Publicidad

El uso de inteligencia artificial ha permitido descubrir más de 2.000 “estrellas bebé” entre 1,4 millones a unos investigadores

El uso de inteligencia artificial ha permitido descubrir más de 2.000 “estrellas bebé” entre 1,4 millones a unos investigadores
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Con el cada vez más avanzado desarrollo de la inteligencia artificial (AI) y el machine learning no es raro que los veamos aplicándose en muchos ámbitos e incluso en el espacio y más allá de nuestra estratosfera. Y hablando de las estrellas, lo que han conseguido unos investigadores de la Universidad de Leeds es descubrir miles de estrellas ayudándose de AI.

Algo que han logrado gracias a las observaciones de Gaia, un satélite de la Agencia Espacial Europea (ESA) cuyo cometido es mapear el firmamento para completar el mapa estelar. De hecho, en su currículum ya cuenta con el mapa más completo de la Vía Láctea jamás logrado, y lo que esperan es que tirando de AI “sus ojos” puedan ver aún más.

Procesando "montañas de datos"

En concreto, han descubierto algo así como “bebés estrella”, dado que según ha explicado el equipo en la publicación de la universidad con la herramienta basada en AI han logrado crear una lista de 2.226 proto-estrellas. Probablemente además son de tipo Herbig Ae/Be, un tipo de estrella joven con una masa de entre dos y ocho masas solares.

La información se validó en observatorios de Chile y España, en los cuales pudieron medir la luz que emiten dichas estrellas. Con ello vieron que la herramienta con AI puede predecir qué estrellas son de este tipo y sobre todo que permite ampliar sus descubrimientos, ya que se ha pasado de haber catalogado unas 100 estrellas de este tipo a esas más de 2.000.

Lo que esperan con esto, según explicaba Miguel Vioque (investigador jefe de este proyecto), es que combinando este tipo de tecnologías más nuevas pueda procesarse de manera más ágil “la montaña de datos” que produce el telescopio, viendo que en este caso partían de un total de 4,1 millones de estrellas que revisar. Además, se están centrando en este tipo de estrellas lo que esperan es tener más datos de cómo pudo haberse formado la Vía Láctea, al ser estrellas en crecimiento.

Dada la inmensidad de información que hay que procesar hablando de observaciones espaciales, no será raro que vayamos viendo aplicaciones similares en otros proyectos, que al final no dejan de ser Big Data. De hecho, hace ya años la NASA ya habló incluso de llevar las IA a Marte.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios