Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Botón físico vs on-screen: una batalla igualada en la que no habrá ganadores... ni perdedores

Botón físico vs on-screen: una batalla igualada en la que no habrá ganadores... ni perdedores
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Nuevos móviles entran en el mercado, cada vez con más pantalla en el frontal, y estamos viendo cómo los botones físicos se van y llegan los botones on-screen o virtuales. Los tres botones que ocupaban la base de los sistemas Android hace tiempo que se integraron en el software, por ejemplo.

¿Están los botones físicos condenados a desaparecer? ¿Ha ganado la batalla el teclado virtual? Sí, en algunos casos; no, en otros. A medida que los móviles se hacen más ergonómicos y funcionales, su aspecto físico y virtual se optimiza, y en cada caso se tiende a usar la mejor opción.

Amantes de botones físicos vs amantes de botones on-screen

Muchos lectores han crecido con ordenadores cuya trasera llegaba más lejos que la diagonal de la pantalla (curvada, por supuesto) en los que había que escribir haciendo uso de teclados más bien gruesos. Y esos teclados tenían botones grandes que apretar, más los tres clásicos del ratón.

Tanto los botones físicos como los botones virtuales tienen sus ventajas. Lo importante es saber cuál usar en cada ocasión

De ahí que, con un pelín de añoranza, imaginemos móviles con botonera como algo retro, casi vintage. Y trasladamos ese deseo a los nuevos terminales, en los que el espacio en pantalla se ha comido tanto la antigua botonera alfanumérica 1-9/a-z, como la más reciente botonera de Android con los botones Atrás, Home y Aplicaciones abiertas.

Otros usuarios, por el contrario, piensan que las botoneras son un incordio que limitan el espacio de la pantalla. Especialmente los más jóvenes, que no han pasado por un periodo de transición a pantallas cada vez más grandes, buscan que estética y diseño se junten con la utilidad de los botones virtuales.

¿Quién tiene razón?

Las ventajas de botones físicos y botones virtuales

Lo cierto es que tanto los botones físicos como los virtuales tienen sus ventajas (y sus inconvenientes). Pensemos en los botones en base a los usos:

Encendido, apagado y teclas de volumen

Lo primero que hacemos al tener un smartphone en la mano es encender su pantalla, algo que hasta ahora pasa por el botón de encendido físico o, al menos, un botón segregado de la pantalla principal. Es cómodo saber el punto exacto donde hay que poner el dedo para arrancar o apagar el móvil.

En el caso del LG G6, en lugar de un botón lateral (como es frecuente en los teléfonos móviles de la generación anterior) disponemos de un botón trasero con lector de huellas dactilares:

LG G6 botones virtuales y botones físicos

También es muy útil poder bajar o subir la música sin necesidad de entrar en el menú de ajustes. Por ejemplo, cuando recibimos una llamada que no queremos colgar o si estamos viendo un vídeo y se acerca alguien a quien no queremos molestar con nuestro volumen.

Teclado y escritura

Hace mucho, mucho tiempo, que los teléfonos móviles no disponen de un pad alfanumérico de 3x3 o teclados QWERTY. En lugar de eso, se han integrado por completo los teclados al software, y ahora son siempre virtuales. ¿Por qué? ¿Por qué los móviles han dejado de tener teclado físico?

Un teclado, por muy pequeño que sea, siempre ocupa espacio en el frontal.

Hay varios motivos. Probablemente el principal es el dar más espacio para la pantalla, como decíamos antes. Un teclado, por muy pequeño que sea, siempre ocupa espacio en el frontal. La durabilidad, de la que hablaremos más adelante, también influye a la hora de elegir entre físico y virtual.

Frente a esto, los amantes de los botones hablan sobre el tacto y la sensación de estar escribiendo. Es cierto que no es lo mismo pulsar sobre una pantalla (cristal) que apretar una tecla física mientras notamos cómo se desplaza hacia abajo para escribir una letra. Para solucionar esta sensación, los fabricantes de teléfonos móviles han incluido en el hardware la respuesta háptica. Ahora, cuando pulsamos la pantalla notamos una cierta vibración que nos informa de que la tecla on-screen ha sido pulsada.

Botones de navegación (Atrás, Home y Aplicaciones abiertas)

Hace unos años, los botones Atrás, Home y Aplicaciones abiertas (en este orden en la imagen de abajo) pasaron de ocupar espacio en la frontal del teléfono a hacerse virtuales:

Barra De Navegacion

Al ser botones muy recurrentes (casi todas las aplicaciones hacen uso de ellos) tendían a romperse con facilidad y duran poco. Enseguida bailaban y terminaban por no funcionar.

Si la pieza se mueve, puede romperse.

Hay una regla no escrita en fabricación que dice que «si la pieza se mueve, puede romperse». Pero, ¿a alguien se le ha roto un botón virtual? Puede romperse, debido a un impacto, la pantalla (hardware), pero es improbable que un botón on-screen tenga un fallo. Y en ese caso un parche podría repararlo rápidamente y sin coste.

Sin embargo, los botones físicos tienden a la rotura, especialmente aquellos que se usan con frecuencia, y su reparación es muy costosa.

Botones dentro de las aplicaciones

No podemos olvidarnos de las aplicaciones y de los botones con los que pueden interactuar. Por ejemplo, hubo un tiempo en que los teléfonos móviles con cámaras destacables empezaron a incluir botones específicos para manejar el disparo de las fotos.

Hoy, sacar una foto tiene dos opciones, una para cada gusto: podemos hacer uso del botón virtual de disparo, generalmente accesible mediante el pulgar; o podemos pulsar el botón de bajar el volumen, que también actúa como disparador.

disparador tecla de volumen

Los botones de audio son muy útiles. Suelen estar en uno de los laterales de la pantalla y también nos sirven para hacer scroll en algunas aplicaciones, e incluso pasar las hojas de nuestro eBook. No obstante, es muy complicado diseñar un conjunto genérico de botones para las infinitas aplicaciones existentes y esperar que no se rompan debido a su uso.

El equilibrio perfecto entre botones físicos y virtuales

Parece evidente que cada botón tiene sus pros y contras en físico y on-screen, por lo que lo suyo sería utilizar aquella combinación de botones óptima.

Los botones de audio, encendido y apagado siguen siendo físicos por un motivo: se usan con mucha frecuencia y necesitan estar siempre accesibles sin necesidad de entrar en los ajustes del móvil. Además, son un buen soporte para la cámara y otras apps.

Además, es coherente para liberar pantalla, como ocurre en el LG G6, se eliminen elementos innecesarios (y estropeables) del frontal. Estamos hablando de los teclados y las teclas de navegación, que han pasado primero las unas y luego las otras a ser virtuales.

G6 botones

En su diseño, el LG G6 ha buscado el equilibrio entre botones físicos yon-screen, aprovechando las ventajas de unos y otros tanto en apariencia como en funcionalidad.

Imágenes | iStock/grapestock, LG G6

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos