Publicidad

Una estructura de 900 toneladas hecha añicos: en este vídeo captaron el colapso de Arecibo completo desde varios ángulos

Una estructura de 900 toneladas hecha añicos: en este vídeo captaron el colapso de Arecibo completo desde varios ángulos
36 comentarios

El Observatorio Arecibo ya es historia. El segundo radiotelescopio más grande del mundo se desplomó hace unos días poniendo así fin a su vida y posibilidad de reparación. La rotura de diferentes cables ha llevado a esto y en cierto modo era algo que los ingenieros ya se esperaban. Ahora, unos días más tarde, podemos ver un espectacular vídeo en el que se muestra el momento en el que se rompen los cables de suspensión y destrozan toda la estructura.

La National Science Foundation de los Estados Unidos ha publicado un vídeo en el que se puede ver el dramático colapso del radiotelescopio desde diferentes ángulos. Los últimos momentos del que durante fue el radiotelescopio más grande del mundo. El fatídico suceso ocurrió e pasado 1 de diciembre de 2020:

Recordemos que el Observatorio Arecibo ha colapsado debido a los diferentes daños que ha sufrido este último año. En agosto sufrió la rotura del primer cable principal que mantenía en suspensión el receptor del observatorio justo encima del plato. Mas tarde, a mediados de noviembre, un segundo cable se rompió debido a las tensiones que provocó la falta del primero de ellos.

Diez días después de la rotura del segundo cable la organización decidió demolerlo ya que su reparación era demasiado peligrosa. Diez días más tarde las leyes de la física se encargaron de hacer el trabajo.

Recibiendo y enviando señales al borde de la Vía Láctea

Más allá de lo espectacular que puede ser el observatorio por su tamaño o por el colapso que ha sufrido, ha sido relevante por su aporte científico. Con más de 300 metros de diámetro, el plato del radiotelescopio ha conseguido captar ráfagas provenientes de miles de años luz de nosotros. Por su tamaño y su ubicación aislado de la población, consigue captar ráfagas de radio que de otro modo sería imposible detectarlas.

Arecibod

Pero no solamente escuchaba, sino que también envió señales. En un acto de demostración de sus capacidades cuando fue inaugurado, envío un mensaje al borde de la galaxia. Se trata del famoso Mensaje Arecibo, un código básico que trata de encapsular la información más importante sobre quiénes somos, dónde estamos y qué queremos.

Si bien ya no tenemos el Observatorio Arecibo en Puerto Rico, China se ha encargado de sustituirlo. Con su radiotelescopio FAST de 500 metros de diámetro consigue tener más potencia y captar mejores señales. Este mismo año fue inaugurado de hecho y automáticamente se convirtió en la estructura astronómica más grande hecha por los humanos. Si dura seis décadas como el Observatorio Arecibo, nos podemos dar por contentos.

Vía | Engadget

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio