Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo último en wearables no son las pulseras cuantificadoras: son los tatuajes digitales

Lo último en wearables no son las pulseras cuantificadoras: son los tatuajes digitales
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

En realidad, los tatuajes digitales no son nuevos. Durante la última década han sonado bastante aplicados a campos como la medición de la concentración de glucosa en sangre de las personas diabéticas, los chips RFID o la monitorización de la salud de determinados pacientes, entre otras posibilidades. Pero esta parece ser solo la punta del iceberg.

Actualmente varias empresas están trabajando en aplicaciones para los tatuajes digitales que van más allá de lo que hemos visto hasta ahora. No obstante, antes de seguir adelante nos viene bien recordar que un tatuaje digital en realidad es un dispositivo electrónico ultrafino, diminuto y resistente al agua que puede adherirse a la piel, o bien insertarse debajo de esta (estos últimos son realmente microimplantes). Pero lo realmente interesante es el amplio abanico de posibilidades que ponen a nuestra disposición.

Perfectos para la telemedicina

Dos proyectos que ilustran a las mil maravillas lo que nos permiten hacer los tatuajes digitales son los que están llevando a cabo las empresas Medtronic y MC10, ambas especializadas en telemedicina. La primera de ellas está desarrollando el sistema de telemetría cardíaca SEEQ Mobile, que es un pequeño dispositivo que se adherirá al pecho de las personas que padecen alguna enfermedad cardíaca y enviará a los servicios médicos información en tiempo real esencial para mantener un control exhaustivo del estado de salud del paciente.

La propuesta de MC10 se llama BioStamp, y es un pequeño tatuaje digital que es capaz de medir el ritmo cardíaco, la temperatura corporal, el movimiento de la persona que lo utiliza y otros datos biométricos que nos pueden ayudar a controlar nuestra salud con mucha precisión y en tiempo real.

La principal diferencia que existe entre SEEQ Mobile y BioStamp es que el primero está diseñado para ser una herramienta profesional, y el segundo será un dispositivo de consumo que entrará en competencia directa con las pulseras cuantificadoras. Quizás deberían echarse a temblar.

Vía | Popular Science
En Xataka | Tatuajes y microimplantes inteligentes para controlar tu salud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos