Compartir
Publicidad

Cuando el alumno toma la iniciativa para aprender a programar: el Club de Jóvenes Programadores del SEK

Cuando el alumno toma la iniciativa para aprender a programar: el Club de Jóvenes Programadores del SEK
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las tendencias al alza con los niños es enseñarles a programar desde cero. Servicios como Scratch lo están poniendo fácil. Hasta hay kits pensados ex profeso para dicha tarea. Sin embargo en muchos países como España la presencia del área de programación o robótica brilla por su ausencia y no ha sido hasta hace muy poco que se ha iniciado el camino para solucionarlo.

Por eso nos ha resultado tan interesante e importante la iniciativa del Club de Jóvenes Programadores del colegio SEK El Castillo de Madrid. Allí encaja en este caso hablar de alumnos innovadores.

Clubes de jóvenes programadores: el salto al instituto

El creciente interés en la programación y robótica en edad escolar y no universitaria ha quedado reflejada perfectamente en los últimos años en los llamados Clubes de Jóvenes Programadores. Uno de los más antiguos y activos es el que en 2013 pusieron en marcha en la Universidad de Valladolid para fomentar que desde edades tempranas (6-7 años) los chavales disfrutaran aprendiendo programación.

En ese club auspiciado por profesores de la universidad, diferentes monitores (Ingenieros en Informático o estudiantes de la carrera) apoyan la creación de programas, juegos y todo tipo de iniciativas alrededor de la programación. En un espacio abierto, los niños se agrupan por nivel y madurez y se busca ante todo estimular su creatividad y capacidad de resolver problemas, principalmente con herramientas como Scratch.

20130514110054 1 0 0

La iniciativa en la que nos fijamos hoy en la sección sobre tecnología y educación de Xataka es otro club de programadores pero con punto de partida y destino diferente a los anteriores. No se trata de un proyecto externo a un centro educativo de primaria o secundaria sino nacido en ellos.

El Club de Jóvenes Programadores del centro SEK El Castillo (Madrid) ha recibido recientemente el premio a "Mejor Trabajo de Innovación y Práctica Educativa" de la institución SEK , y les fue otorgado en el "I Simposium Felipe Segovia". En Xataka hemos hablado con sus responsables para conocer más detalles.

Aprendiendo programación de forma autodidacta

Hace ya más de un año, en enero de 2015, el CJP del SEK El Castillo iniciaba su andadura. Los fundadores y coordinadores son David López y Daniel Fidalgo, los cuales al llegar a Bachillerato no tardaron en detectar una necesidad personal que creyeron también tendrían otros compañeros.

Robert Frost dijo: dos caminos se abrieron ante mí, pero tomé el menos transitado y eso marcó la diferencia (El Club de los Poetas Muertos)

"La iniciativa surge del interés en la programación y la "nula" presencia que tiene en el sistema educativo actual". En un principio esta actividad se incorpora a la dinámica de la asignatura de Tecnologías de la Información y la Comunicación, optando desde el inicio por el formato club que deja el liderazgo de la actividad a los propios alumnos interesados.

Con esa base y el boca a boca, el CJP Sek-El Castillo no ha tardado en crecer. Pero no es el objetivo principal. David y Daniel tienen claro, y nos insisten en ello, que prefieren ser pocos pero con verdadero interés por lo que hacen.

CJP CEK Castillo Madrid

Aunque depende del momento, la dinámica general de las sesiones del Club abarca tanto teoría, con lecciones para aprender a programar, como práctica. Ese aspecto lo trabajan y afianzan con proyectos o mini-proyectos en los que ponen en práctica lo aprendido, lo que les permite afianzar los conceptos teóricos.

Nuestro principal objetivo sigue siendo el mismo que en los inicios: aprender a programar y divertirnos con ello

Como nos cuentan David y Daniel, dos son los pilares que hacen especial a este club de jóvenes programadores. Por un lado no tienen profesor, tan solo un tutor para ciertas gestiones que ellos mismos no pueden realizar. Siguiendo con la idea de una iniciativa puramente de los alumnos ante inquietudes nuevas que no veían correspondidas en la formación reglada, los miembros del club aprenden por su cuenta.

"Nosotros nos encargamos de organizar las sesiones, marcar los objetivos y guiar al resto de compañeros dado que tenemos un nivel más avanzado. Los recursos de aprendizaje y la documentación los encontramos en internet, principalmente CodeAcademy y documentación oficial de los desarrolladores"

La otra característica fundamental del Club es la libertad de cada miembro para aprender justo lo que cree más interesante o por lo que siente más inquietudes.

"En el Club de Jóvenes Programadores no se limitan los intereses de nadie ni obligamos a aprender un lenguaje o participar en un proyecto a quién no quiere, con esto conseguimos un club sólido y eficiente; la clave es que nadie se sienta obligado para que el interés por cada proyecto sea máximo"

Una de las claves del Club es que nadie se sienta obligado para que el interés por un proyecto sea máximo

Daniel y David confían plenamente en lo que el Club puede aportar al centro SEK. Para ellos lo más inmediato es tener dentro del centro una vía alternativa para los alumnos que muestren interés en la tecnología y no les convenza demasiado dominar exclusivamente herramientas como Excel.

Miembros del CJP CEK El Castillo

¿Y a los alumnos que deciden entrar a formar parte del Club? "Pertenecer al club aporta a los miembros grandes ventajas, como aprender a programar en grupo, entre iguales y con la ayuda de compañeros que puedan saber más sobre el tema; además de la importancia que tiene realizar proyectos con los que realmente se aprende a programar y poner en práctica lo aprendido"

De las instalaciones del colegio al Google Campus Madrid

Como club nacido en el centro SEK El Castillo, su lugar de encuentro y trabajo ha sido desde el inicio las propias instalaciones del colegio. Allí disponían de los equipos necesarios tanto para las sesiones teóricas como las prácticas. También el espacio se lo proporcionaba el colegio, que ganaba de inmediato la iniciativa de los jóvenes programadores.

En unos días, el Club de Jóvenes Programadores del SEK presentará en Google Campus Madrid una aplicación web creada junto al equipo de Green Eagle Solutions

"El Club lleva activo desde Enero de 2015, y desde no hace mucho tiempo colaboramos en la creación en el colegio de un Maker Space en el cual podemos reunirnos, aunque desde hace poco tiempo el sitio está bastante transitado y nos estamos viendo obligados a buscarnos la vida"

Dsc 2213

Y las miras están en lugares de trabajo colaborativos en torno a la tecnología como Google Campus Madrid. Allí presentarán el próximo día 5 de abril una aplicación web creada junto al equipo de Green Eagle Solutions. Será en la próxima demo night que organiza TechHUB.

En esas sesiones tratarán de establecer contactos y colaboraciones como la conseguida con Green Eagle Solutions.

"Un objetivo claro del Club es darnos a conocer. Para ello asistimos a los eventos que podemos (con la ayuda de nuestro mentor Jorge Moreno) y mantenemos la cuenta de Twitter del Club para mostrar el trabajo y establecer relaciones"

Uno de sus últimas presencias en eventos fue precisamente en el marco del Google Campus Madrid, donde dieron a conocer su iniciativa dentro de la puesta de largo de los SEK Lab Awards, los premios de la primera aceleradora española de innovación en el ámbito educativo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio