Publicidad

Google Pixel 4a, primeras impresiones: Google vuelve a la carga por la calidad/precio con un móvil compacto y referente en fotografía
Móviles

Google Pixel 4a, primeras impresiones: Google vuelve a la carga por la calidad/precio con un móvil compacto y referente en fotografía

La experiencia Pixel a mitad de precio. Ya está aquí el Google Pixel 4a y hemos tenido la oportunidad de probarlo durante unos días para contaros qué nos ha parecido. Un teléfono muy recomendable, con un trabajo de compactación y un apartado fotográfico sin rival en su rango de precio.

"Ha sido una montaña rusa traer este teléfono al mercado" explican desde Google. La crisis sanitaria afectó a su cadena de suministro y eso ha provocado que llegue con retraso. Pero la espera vale la pena; este Pixel 4a es un perfecto candidato de móvil compacto, con buen rendimiento y una cámara de grandísimo nivel.

Ficha técnica del Google Pixel 4a

Google Pixel 4a

Dimensiones y peso

144 x 69,4 x 8,2 mm
143 g

Pantalla

OLED 5,81" FullHD+
2.340 x 1.080px, 19,5:9

Procesador

Qualcomm Snapdragon 730
Adreno 618
Módulo seguridad Titan M

RAM

6 GB LPDDR4X

Almacenamiento

128 GB

Cámara trasera

12,2MP Dual Pixel
f/1.7, 1,4μm, EIS, OIS
Vídeo 4K/30fps

Cámara frontal

8 MP, f/2.0, 1,12μm

Batería

3.140 mAh
Carga rápida 18W

Conectividad

Wi-Fi 802.11ac, MIMO, Bluetooh 5.1+LE, NFC, GPS, GLONASS, Galileo, QZSS y BeiDou.

Audio

Altavoces estéreo
2 micrófonos
Reducción de ruido
A2DP (códecs HD: AptX, AptX HD, LDAC y AAC)

Otros

USB Tipo C 3.1, jack audio 3.5mm, lector de huellas trasero

Precio

389 euros

Un diseño ideal para los amantes de los teléfonos compactos

Pixel 4a Color

Google ha decidido que este año no habrá modelo XL. El Google Pixel 4a será un modelo único, con su panel OLED FullHD+ de 5,81 pulgadas y agujero en pantalla. Es un teléfono pequeño y perfectamente manejable con una mano. Al contrario que generaciones pasadas donde los marcos estaban muy presentes, en esta ocasión alcanzamos esa relación de tamaño compacto y pantalla relativamente generosa que muchos usuarios buscaban.

La sensación con el Pixel 4a en mano no podía ser mejor. Llevo solo unos pocos días con él, pero a su lado el resto de móviles me empiezan a parecer demasiados pesados. A esta experiencia también ayuda que estemos ante un móvil ligero, con 143 gramos. Google apuesta por un cuerpo de policarbonato en su totalidad, con un color negro mate bastante limpio.

El tacto es suave y el aspecto es bastante sobrio. Las líneas están claramente inspiradas en el Pixel 4 y el Pixel 4 XL, salvo que el Pixel 4a se olvida del 'notch' para apostar por el agujero en pantalla, lo que creemos que encaja perfectamente con la idea de teléfono compacto. Como contrapartida, eliminar el 'notch' ha supuesto que el Pixel 4a pierda el reconocimiento facial de sus hermanos. Uno de los distintos sacrificios de cara a reducir el precio del terminal.

Pixel 4a
Utilizar el Google Pixel 4a es una delicia, con esa relación de tamaño verdaderamente compacto y pantalla generosa que muchos usuarios estaban esperando.

En la parte trasera tenemos un lector de huellas físico. Es rápido y preciso, aunque difícil de encontrar hoy en día ya que los fabricantes cada vez más apuestan por lectores integrados en pantalla o laterales. Funciona bien, pero ya nos hemos adaptado a otras zonas y es más cómodo.

Pixel 4a Diseno

El módulo de cámara que aloja el sensor principal junto al flashLED es un módulo cuadrado con puntas redondeadas, lo que se conoce como 'squircle' en inglés. El terminal baila muy ligeramente ya que el módulo sobresale, pero no diríamos que afecta a su uso. Otro elemento característico del Pixel 4a es su botón de apagado/encendido en color blanco, que contrasta con el color negro del móvil. Más allá de su aspecto, el clic es algo tosco. En la parte inferior tenemos el puerto USB tipo C y el altavoz mientras que en la parte superior encontramos el otro altavoz y el jack de 3.5mm, desaparecido en los Pixel 4 y que este modelo recupera.

El Pixel 4a renuncia a la tasa de refresco de 90 Hz pero tampoco la echamos de menos. Estamos ante un panel OLED correcto, quizás con un brillo algo escaso pero sin grandes problemas de degradación. La respuesta táctil es buena y nos ofrece la posibilidad de aprovechar el modo oscuro y la pantalla siempre activa.

Google no necesita el mejor procesador para ofrecer un rendimiento fluido

Pixel 4a Xataka

Quizás serán los 6 GB de RAM, porque este Pixel 4a tiene un rendimiento notable pese a tener un chipset humilde.

El Pixel 4a llega con el procesador Snapdragon 730 junto a 6 GB de memoria RAM LPDDR4. Se trata del mismo chipset que hemos visto en terminales como el Redmi Note 9 Pro o el Samsung Galaxy A71, pero el rendimiento no tiene nada que ver con el de estos. Uno podría echar en falta la inclusión del Snapdragon 765G, pero lo cierto es que el Pixel 4a va como la seda.

Las aplicaciones, los menús, las animaciones e incluso manteniendo varios juegos en segundo plano, la gestión que hace el Pixel 4a de sus posibilidades son excelentes, sin prácticamente ningún tirón notable.

Software Pixel

En algunos aspectos como a la hora de abrir aplicaciones pesadas sí puede llegar a notarse que no estamos ante un chip de gama alta, pero en la mayoría de ocasiones el rendimiento es sobresaliente. Habrá que ver si con el paso de las semanas mantiene este notable nivel.

Algunos de los benchmarks más populares no están disponibles en Google Play para instalarse en este Pixel 4a, pero los hemos descargado manualmente para ofreceros los resultados.

Benchmarks Del Pixel 4a Benchmarks del Google Pixel 4a: Geekbench 5, PcWork 2.0 y 3D Mark SlingShot Extreme.

Para el almacenamiento contamos con 128 GB, que Google considera suficiente para complementar su oferta en la nube. Contamos con NFC, buena conectividad, dos altavoces estéreo que ofrecen un sonido de gran nivel y una batería de 3.140 mAh.

Bateria Pixel 4a A falta de más pruebas, la autonomía del Pixel 4a no se nos antoja tan corta como podrían indicar sus cifras de batería.

Quizás se nos antoja una cantidad algo justa, pero debemos recordar que tenemos un panel de 5,8 pulgadas. En nuestra corta experiencia hemos podido ver como aguantaba hasta el final de la jornada, pero preferimos dejar para el análisis una conclusión más próxima a lo que puede ofrecernos esta batería.

Solo una cámara, pero qué cámara

Pixel 4a 10

El Pixel 4a llega con una sola cámara. Con un sensor, el mismo que el del Pixel 4, con 12 megapíxeles, tecnología Dual Pixel, estabilización óptica de imagen y una lente de apertura f/1.7.

¿El resultado? Sensacional, pero limitado. Sí, las fotos del Pixel tienen un detalle excepcional y la cámara no suele fallarnos en casi ninguna situación. Pero también es verdad que los distintos fabricantes nos han acostumbrado a tener varios sensores y lo cierto es que sí se echa de menos. No tenemos gran angular ni zoom.

Img 20200802 112304 La cámara del Pixel ofrece imágenes con tonos variados e intensos, sin caer en la sobresaturación excesiva. En esta escena, los distintos tonos de verdes están bien representados.
Img 20200802 110652
Img 20200801 114843
Img 20200802 082729
Img 20200802 081954 Cuando otras cámaras suelen dar problemas con el enfoque, el Pixel 4a casi siempre acierta a la primera.
Img 20200802 181727 El HDR+ del Pixel 4a tiene margen de mejora en la cantidad de luz y el detalle en sombra. Los tonos son fieles, pero tiende a imágenes más oscuras.
Detalle Pese a disponer de únicamente 12 megapíxeles, la cantidad de detalle que capta la cámara del Pixel 4a es muy elevada.
Modo Nocturno La fotografía nocturna del Pixel 4a es impresionante para su rango de precio, con un nivel de precisión asombroso en color, detalle y luz. Con el modo nocturno (derecha) es capaz de ir un paso más.
Img 20200801 142831
Img 20200802 222112 La mayoría de cámaras arrojan tonos naranjas en esta escena, no así el Pixel 4a que logra reproducir bastante color y detalle.

El procesado de Google que vimos en su gama alta llega al Pixel 4a sin ningún tipo de cambio. Contamos con el modo HDR+, Visión Nocturna, astrofoto y retrato, este último con un efecto de desenfoque bastante agresivo.

Modo Retrato El modo retrato es natural y efectivo, pero la falta de una segunda lente se deja notar en ocasiones.

Las imágenes ofrecen unos colores intensos, buenos degradados, una gestión de la luz excelente y la velocidad de captura es buena. Sí es cierto que se nota que el procesado de la imagen una vez realizada es algo lento. Pero el resultado bien lo merece. La cámara del Pixel 4a es quizás la mejor que podemos encontrar hoy en día en un móvil de menos de 400 euros.

La cámara frontal de 8 megapíxeles saca pecho con su buen procesado, pero aquí no notamos una superioridad tan plasmada como sí ocurre con el sensor trasero.

Img 20200802 181331 La cámara frontal del Pixel hace buenas fotos, pero en su rango de precio encontramos alternativas mejores.
Img 20200802 222013 La buena gestión de la luz y los colores también se aprecia en la cámara frontal, pero el detalle y enfoque cae enormemente.

A nivel de vídeo, el Pixel 4a se queda algo corto, teniendo limitada la grabación a resolución 4K y 30fps y ofreciendo un resultado simplemente correcto.

Google vuelve a por el trono de la calidad/precio con este Pixel 4a

Google Pixel 4a

Este 2020, Google ha cambiado su estrategia. Mientras el Pixel 4 cuesta 659 euros y el Pixel 3a XL 479 euros, este Pixel 4a que en muchos aspectos es una compra más interesante llega por 389 euros a España. Más caro que los 349 euros con los que llega a otros países europeos como Francia o Alemania.

Tenemos un panel OLED con agujero en pantalla, misma RAM, misma cámara, batería correcta y un procesador algo más avanzado que el año pasado. Si buscamos un teléfono compacto, bien optimizado y con una cámara top, este Pixel 4a mantiene la esencia de la gama Pixel pero por fin se ofrece a un precio competitivo.

Google ha dado en el clavo con el Pixel 4a: un diseño compacto ultra manejable, rendimiento fiable con el sello de Android puro y la excelente cámara de los Pixel. Llega tarde, quizás demasiado, pero el resultado merece la pena.

Google ha hecho recortes para reducir el coste, como con el lector de huellas, el reconocimiento facial, no incorporar un sensor extra o quedarse en el chipset Snapdragon 730 cuando ya hay otros disponibles, pero la ventaja del Pixel 4a es que los elementos elegidos encajan muy bien y la experiencia con el teléfono es excelente. Es un tamaño pequeño, pero además tiene bordes reducidos. Es un gama media en potencia, pero el software está muy bien optimizado y solo tiene una cámara, pero es fiable y efectiva. Todo esto combinado y además a un precio por debajo de los cuatrocientos euros, convierten al Pixel 4A es una recomendación muy fácil.

El problema del Pixel 4a no parece ser el precio, sino la disponibilidad. A partir del 10 de septiembre se pone a la venta en reserva, pero hasta el próximo 1 de octubre no se enviarán las unidades. Quizás entonces a la competencia le dé tiempo para presentar alternativas o su relación calidad/precio sea más baja. Mientras tanto, este Google Pixel 4a es uno de los mejores teléfonos compactos del mercado, recogiendo el guante del iPhone SE 2020 y ofreciendo una cámara igual de competitiva, un diseño mucho más moderno y a un menor precio.

Google Pixel 4a Toma Contacto

En Xataka | Google Pixel 4 XL, análisis: no sólo de fotografía vive un gama alta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios