La vacuna de Janssen iba a "cambiarlo todo", pero solo hemos puesto la mitad de las que tenemos: qué está pasando en España con la vacuna de Johnson & Johnson

La vacuna de Janssen iba a "cambiarlo todo", pero solo hemos puesto la mitad de las que tenemos: qué está pasando en España con la vacuna de Johnson & Johnson
31 comentarios

La vacuna de Janssen estaba llamada a ser el impulso clave para el ritmo de vacunación de España. Sin embargo, a día de hoy, casi dos meses después de que empezaran a llegar al país, la tasa de administración de esta vacuna se encuentra estancada en torno al 50%. Ni Pfizer (93,7%), ni Moderna (85,2%), ni siquiera AstraZeneca (76,6%) tienen tasas tan bajas. ¿Por qué? ¿Qué está pasando con Janssen? ¿Qué impacto tiene esto en los objetivos de vacunación?

Un vistazo a…
MENOS de 100 DÍAS para la INMUNIDAD DE GRUPO: Hacia un FUTURO sin PANDEMIA

La "gran esperanza" vacunal, atascada

jnj

La sombra de AstraZeneca: La tecnología que está detrás de la vacuna de Janssen es muy parecida a la que está detrás de la vacuna de AstraZeneca. Ambas usan como vector un adenovirus modificado y, por eso, se corría el riesgo de que los efectos secundarios del inyectable anglosueco afectaran también a Janssen. De hecho, en Estados Unidos, que es donde más dosis se han administrado (unos 10 millones) se han localizado nueve casos de trombos que podrían estar relacionados (y una muerte).

En Europa, los datos de los dos primeros millones de vacunas recogían un caso mortal relacionado. Es decir, provisionalmente y con la evidencia disponible, con el preparado de Janssen estarían apareciendo menos de un caso por millón. Con AZ esa cifra ha llegado a situarse en 2,5 por cada 100.000 dosis. De ahí que, aunque la idea era utilizar Janssen con la población más mayor posible (para reducir el riesgo a lo mínimo), a medida que conocíamos los datos reales la seguridad y la confianza aumentaban.

Retrasos, retrasos y más retrasos: Algo que nadie sospechaba que fuera a ser tan necesario como lo ha sido al final. Según las estimaciones de la Comisión Europea y del Gobierno de España, a lo largo de este segundo trimestre, iban a llegar 5,5 millones de dosis de la vacuna de Janssen al país. Falta menos de un mes para que acabe el segundo trimestre y lo cierto es que no parece que vaya a poder cumplirse. A día de ayer, España ha recibido 1.273.700 dosis y eso suponía un problema logístico.

Fundamentalmente, porque a medida que las dosis se retrasaban y el plan de vacunación avanzaba, la población a vacunar se iba haciendo más joven; algo que habíamos intentado evitar. Si la idea inicial era que ayudaran a vacunar a los siete millones de españoles que tienen entre 50 y 59 años, la incertidumbre en torno a su recepción ha hecho que el 80% de esa franja ya ha recibido el primer pinchazo. Y Janssen, con menos de 700.000 dosis inyectadas, ha sido minoritaria.

Cambio de planes. Los retrasos de Janssen se debieron, según explicaron desde la compañía, a una serie de revisiones que se produjeron en EEUU. No obstante, se comprometieron a "ponerse al día" con las entregas durante el mes de julio. Por eso a principios de junio, el Comité de Salud Pública decidió destinar Janssen a las personas que tuvieran entre 40 y 49 años, el siguiente gran grupo de ciudadanos en lista de espera. Según el plan inicial, iban a ser vacunados con Pfizer y Moderna, pero los buenos datos de seguridad y la vacuanción de los tramos de edad de mayor edad, impusieron un cambio de planes.

Algo que ya se ha materializado. Comunidades como Canarias, Baleares y CLM empezaron a implementarlo hace días y el resto lo está haciendo desde esta semana. Una vez desbloqueada la situación de la vacuna, lo razonable es que en los próximos días la tasa de administración suba y la situación se normalice. No obstante, habrá que estar pendiente de cómo se van subsanando los retrasos y cómo impacta esto en el ritmo de vacunación de los distintos grupos de edad.

Imagen | New York National Guard

Temas
Inicio