Autonomía, peso pluma y otras claves de un equipo para universitarios en la nueva era del e-learning

Autonomía, peso pluma y otras claves de un equipo para universitarios en la nueva era del e-learning
1 comentario

Aula Digital. Campus Virtual. Classroom 2.0. Tutoría online. ¿Os suena? Son los nombres comunes de un sinfín de herramientas nacidas para ayudar a los estudiantes en un periodo complejo, una etapa de cambios. Y es que la era del e-learning es justo ahora. Si bien llevamos años oyendo sobre los cursos a distancia y la formación teleasistida, no ha sido hasta 2021 cuando la transformación, impulsada por necesidad, se ha completado.

Confinados, en clases semipresenciales o incluso en plena movilidad, los equipos portátiles se han impuesto como el modelo esencial en esta nueva normalidad, tanto social como tecnológica.

El ultraportátil convertible Acer Chromebook Spin 513 pesa menos de 1,2 Kg y cuenta con pantalla táctil IPS FHD de 13,3”, autonomía de hasta 13,5 horas, procesador Qualcomm Snapdragon 7c octacore, 8 GB de RAM, 64 GB de espacio y toda la versatilidad que brindan unas bisagras con giro 360º.

El ultraportátil convertible Acer Chromebook Spin 513 pesa menos de 1,2 Kg y cuenta con pantalla táctil IPS FHD de 13,3”, autonomía de hasta 13,5 horas, procesador Qualcomm Snapdragon 7c octacore, 8 GB de RAM, 64 GB de espacio y toda la versatilidad que brindan unas bisagras con giro 360º.

Y lo son por su autonomía, su conectividad inalámbrica (WiFi y 5G), unas reducidas dimensiones y peso que no penalizan el rendimiento, y su versatilidad. Sobre todo, destaca la versatilidad de los equipos 2 en 1 porque proponen una nueva forma de educación digital, una donde lapiceros, pizarras y cuadernos se reemplazan por un panel táctil e intuitivo.

Recibiendo (o dando) clases en cualquier parte

El ecosistema del e-learning ha vivido su mayor transformación durante los últimos meses. Solo hay que recordar cómo la aplicación Zoom pasó de ser una gran desconocida —aunque con 10 millones de clientes diarios al término de 2019— a estar en boca de todas las conversaciones y ascender hasta los 350 millones de usuarios registrados.

En la actualidad, Google Classroom es una herramienta imprescindible para el seguimiento de muchos estudiantes de Bachillerato, donde los profesores suben pruebas académicas, mantienen una comunicación directa con los alumnos y califican a miles de ellos. Los campus universitarios no se han quedado atrás, ni mucho menos. Las principales instituciones del país cuentan desde hace años con herramientas virtuales para la gestión de clases online, seguimientos académicos, entrega de trabajos y hasta las tutorías de los TFG.

Acer

Existen otras alternativas, por supuesto. En ciertos grados tecnológicos se está recurriendo a plataformas como Udemy, Canva o Tutellus para programar cursos, ya que permiten construir un “aula virtual” con muy pocos pasos y sin la preocupación de la desinfección de los pupitres o la escasez de aforo: el curso queda registrado y quien desee se inscribe y elige su propio horario de formación.

Todas las herramientas son bienvenidas. Opciones no faltan en un momento donde es imprescindible pensar en el futuro y normalizar así los nuevos procesos educativos.

Y, para ello, conviene contar con dispositivos sencillos, ligeros y económicos que no penalicen al estudiante, sino que ofrezcan posibilidades en cuanto a conectividad, tanto inalámbrica —aprovechando al máximo las redes no solo con chip WiFi, sino también con 4G LTE— como alámbrica, sacando el máximo partido a los últimos protocolos de los puertos USB tipo C y USB 3.2 tipo A. El Acer Chromebook Spin 513, como veremos más adelante, cumple con todo ello.

Un equipo multipropósito

Spin513 2 Elearning

Dicen que algunos cambios hay que forzarlos para verlos implementados. En España, hemos sido un tanto rezagados en cuanto a transformación digital.

Por ejemplo, al inicio del curso 2020-2021, el 6% de los hogares no contaba con los suficientes recursos para trasladar las clases al ecosistema digital. En ese curso, el 10 % de los alumnos no pudo mantener una comunicación con sus profesores. Frente a ello, una herramienta competente pone las cosas mucho más fáciles. La necesidad crea el órgano, reza el lema.

El Acer Chromebook Spin 513 es un equipo con unas especificaciones idóneas para este escenario. Poco más grande que un folio, este ultraportátil integra la versatilidad de una tablet (una IPS FHD de 13” protegida con Gorilla Glass, nada menos) con la competitividad de un portátil de empresa. Con 13,5 horas de autonomía, avanzada cámara web, un peso inferior a 1,2 kg para una relación pantalla-cuerpo del 78 %, este convertible aglutina todo lo que un estudiante puede necesitar para meter en su mochila.

Qecsufgtxe3frnneugwq Hjqrbsp58kp11bl

Pero el Acer Chromebook Spin 513 es, ante todo, un Chromebook. Es decir, un ordenador pensado para trabajar contra la nube. Su sistema operativo, Chrome OS, no es solo el segundo más usado en el mundo, es también el más seguro e intuitivo —el conocimiento informático para comenzar a usarlo es prácticamente nulo—.

La razón es sencilla: en vez de actualizarse a través de los permisos del usuario, se ​actualiza cada seis semanas mediante un mantenimiento automático,  sin tener que andar realizando validaciones, de manera que garantiza el máximo rendimiento en todo momento.

Este tipo de equipos son los más populares del sector educativo: más de 40 millones de estudiantes los utilizaban solo en 2019 y según el último reporte de Canalys, durante 2020 se vendieron al menos 30,6 millones de Chromebooks. Canalys remarcaba que 2020 fue el año de los convertibles y las tabletas, con unas ventas de 160 millones de unidades, un 28 % respecto al año anterior.

En cuanto a las posibilidades para trabajar, este equipo cuenta con los servicios de Google integrados. Desde las presentaciones de Meets hasta las hojas de cálculo de Sheets, pasando por los formularios para encuestas y el propio navegador Chrome 90 (con reproductor de audio y vídeo), el disco duro en la nube (Drive) o las herramientas para dibujar, realizar data studios o integrar la agenda con cualquier dispositivo IoT a través de Google Calendar y Google Assistant.

Chromebook

Decenas de universidades han implementado herramientas de la educación STEM para orientar sus grados más hacia pruebas prácticas y trabajos colectivos y menos hacia la vieja educación de manual, subrayando y memorizando. Un portátil como el Chromebook Spin brinda ambas opciones: cuenta con la suficiente potencia para cargar aplicaciones como FreeCAD o las aulas de Edmodo y su pantalla táctil posibilita la toma de capturas, el subrayado de apuntes y más funciones para dibujar o corregir (y, por descontado, descansar viendo alguna serie en streaming).

Decía John Dewey que “la educación no es preparación para la vida; la educación es la vida en sí misma”. Quienes estén actualmente formándose tal vez no presten atención al porvenir, sino al obvio presente, pero la calidad de su formación será clave en aquel. Si contamos con las herramientas necesarias para ello estaremos en posición aventajada desde la cual mirar a esta era del e-learning que más que novedad será tradición.

Portada | Unsplash (Ivan Aleksic). Imágenes de Acer y Anete Lūsiņa

Inicio