Compartir
Publicidad
Qué es lo que ofrecen LG, Samsung, Siemens y Liebherr para pedirte hasta 8.000 euros por una nevera
Internet of Things

Qué es lo que ofrecen LG, Samsung, Siemens y Liebherr para pedirte hasta 8.000 euros por una nevera

Publicidad
Publicidad

Hace poco me cambié la nevera y el principal factor para elegir un modelo nuevo era el precio (bueno, eso y que entrara en el hueco), supongo que como la mayoría de compradores. Durante la búsqueda vi infinidad de neveras, algunas muy caras. O eso pensaba.

Después de pasearme por los stands de las principales marcas de electrodomésticos en la feria IFA, los 1.000 euros que entonces me parecían una barbaridad ahora me parecen calderilla. Por poner dos ejemplos: LG tiene neveras de hasta 8.000 euros y Liebherr va a sacar una línea este año que según nos dijeron podría alcanzar los 10.000 euros. Pero, ¿qué ofrece una nevera para costar tantísimo?

Más allá del frío

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las neveras de superlujo siguen siendo un recipiente para almacenar alimentos. Es decir, que su objetivo principal es mantener nuestra comida en buen estado y para ello usan las últimas tecnologías para repartir el frío y mantener la temperatura óptima. Sin embargo, esto no basta para justificar esos precios y a menudo implementan funciones que van más allá del almacenaje.

El móvil es el centro de nuestro universo digital pero no es el único dispositivo 'smart'. Con la llegada del IoT casi cualquier dispositivo de la casa puede ser inteligente y las neveras no se escapan. No hablo de ajustar la temperatura con una app, que también, sino de funciones más avanzadas que nos sugieren recetas, dan consejos para almacenar la comida o incluso cámaras que 'leen' el contenido de nuestra nevera y nos dicen cuando va a caducar un alimento.

El diseño es otro pilar importante de estos dispositivos, tanto a nivel de materiales como de disposición de los distintos apartados. Hay neveras que parecen una cajonera, otras que tienen una especie de ventana de cristal para acceder al contenido de la puerta y también las que llevan una pantalla integrada. Veamos qué es lo que ofrece cada fabricante

LG Signature con InstaView: una ventana a nuestra nevera

Lg Instaview Signature

Un 'toc, toc' sobre la puerta de cristal del LG Signature hace que la luz se encienda y podamos ver lo que hay dentro antes de abrir la nevera, así ahorramos energía ya que no se pierde frío. Este es el objetivo del sistema InstaView que integra el frigorífico LG Signature, pero además nos deja abrir la pequeña puerta de cristal para acceder al compartimento exterior destinado a guardar esas cosas que solemos usar habitualmente.

Además de este detalle, si vamos con las manos ocupadas, poniendo el pie en la parte inferior se abrirá la puerta automáticamente. También se puede controlar con la voz a través de Google Assistant para, por ejemplo, pedirle que enfríe la bebida que acabamos de meter más rápido. Todo esto cuesta 7.999 euros, aunque actualmente se puede comprar por 5.119,20 euros en El Corte Inglés.

Lg Instaview Signature Pantalla

Ahí no queda todo, hay un modelo más avanzado que cuenta con el mismo diseño InstaView pero integra una pantalla en la puerta de cristal. Durante la demo que pudimos ver en IFA, enseñaron como se le puede pedir que nos lea recetas, el tiempo, poner vídeos o añadir elementos a la lista de la compra. Además, si tenemos más electrodomésticos de la gama ThinQ se puede ordenar que precaliente el horno. El precio de momento no está confirmado, pero esperamos que supere holgadamente al modelo sin pantalla.

Liebherr Monolith: diseño y frío avanzado

Liebherr Monolith

En el stand de Liebherr también tenían su nueva línea de neveras top, las Liebherr Monolith que se pondrán a la venta a mediados del año que viene. Se trata de un sistema modular empotrable que podemos organizar como mejor nos convenga, nevera side by-side, nevera y congelador, dos congeladores... Tú eliges.

Liebherr pone especial acento en su tecnología de enfriado PowerCooling que dirige el frío por todo el interior, incluyendo la puerta que es donde menos le suele llegar. También tiene Super Cool y SuperFrost, dos modos de enfriado rápido tanto para nevera como para congelador y que podemos controlar desde la app de la marca. Por cierto, tiene una pantalla táctil en la parte superior con la que configurar el dispositivo.

En cuanto al diseño interior, cuenta con unos cajones especiales para verdura y carne a los que Liebherr llama BioFresh-Plus y que permiten controlar de forma independiente tanto la temperatura como la humedad. Con respecto a funciones smart, aunque no es el principal foco de esta gama, la aplicación nos da consejos nutricionales y permite reconocer el contenido de la nevera haciéndole una foto. Del precio no hay nada confirmado pero un responsable de Liebherr nos indicó que las Liebherr Monolith saldrán por un precio entre 7.000 y 10.000 euros. Casi nada.

Liebherr Liebherr SBSes 8486 (izquierda) y Liebherr CBNes 6256 (derecha).

Pero no hace falta esperar a las Monolith para dejarnos los ahorros en una nevera de la marca. Liebherr ya tiene algunos modelos en el mercado que no son precisamente baratos como el Liebherr SBSes 8486 PremiumPlus con compartimento para vino por 5.311 euros o el Liebherr CBNes 6256 con diseño de cajones a 6.249 euros.

Siemens IQ700: diseño de cajones y funciones smart

Siemens IQ7000

Siemens también cuenta con una amplia gama de frigoríficos y en su stand de IFA contaban con algunos de sus modelos más destacados. El de la foto sobre estas líneas es un Siemens IQ700 con un diseño muy peculiar de cajones en la parte inferior, mientras que la superior mantiene un diseño clásico de dos puertas.

De su diseño también destaca el cristal que recubre toda la superficie exterior y los cajones interiores especiales para ensaladas. Además, cuenta con una pantalla en el borde de la puerta para configurar la temperatura y se puede controlar a través de la aplicación Home Connect que a su vez es compatible con Alexa. Este modelo todavía no está en la web de Siemens España pero sí hay uno muy similar que cuesta 6.670 euros.

Siemens Iq500 cámara interior

El otro modelo avanzado que pudimos ver en el stand de Siemens fue uno de la serie IQ500 que cuenta con cámaras en el interior para que podamos ver el contenido de la nevera desde la app. La idea de este sistema es que si por ejemplo estamos en el supermercado podamos mirar si nos hace falta algo sin tener que recordar si quedaba leche o huevos.

Además, la aplicación cuenta con reconocimiento de alimentos y ofrece consejos para su almacenaje. Si por ejemplo detecta que tenemos un pimiento en una de las bandejas nos sugerirá que lo metamos en el cajón de la verdura. También cuenta con sugerencias de recetas y nos puede dar detalles sobre el valor nutricional de los alimentos. El modelo con cámara es bastante más económico. Su precio oficial es de 1.895 euros pero ahora está rebajado a 1.705,50 euros.

Samsung Family Hub: con pantalla en la puerta y Bixby

Samsung Family Hub

En la zona de Samsung pudimos ver su frigorífico Family Hub que fue anunciado hace ya un tiempo y sigue siendo uno de los protagonistas de su oferta de IoT. La nevera Family Hub cuenta con un diseño estilo americano y en la puerta del frigorífico cuenta con una amplia pantalla táctil donde podemos desde dejar notas hasta ver vídeos o consultar recetas.

Igual que muchos otros productos IoT de Samsung, este frigorífico cuenta con Tizen como sistema operativo y en él podemos encontrar muchas aplicaciones propias de la marca, incluyendo el asistente de voz Bixby. Además, se conecta con otros productos de la gama Family Hub de Samsung y por ejemplo podemos hacer que la pantalla reproduzca lo mismo que el televisor para no perdernos nada mientras cocinamos.

También cuenta con tres cámaras en su interior para poder ver el contenido y viene con una función que nos indica cuando va a caducar un alimento y nos ofrece recetas con el mismo para que no se eche a perder. Con respecto al diseño, el modelo más destacado es el de cuatro puertas con un compartimento flexible (Samsung lo llama Flex Zone) que podemos elegir si será frigorífico o congelador.

Por el momento, el frigorífico Family Hub no está disponible en España pero sí que está en otros países como Estados Unidos donde el modelo de cuatro puertas cuesta 4.799 dólares

Haier y Hisense: lo que está por venir

Haier Link Cook

Nuestro paseo por IFA concluyó en los stands de dos conocidas empresas chinas de electrodomésticos que contaban con neveras avanzadas que todavía no están a la venta. La primera parada fue en Haier, donde pudimos ver el frigorífico Link Cook dentro del ecosistema de hogar conectado de la marca, al que llaman Smart Home U+. La nevera de Haier tiene un diseño side-by-side en el que destaca su enorme pantalla táctil de 21 pulgadas, al estilo de otros modelos que hemos visto.

De momento, la Haier Link Cook está enfocada al mercado chino, donde cuenta con una serie de funciones especiales como el escaneo de códigos de barras. Al introducir los alimentos con este sistema, la nevera nos da información del producto como la procedencia o el valor nutricional.

También cuenta con cámaras interiores para ver los alimentos que tenemos almacenados y hasta nos dice cuándo van a caducar esas zanahorias que olvidamos en uno de los cajones. Sin embargo, no los reconoce automáticamente sino que hay que introducirlos manualmente. La Haier Link Cook también sugiere recetas, control por voz y ofrece acceso a otras apps desde su pantalla como reproductor multimedia o el tiempo. Cuenta con una cámara sobre el panel por lo que también sirve para hacer vídeollamadas.

Hisense

El último stand de nuestra visita fue el de Hisense. La compañía tenía en exposición su nevera conectada RS738 con diseño de cuatro puertas y también una enorme pantalla táctil en la parte exterior desde donde se puede acceder a distintas aplicaciones o ver el contenido de la nevera mediante las cámaras que integra en el interior.

En este caso las cámaras sí reconocen los alimentos almacenados y, del mismo modo que otros modelos, recomienda menús con esos ingredientes y nos avisa si algo va a caducar. Como decíamos, también cuenta con otras aplicaciones como acceso a Amazon para comprar más comida o cualquier otra cosa, apps multimedia o temporizador.

Una particularidad de esta nevera es que cuenta con un compartimento flexible. Las dos puertas superior son nevera y, por defecto, las inferiores son congelador, pero si queremos podemos hacer que la puerta inferior derecha se convierta en nevera. Con respecto a la tecnología de enfriado, cuenta con un sistema llamado Dual-Tech Cooling y tecnología Inverter.

De momento, la nevera RS738 Hisense no está a la venta y no nos confirmaron ni precio ni disponibilidad. Por su parte, la Haier Link Cook tampoco está disponible globalmente. Responsables de Haier nos confirmaron que se vende en China pero la web local no es accesible por lo que no tenemos información oficial de precios. Habrá que esperar para conocer más detalles.

La nevera del futuro sigue siendo una nevera

Estas han sido las propuestas más avanzadas que las principales marcas de electrodomésticos llevaron a la última edición de la feria IFA. Hay diferencias entre ellas, pero también hay muchos puntos en común.

Como decíamos al principio, enfriar y conservar los alimentos es el principal objetivo de cualquier nevera, y aquí todas las marcas integran sus tecnologías de frío más completas así como los mejores materiales. Es en las funciones smart donde las neveras avanzadas se distinguen del resto, pero al mismo tiempo son bastante similares entre sí.

Las cámaras interiores, los avisos de caducidad de alimentos, las pantallas táctiles en el exterior... son funciones recurrentes en muchos de los modelos que hemos visto. ¿Son suficiente para justificar su precio? Si lo que buscas es ver la tele en la nevera o pedirle que conecte el horno con la voz, seguramente sí lo sean. La duda que nos surge es si de verdad necesitamos estos avances en una nevera.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio