El nuevo método de la ISS para deshacerse de la basura es... arrojarla hacia la Tierra

El nuevo método de la ISS para deshacerse de la basura es... arrojarla hacia la Tierra
10 Comentarios

Sacar la basura en el espacio no es tan fácil como lo hacemos en casa. Los astronautas no pueden coger una bolsa, abrir la puerta y arrojarla fuera. En cambio, deben cumplir un estricto proceso recolección, clasificación y posterior eliminación de los desperdicios. En este sentido, la Estación Espacial Internacional (ISS) acaba de probar un nuevo método que promete ser más "eficiente y sostenible".

En la actualidad, la ISS almacena durante meses la basura recolectada, a la espera de la llegada de la próxima misión no tripulada con suministros. Una vez que la cápsula de carga ha sido vaciada, los astronautas pueden colocar las bolsas de basura dentro de ella para que se quemen en la atmósfera terrestre. ¿El problema? Estas misiones suelen retrasarse, por lo que la basura empieza a acumularse.

La compañía Nanoracks y el Centro Espacial Johnson de la NASA han pensado en utilizar una de sus exclusas para arrojar la basura al espacio, pero... no tan rápido. Dejar una carga de varios kilos a la deriva en la órbita no parece muy buena idea, más aún teniendo en cuenta el problema de los desechos espaciales, los cuales son una amenaza para la propia ISS. Así, han puesto en marcha una prueba diseñada milimétricamente.

Así arrojará la basura la ISS

Según explica Nanoracks, el pasado fin de semana, la tripulación de la ISS arrojó 78 kilos de basura desde la esclusa de aire de Bishop Airlock, la primera de este tipo instalada en el laboratorio orbital en diciembre de 2020. Para ello, se utilizó un contenedor especialmente diseñado. Allí habían materiales de embalaje, bolsas de transferencia de carga, productos de higiene y otros elementos descartados por la tripulación.

Al igual que ocurre con las cápsulas de carga, como la Cygnus estadounidense, el contenedor de Nanoracks y la NASA seguirá una trayectoria calculada hasta su posterior desintegración en el reingreso por la atmósfera terrestre. Los responsables del proyecto han calificado a la prueba como exitosa, por lo que están mas cerca de su implementación.

Si bien todavía no hay una fecha marcada en el calendario para que este método empiece a utilizarse regularmente, es positivo que los astronautas tengan una alternativa y que no dependan exclusivamente de las misiones de carga. Por ejemplo, explica la compañía, cuatro astronautas pueden generar hasta 2.500 kg de basura al año.

En Xataka | Hay tanta basura espacial que hemos perdido el control de muchos objetos: cómo de grave es el problema

Temas
Inicio
Inicio