Spotify sacrifica a Neil Young por un antivacunas: una decisión clave para su futuro editorial

Spotify sacrifica a Neil Young por un antivacunas: una decisión clave para su futuro editorial
233 comentarios

Neil Young, el mítico cantautor, compositor e intérprete de clásicos como 'Heart of Gold' en solitario o con bandas como Buffalo Springfield o Crazy Horse, ha entrado en conflicto a sus 75 años con la plataforma de streaming musical más poderosa del momento, Spotify. El motivo: un ultimátum del músico en el que decía que no quería compartir espacio con el polémico podcaster antivacunas Joe Rogan, hasta el punto de declarar "O Rogan o Young. Pero los dos no". 

Y Spotify ha tomado una decisión relativamente inesperada.

Pero... ¿quién es Joe Rogan? Desde 2009, el podcaster (famoso previamente por presentar el programa 'Fear Factor') conduce el programa 'The Joe Rogan Experience'. En septiembre de 2020 se convirtió en un contenido exclusivo de Spotify, que pagó una cantidad estimada de cien millones de dólares por la primicia. Las acciones de Spotify se dispararon un 7% cuando se hizo público el anuncio, y a la vez desaparecieron algunos de los episodios más controvertidos del programa hasta entonces, en los que Rogan entrevistaba a personalidades de la derecha estadounidense, como Alex Jones, Milo Yiannopoulos, Gavin McInnes o Chris D'Elia.

No es la única polémica: Spotify tuvo que salir a defender a Rogan cuando entrevistó en uno de sus episodios a la autora Abigail Shrier, acusada de tránsfoba (y que acaba de publicar en España su polémico 'Un daño irreversible'). Y en enero de 2022, 270 profesionales estadounidenses publicaron una carta abierta en la que calificaban a Rogan de "peligro para la salud pública", pidiendo a la plataforma que pusiera en marcha un aparato de contra-información para amortiguar los muy escuchados episodios de Rogan dedicados al COVID.

La reacción de Neil Young. Young posteó a principios de semana en su web una carta abierta (hoy desaparecida) en la que anunciaba su deseo de retirar su música de la plataforma, que ha estado "difundiendo información falsa sobre vacunas" al dar cabida a podcasts como 'The Joe Rogan Experience'. Pocos días después, su música ha desaparecido prácticamente en su totalidad, dejando algunas listas de reproducción como el 'This Is Neil Young' de la propia Spotify hechas un auténtico solar. Solo han sobrevivido algunos bootlegs sobre los que el artista y su sello no tienen control.

Spotify adujo que tienen "una gran responsabilidad a la hora de encontrar un equilibrio entre la seguridad para los oyentes y la libertad de los creadores", y afirma haber eliminado 20.000 podcasts relacionados con el COVID desde el inicio de la pandemia. La respuesta de Young no se ha hecho esperar, y ha publicado en su web una carta en la que afirma que la plataforma se ha convertido en "una fuerza muy dañina debido a la desinformación y sus mentiras sobre el COVID"

La postura de Rogan con el COVID. El podcaster, de ideología abiertamente libertaria, siempre ha sido escéptico con todos los temas vinculados al COVID, y especialmente crítico con los recortes de libertades que ve en cuestiones como el pasaporte COVID. Llegó a ser criticado por la Casa Blanca por sus puntos de vista sobre la vacunas y fue responsable indirecto de un pico de hospitalizaciones entre sus oyentes cuando afirmó que se estaba tratando de su propio contagio del virus en septiembre de 2021 con ivermectina.

La polémica relación de Rogan con el COVID, no exactamente un negacionista de la pandemia, sino más bien un crítico muy peculiar de las medidas que se han tomado contra ella, llegaron a cierto pico con el episodio 1757 del programa, donde el invitado fue el Dr. Robert Malone. Malone (cuya cuenta en Twitter fue cerrada por difundir desinformación sobre la pandemia) comparó las medidas anti-COVID con el Holocausto. Su condición de virólogo y experto le da cierto aire de autoridad muy problemático, ya que en sus opiniones se dan cita los datos rigurosos y la locura conspiracionista.

Spotify, más cerca de la labor editorial. La principal crítica que suscita la decisión de Spotify de retirar el catálogo de Neil Young está en el paso que da Spotify hacia la edición de contenidos basándose en supuestos ideológicos, más allá de la lógica prohibición de contenidos de odio universalmente asumidos como dañinos. Spotify tiene un largo historial de tanganas con artistas, pero casi siempre motivados por temas económicos.

Esta es la primera vez que Spotify tiene que tomar una decisión de este calado al margen de cuestiones contractuales y ha optado por un polémico creador lindante con el antivacunismo antes que por un valor seguro de su catálogo musical (que muy posiblemente, traía muchos menos ceros a la cuenta corriente de la plataforma). La discusión en torno a la censura, los valores que hay que proteger e incluso el legado de un músico histórico están sobre la mesa, pero es difícil pensar que Spotify vaya a tomar decisiones que le distancien demasiado del beneficio económico directo.

Imagen: NRK P3

Temas
Inicio