Compartir
Publicidad
Huawei Nova 4, primeras impresiones: decididamente, la pantalla agujereada convence más que el 'notch'
Móviles

Huawei Nova 4, primeras impresiones: decididamente, la pantalla agujereada convence más que el 'notch'

Publicidad
Publicidad

Durante el reciente CES 2019 de Las Vegas tuvimos la oportunidad de probar el Huawei Nova 4, un móvil de gama alta económica que añade triple cámara, diseño en cristal y el procesador Kirin 970. Pero no son estas características las más destacadas, sino su pantalla con un agujero en la esquina superior para habilitar la presencia de la cámara frontal.

El Huawei Nova 4 es el primer smartphone del fabricante chino con pantalla agujereada. Una alternativa al 'notch' que después de probarla durante un buen rato en la feria, podemos decir que nos ha ofrecido sensaciones mucho mejores de las que hemos tenido con la muesca habitual.

Estas son nuestras primeras impresiones del Huawei Nova 4, un móvil que repite varias tecnologías vistas en los últimos modelos de la marca y nos anticipa un diseño que con toda probabilidad veremos en muchos de los nuevos móviles de 2019.

Huawei Nova 4, características técnicas

Huawei Nova 4

Pantalla

6,4" FullHD+ IPS con agujero de 4,5mm

Procesador

Kirin 970

Memoria

8GB / 128GB

Cámara trasera

48/20MP, f/2.2 + 16MP, f/1.8 + 2MP, f/2.2 (bokeh)
Vídeo slow-motion hasta 960fps, EIS

Cámara frontal

25 megapíxeles, f/2.0

Batería

3.750 mAh con carga rápida

Dimensiones y peso

157 x 75.1 x 7.77 mm
172 g

Software

Android 9.0 Pie
EMUI 9.0.1

Otros

Lector de huellas trasero, LTE, WiFi, GPS/GLONASS, USB tipo C, BT 4.0

Huawei sigue apostando por su habitual cuerpo de cristal

Diseno Nova 4

Cuando tenemos en mano el Huawei Nova 4 nos da la sensación que estamos ante una versión moderna del Huawei P20 Pro, aunque creemos importante señalar que por sus características se encontraría ligeramente por debajo de este.

El diseño del Nova 4 es totalmente de cristal, con una estéticamente prácticamente idéntica a lo visto en la marca durante el año pasado. En el stand se encontraba el modelo en color negro y otro modelo con un degradado de tonos azulados realmente llamativo. Y es que Huawei sigue apostando por estas tonalidades que tan buenas críticas ha recibido.

En la parte trasera se encuentra el lector de huellas y la cámara trasera con sus tres sensores. Dos de ellos están unidos y sobresalen ligeramente, mientras que el tercero queda mejor integrado en el cuerpo del dispositivo. Por delante es prácticamente todo pantalla; marcos muy reducidos y un excelente trabajo de compactación. Aspecto donde por el momento Huawei parece llevar la delantera.

Nova 4 Black
La construcción del Nova 4 es similar a otros modelos de Huawei, con un diseño de cristal muy cómodo en mano y donde únicamente la cámara trasera sobresale. Parecido al Huawei P20 Pro pero donde en vez de reducir el tamaño se ha aumentado la pantalla.

En mano se siente muy bien y ligero. Es algo resbaladizo por su construcción, pero no desliza fácilmente por la mesa. En la parte inferior tenemos USB tipo C y sobre el jack de 3.5mm, finalmente se ha decidido no incluirlo.

El agujero en la pantalla queda muy limpio

Tanto el Honor View 20, que también hemos podido probar, como este Nova 4 incorporan un pequeño agujero de 4,5 milímetros en la esquina superior izquierda. Un espacio donde va ubicada la cámara frontal y de la misma manera que el 'notch', si ponemos un fondo de pantalla oscuro será difícil de apreciar.

A diferencia de aquel, con la pantalla agujereada tenemos una experiencia bastante más agradable. Al menos en el caso del modelo de Huawei. ¿Por qué? Principalmente por la parte de pantalla que ocupa. El agujero se come parte de la barra de estado, pero al tener un tamaño suficiente reducido no corta la parte que corresponde al resto de pantalla. Huawei simplemente alinea los iconos como la hora a un lado pero las aplicaciones no se ven tan afectadas. Si bien, al girar el móvil o tener aplicaciones a pantalla completa ocurre que nos encontramos ese punto negro, es una situación menos problemática ya que no interfiere tanto.

Dsc09699

La cámara frontal queda por debajo del cristal de la pantalla, por lo que no sobresale. De hecho, al estar así se consigue no poder rayarla directamente. Huawei nos explica que la lente queda más limpia con esta nueva implementación.

Tenemos un panel IPS de 6,4 pulgadas y resolución FullHD+ de 2310 x 1080 píxeles. Con esta nueva solución de la pantalla agujereada, Huawei da otro paso en la optimización del tamaño y se alcanza un ratio del 86,3%, un número proporcionado por GSMArena y superior al de un buque insignia como es el Huawei P20 Pro y su 82%. Aunque todavía inferior al alcanzado por la serie Mate 20.

Pese a que no pudimos probarla en exteriores, la calidad de la pantalla nos pareció muy correcta. Un buen nivel de brillo y colores equilibrados. Sin estar ante un panel que enamore en primera instancia, sí parece una pantalla a la altura de la gama alta económica.

Agujero Navegador En aplicaciones como el navegador, el agujero en la pantalla queda justo en la parte superior que no interfiere con el contenido.
Sea por el tamaño más pequeño, por su posición o porque nos permite ver lo que hay alrededor, este agujero en la pantalla me ha resultado bastante más agradable que el 'notch'.

Personalmente no he sido gran fan de la muesca en la pantalla, pero con este agujero en la pantalla he vuelto a reencontrarme con la idea de reducir los marcos colocando la cámara frontal dentro de la pantalla. El 'notch' nos rompía la simetría. Y aunque este agujero también lo hace, está rodeado por pantalla y los marcos del dispositivo vuelven a ser más "limpios".

Algunos fabricantes lograrán reducir más los marcos que otros, pero esta técnica del agujero puede facilitarles bastante las cosas. Además está el hecho de poder ocultarlo de manera muy sencilla al colocar la barra de estado en color negro. Es por tanto una cuestión de tamaño y colocación.

Los paneles 'Infinity-O' son el siguiente paso en la búsqueda del móvil todo pantalla. Si los móviles de este año empiezan a incorporarlas, como parece que ocurrirá, estaremos posiblemente ante un avance en la buena dirección.

El rendimiento del Kirin 970 llega a nuevas gamas

Software Nova 4

En términos de rendimiento, Huawei ha decidido colocar este nuevo Nova 4 a la altura de sus buques insignia del año pasado. En el interior encontramos 8GB de memoria RAM y 128GB de almacenamiento junto al procesador Kirin 970, el mismo chipset de los Huawei P20.

Como ya pudimos experimentar a fondo, es un procesador que cumple muy bien en todo tipo de situaciones aunque seguimos prefiriendo la fluidez que nos da su rival, el Snapdragon 845. Para la batería cuenta con 3.750 mAh y carga rápida, aunque evidentemente no hemos tenido la oportunidad todavía de probar este apartado. Para ello os emplazamos al análisis que podremos realizar si Huawei decide internacionalizar este dispositivo.

Gestos

A nivel de software, el Nova 4 venía con Android 9.0 Pie y la versión EMUI 9.0.1. Eso sí, por el momento solo pudimos probar la versión en chino, ya que el móvil todavía no ha sido anunciado fuera de su país de origen. La fluidez era correcta y el aspecto era básicamente el mismo que hemos visto en otros terminales de la marca. La cantidad de aplicaciones preinstaladas era bastante alta y pudimos probar varios de los gestos como el toque con los nudillos para capturar la pantalla.

La mayoría de las aplicaciones de Huawei venían adaptadas al agujero de la pantalla, aunque en varias de ellas simplemente lo que ocurría es que donde está el agujero no hay nada de información relevante. Hay una diferente con el 'notch' y es que gracias a que el borde del agujero sí muestra información, es posible conocer más fácil qué parte es la que se está ocultando.

Triple cámara trasera y 25 megapíxeles para el agujero

Back Huawei Nova 4

La serie Nova es la siguiente de Huawei en apuntarse a la triple cámara trasera, pero en este caso viene con una versión recortada de la que nos encontramos en los flagships. El sensor principal viene con 48 megapíxeles y apertura f/1.8, mientras que la secundaria es un gran angular de 16 megapíxeles y apertura f/2.2. Finalmente, justo encima del flash y de manera separada está la tercera cámara con un sensor de 2 megapíxeles para proporcionar el modo retrato. También existe una versión cuya cámara principal es de 20 megapíxeles.

La triple cámara se expande por nuevas gamas de Huawei. Aunque no todas son de la misma calidad.

Más allá de algunas fotos esporádicas al stand, no pudimos probar la cámara con suficiente precisión como para daros algunas conclusiones. Dicho esto, las primeras sensaciones eran buenas. Con un enfoque rápido y colores bastante conseguidos. El rango dinámico nos pareció algo justo, pero son sensaciones que hasta el análisis no podremos corroborar.

Lo que sí estuvimos mirando es cómo afectaba el agujero a la aplicación de cámara. Por un lado está el modo vertical, donde el agujero queda oculto por la barra de estado negra. Por otro, si colocamos la cámara en horizontal y formato más panorámico, entonces tenemos el agujero en la esquina. Lo bueno es que no corta la imagen y por el reborde del agujero seguimos viendo la cámara. No es la solución ideal, pero interfiere menos que el 'notch' situado en el centro.

Camara

La cámara del Huawei Nova 4 viene acompañada de inteligencia artificial, grabación de vídeo 4K, slowmotion a 960fps y múltiples efectos de imagen como filtros, los Qmojis y fotografía en tres dimensiones, una que consiste en realizar un pequeño vídeo y después genera una imagen que podemos mover a nuestro antojo.

Para la cámara frontal ubicada en el agujero, tenemos un sensor de 25 megapíxeles y apertura f/2.0 que funcionaba sin mayor misterio. Nos hicimos un par de selfies rápidos y el nivel de detalle era bueno.

Huawei Nova 4, un buen anticipo de lo que se espera para este 2019

Nova 4 Azul

El Huawei Nova 4 es un móvil que todavía no ha sido anunciado para España ni Latinoamérica. Sin embargo representa la expansión de las tecnologías que vimos el año pasado en una gama que tradicionalmente se ha situado ligeramente por debajo de los Huawei P y Mate.

Estamos por tanto ante un gama alta que añade su sello de identidad como la triple cámara con IA o el diseño de cristal, pero tenemos una de cal y otra de arena. Por un lado no se nos da el último procesador Kirin, no incorpora la triple cámara más avanzada, no se apuesta por los mejores paneles AMOLED y su batería se queda algo por debajo de lo que ya ha mostrado Huawei. Son pequeñas concesiones razonables.

En el lado positivo tenemos un diseño más optimizado, con una apuesta por el agujero en la pantalla que no sabemos si repetirán para sus próximos buques insignia, pero ofrece una experiencia bastante más convincente de la que teníamos antes. Veremos si Huawei decide darnos más detalles en el próximo Mobile World Congress.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio