Publicidad

La ESA quiere convertir el suelo lunar en una fuente de oxígeno y metales útiles para la conquista del espacio

La ESA quiere convertir el suelo lunar en una fuente de oxígeno y metales útiles para la conquista del espacio
12 comentarios

La superficie de la Luna está cubierta de regolito, una alfombra de materiales rocosos con una propiedad especial: tienen una gran cantidad de oxígeno. Ahora, la ESA quiere usar esta capa como fuente de oxígeno y metales útiles.

Para ello, están poniendo a punto una pequeña planta piloto capaz de utilizar el material y convertirlo en otros más útiles. El objetivo es poder mantener un asentamiento lunar indefinido y una punta de lanza para el siguiente paso: la conquista espacial.

Casi la mitad de la superficie lunar es oxígeno

Las muestras traídas de la Luna han confirmado en varias ocasiones que el regolito de nuestro satélite está formado en un 40 o 45% de oxígeno. Regolito lunar es como se conoce al manto de restos formados por materiales poco compactos de fragmentos rocosos y suelo, que cubre un fondo rocoso sólido.

Parece ser que la profundidad media del regolito en las zonas de los mares lunares alcanza los cuatro o cinco metros, mientras que en las zonas correspondientes a las regiones montañosas puede llegar a alcanzar los diez o incluso más metros. Pero, volviendo a la parte que nos interesa, lo más importante es que es casi en su mitad oxígeno. Por supuesto, no es oxígeno libre.

El regolito está formado de formas oxidadas de metales en su gran mayoría. Precisamente ahí es donde radica su existencia, proveniente de materiales espaciales principalmente. Pero, el oxígeno está ahí, sin duda. Puesto que para nosotros es un elemento indispensable para la vida, ¿podemos hacer uso de él? Por supuesto que sí.

Cómo convertir polvo lunar en oxígeno

El secreto está en la electrólisis de sal fundida. Este proceso calienta el regolito a 950ºC con cloruro de calcio. A esta temperatura la roca continúa sólida, pero el cloruro de calcio está fundido y actúa de electrolito. Al pasar una corriente eléctrica, el oxígeno es atraído y recogido a través del electrolito, pudiendo almacenarse en el ánodo.

Oxygen And Metal From Lunar Regolith Pillars

En este proceso, además, el resto del regolito se convierte en metales, separando los óxidos. Este proceso es empleado en la industria, de hecho, para extraer materiales preciados en diversos procesos industriales. El oxígeno es solo un subproducto molesto en nuestra superficie. Sin embargo, en la Luna, podría ser el objetivo a la vez que los metales son un subproducto interesante.

Una base Lunar, la punta de lanza de la conquista espacial

Lo que está intentando el equipo de la ESA es terminar de diseñar una pequeña planta piloto que se pueda transportar a una futura base lunar. Su función sería, precisamente, la de proporcionar oxígeno y permitir un asentamiento indefinido así como permitir la extracción de metales de interés. De esta manera, una base en la Luna se convertiría en un interesantísimo punto de inicio.

Making Oxygen Out Of Moondust Pillars

De inicio para lanzarnos a la conquista del espacio, por supuesto. Además del oxígeno y metales, los investigadores creen que a partir de este proceso se podrían obtener los componentes necesarios y en la cantidad adecuada para hacer, por ejemplo, combustible espacial. Con todo ello: metales, punto de avanzada y combustible, entre otros, la base lunar sería la punta de lanza que necesitamos para acelerar el proceso de conquista espacial.

No obstante, todavía falta un desarrollo más profuso. Por el momento, a pesar de lo avanzado que está el procedimiento y de la intención de hacer una planta piloto, todavía hay algunas cosas que resolver. Por ejemplo, rebajar la temperatura media de los procesos, que ronda los mil grados. Aun así, los investigadores y la ESA son muy positivos al respecto y creen que para este mismo año estará lista la primera demostración de utilidad de esta tecnología.

Imágenes | ESA

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios