Compartir
Publicidad

Comic Sans tiene sus ventajas: el diseño irregular ayuda a que sea más fácil de leer y escribir

Comic Sans tiene sus ventajas: el diseño irregular ayuda a que sea más fácil de leer y escribir
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vincent Connare se inspiró en los cómics de superhéroes para crear Comic Sans, una de las fuentes más utilizadas de todos los tiempos pero también de las más repudiadas. Su autor lo tiene claro: "probablemente es lo mejor que he hecho en mi vida" llegó a asegurar en varias ocasiones. La Comic Sans no es minimalista, no es apropiada para muchos casos pero su peculiar diseño sí tiene varias ventajas que quizás no son tan conocidas.

Comic Sans es una fuente especial. Entre todas las preinstaladas en los principales sistemas operativos, es la única que posee un diseño irregular. Cada letra tiene un diseño particular y esto tiene su repercusión a la hora de leer y escribir con ella. Y es que pese a que Comic Sans está habitualmente asociada a textos infantiles, lo cierto es que hay múltiples estudios que recomiendan su uso. Esta es una pequeña defensa de Comic Sans, una fuente que guarda varias peculiaridades que no encontramos en casi ninguna otra de las letras populares.

Rompiendo la simetría que mantienen el resto de fuentes

Comparativa Porque Comic Sans es irregular y la única fuente de las preinstaladas donde letras como la 'b' y 'd' o 'p' y 'q' no son simétricas.

Comic Sans es una fuente con un diseño muy característico y esto es debido a que cada letra tiene una forma distinta. Al contrario que las fuentes habituales donde sí se repiten ciertas líneas, el autor de Comic Sans dio a cada letra una forma única. Esto provoca que no exista una simetría entre por ejemplo las letras 'b' y 'd' o las letras 'p' y 'q'. Mientras que en fuentes como Arial o Times New Roman las dos letras son un espejo de la otra, en Comic Sans se puede apreciar como mientras una es recta la otra está más inclinada y además tienen la curvatura a diferentes alturas.

Lo que puede parecer un pequeño detalle de estilismo tiene su implicación a nivel de facilitar la lectura. Según apuntan varios usuarios, el ojo es capaz de fijarse en las distintas letras con más facilidad y eso ayuda a poder leer más cómodamente. No parecen ir mal desencaminados, ya que estudios de la Universidad de Indiana y Princeton han llegado a conclusiones similares. Al tener un diseño más extraño y "difícil de leer", la concentración es mayor y los resultados en memoria lectora son mejores.

Tal es así, que de hecho existen tipografías específicamente diseñadas para que sean fáciles de leer. Es el caso de fuentes como Lexia Readable que se basan en la claridad de Comic Sans, perdiendo eso sí sus asociaciones con los cómics pero manteniendo la asimetría.

Recomendada contra la dislexia

Otro detalle que convierte a Comic Sans es una fuente muy amigable es por ejemplo la disposición de la letra 'a'. Al contrario que la mayoría de fuentes, en Comic Sans la primera letra del abecedario se escribe en minúscula como lo haríamos en el colegio, es decir, sin la parte superior.

Pero si hay un punto que convierte en todavía más especial a esta fuente es su lucha contra la dislexia, el trastorno de aprendizaje que afecta a la lectoescritura. Las principales organizaciones recomiendan su uso, como es el caso de la Asociación Británica de la Dislexia, la de Irlanda o la de Madrid. También expertos como Luz Rello o Ricardo Baeza.

¿Por qué estas organizaciones recomiendan la Comis Sans existiendo fuentes específicas? Principalmente por su disponibilidad generalizada y porque han detectado que las personas disléxicas sencillamente leer mejor con ella. Una comodidad que también se extiende al resto de lectores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio