día.

Guia Portatiles Chromebook 56

La identidad de usuario: doble factor y contraseña segura

Donde sí que tenemos que tomar una posición proactiva de cara a la seguridad es en robustecer nuestra identidad de usuario. Además, de crear una contraseña segura, con mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales, es recomendable optar por la autenticación de doble factor.

También es interesante que definas una contraseña para el modo de reposo: cuando cierras la tapa del Chromebook o pasa a modo de reposo, al recuperar la sesión puede que el equipo no pida contraseña. Asegúrate de este punto. De hecho, es mejor que apagues completamente el equipo, ya que los Chromebooks arrancan casi tan rápido como salen del estado de hibernación o reposo.

Robustez, localización y control parental: las otras caras de la seguridad

Otros elementos relacionados con la seguridad en los Chromebooks están en aspectos como la robustez física y estructural o en herramientas de software. Por un lado, la sencillez de los Chromebooks es tal que sus componentes electrónicos son menos susceptibles de averiarse en el día a día.

Por si fuera poco, equipos como los Acer Chromebook Spin 514 vienen con certificación de resistencia MIL-STD-810G, que brinda un extra de confianza para manejar el equipo de forma cotidiana. Fortalecer algunos de sus Chromebooks es una buena idea por parte de Acer, pues amplía prestaciones para ciertos usuarios. Más aún, este modelo es compatible con candados Kensington Lock.

Acer Chromebook Spin 514 Agw Ksp03 Large

Al margen de ello, en caso de pérdida o accidente, podremos salir de nuestra cuenta desde el panel de control de Google o acceder a él mediante una conexión de escritorio remoto. Igualmente, recuperar el trabajo en otro Chromebook es, una vez más, cuestión de minutos. Solo hay que acceder con nuestra identidad y recuperar las apps de Google (y/o Linux) que hubiéramos instalado.

Si tenemos que dejar el equipo a otros usuarios en un momento dado, los Chromebooks permiten iniciar una sesión de invitado que se borra automáticamente al cerrarla y no da acceso a los datos de otros usuarios y sesiones iniciadas.

Familylink Meetchromeos 2x

Si hablamos de menores, aplicaciones como Family Link de Google facilitan que se definan reglas de uso y alertas para monitorizar que los más pequeños naveguen sin ciberamenazas o exposición a contenidos o apps inconvenientes. Las opciones son múltiples y muy potentes.

Chromebooks: la seguridad como virtud

Como puedes ver, los Chromebooks son equipos en los que la seguridad raramente será un motivo de preocupación. Google se ocupa de manera proactiva de potenciar esta dimensión en esta gama de productos. Fabricantes como Acer, encima, añaden la seguridad física en forma de una construcción robustecida, como en el caso del Acer Chromebook Spin 514.

Acer Chromebook Spin 514 Agw Ksp06 Large

En otras gamas de producto Acer, también añade tecnologías de autenticación biométrica mediante reconocimiento de la huella dactilar. Los Chromebooks son compatibles con este tipo de tecnologías si el fabricante decide integrarla.

En conclusión: si buscas seguridad, en los Chromebooks viene de serie.

Inicio