Publicidad

Elon Musk ofrece los primeros detalles de cómo operará Starlink, la (nueva) red de satélites comerciales más grande del mundo

Elon Musk ofrece los primeros detalles de cómo operará Starlink, la (nueva) red de satélites comerciales más grande del mundo
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta semana SpaceX tuvo un nuevo lanzamiento que puso en órbita 60 nuevos satélites de su ambiciosa red Starlink, con la que buscan ofrecer internet satelital de hasta un gigabit a todo el mundo. Este fue el tercer lanzamiento y con ello SpaceX ya tiene 182 satélites en órbita (incluyendo dos prototipos), convirtiéndose así en la red satelital comercial más grande del mundo, esto tras superar los 150 satélites de teledetección que actualmente opera Planet.

Estos lote de 60 satélites actualmente está a unos 290 kilómetros de altitud, y en los próximos días se ajustarán hasta llegar a unos 547 kilómetros para alinearse y sincronizarse con los otros 120 satélites.

El objetivo de Elon Musk es lanzar 60 satélites Starlink cada dos semanas a partir de ahora

Cabe señalar que de los 182 satélites, dos son prototipos que serán desconectados y enviados de vuelta a la Tierra para que se desintegren; tres se han desconectado de la red y no ha sido posible volver a establecer comunicación con ellos, los cuales también se desintegrarán en la atmósfera terrestre; y uno más que casi se impacta con un satélite meteorológico de la ESA, que actualmente también está desconectado. Es decir, a día de hoy SpaceX tiene 176 satélites operativos de Starlink.

Ante la controversia que alerta de que tal cantidad de satélites perturbará las observaciones astronómicas del cielo nocturno, Elon Musk confirmó que este último lote de satélites cuenta con una capa oscura que evitará que brillen y así puedan afectar los estudios astronómicos.

Por otro lado, Musk también confirmó que antes que termine el mes tiene programados entre uno y dos lanzamientos más, cada uno con un lote de 60 nuevos satélites, ya que el objetivo es poner en órbita 60 satélites cada dos semanas. Y es que la meta es poder empezar con las primeras pruebas con clientes en Canadá y el norte de Estados Unidos entre marzo y abril de este 2020.

Hay que recordar que SpaceX primero tuvo autorización para desplegar 4.425 satélites, y después se amplió para enviar 7.518 satélites más. Es decir, actualmente tienen permiso para operar 11.943 satélites en la órbita baja terrestre. El pasado mes de octubre, la compañía solicitó una nueva autorización de ampliación de espectro que contempla 30.000 nuevos satélites, lo que significa que estamos hablando de que la compañía de Elon Musk busca lanzar casi 42.000 satélites para ofrecer internet de banda ancha a todo el mundo. Esta última solicitud aún no ha sido aprobada.

¿Cómo nos conectaremos a Starlink desde la Tierra?

Ahora mismos los ojos están puestos en los lanzamientos de los satélites, pero debido a que Elon Musk busca arrancar con las pruebas publicas de conexión en un par de meses, empieza a surgir la pregunta ¿y cómo se conectarán los usuarios a esta nueva red satelital?

Ante esto, Elon Musk ha adelantado unos pocos detalles de cómo será el hardware que necesitarán los primeros usuarios para conectarse a Starlink. Se llamarán 'Starlink Terminals V1' y, en palabras de Musk, parecen "un OVNI delgado, plano y redondo sobre un palo"

Lo interesante de esto, es que Musk afirma que la instalación será sumamente sencilla, ya que sólo se necesitará conectar la Terminal a un enchufe y listo, ya que "Starlink Terminal tiene motores para auto-ajustar el ángulo óptimo para apuntar hacia el cielo". "No se requiere ningún tipo de entrenamiento", señaló Musk.

Es decir, el usuario no tendrá que averiguar dónde están los satélites y apuntar hacia ellos, afirma que la Terminal lo hará de forma automática y se ajustará en tiempo real de acuerdo al movimiento de la red para así siempre tener conexión.

Starlink Satellites

A diferencia de los satélites geoestacionarios que proveen televisión satelital, los satélites dentro de la órbita terrestre se conectan desde un punto específico en la tierra durante unos pocos minutos.

Y aquí está el verdadero reto de SpaceX y Elon Musk, ya que las antenas de televisión vía satélite necesitan apuntar siempre en una misma dirección. Mientras que la antena terrestre que propone Musk, conocida como Terminal, necesitará cambiar constantemente el lugar hacia donde está apuntando, así como rastrear los satélites en constante movimiento, además de que deberá hacerlo con una increíble confiabilidad y precisión.

Sin duda la idea es realmente atractiva y compleja, por lo tendremos que esperar para tener más información de cómo será posible todo esto, así como el precio que tendrá cada Terminal y el tipo de tarifas que ofrecerá SpaceX.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios