Un año histórico para las energías renovables en Europa: en 2020 por primera vez superaron a los combustibles fósiles

Por primera vez en la historia, las energías renovables han generado más electricidad que los combustibles fósiles. Así lo asegura el informe de Ember y Agora Energiewende, en los datos respectivos para Europa durante 2020. Se trata de un hito histórico y uno de los objetivos de la Unión Europa en su camino hacia la reducción del 55% de los gases invernaderos en 2030 y alcanzar la neutralidad climática en 2050.

El informe, que lleva analizando el sector desde 2015, explica que las energías renovables alcanzaron el 38%, mientras que los combustibles fósiles ayudaron a producir el 37%. Progresivamente, Europa ha ido apostando por fuentes de energía como la solar o la eólica, que han doblado su uso desde que el informe se puso en marcha. En contraposición, el uso del carbón disminuyó un 20%, representando únicamente el 13% de la electricidad total.

El menor consumo de electricidad ha impulsado las renovables a cotas nunca vistas

Debido a la pandemia y las medidas de restricción por la Covid-19, durante 2020 el consumo de electricidad ha tenido una demanda menor en todo el mundo. En Europa, según los datos de Ember, disminuyó un 4%. Esto, junto a la tendencia de crecimiento de las renovables, es lo que llevó a alcanzar datos tan significativos y superar por primera vez a los combustibles fósiles.

Contrasta el dato con las primeras semanas de 2021, donde la ola de frío ha llevado a quemar gas y carbón para complementar la limitada producción en picos de las renovables.

Fuente: Ember y Agora Energiewende

El aumento de las renovables proviene principalmente del aumento de la energía solar, con un 15% y de la energía eólica, con una subida del 9% durante 2020.

Los países que han experimentado un mayor crecimiento han sido Holanda, Suecia y Bélgica, aunque los mayores porcentajes los encontramos en Dinamarca (61%), Irlanda (35%), Alemania (33%) y España (29%).

El gas sigue siendo una fuente de energía muy popular y barata. Mientras el carbón cayó un 20%, el gas solo lo ha hecho un 4%. Y de hecho, países como Grecia, Holanda y Polonia aumentaron su apuesta por el gas.

En otra categoría queda la energía nuclear, que no se contabiliza ni como energía renovable ni como combustible fósil. Durante 2020, la energía nuclear disminuyó un 10%, aunque en países como España sigue siendo la principal fuente de energía.

El informe explica que la electricidad en Europa en 2020 fue un 29% menos basada en carbón, de lo que era en 2015. Una reducción que ha permitido que la media de generación de electricidad en Europa marcara un mínimo histórico de 226 gramos de CO2 por kilovatio-hora.

Con 51 teravatios-hora en 2020, el crecimiento de la electricidad basada en la eólica y la solar superó la tasa de crecimiento promedio de los últimos 10 años, donde la media era de 38 TWh. Aún así, según explica el Dr. Patrick Graichen, director de Agora Energiewende: "para lograr los 100 teravatios-hora de adición anuales requeridos para la neutralidad climática, es necesario que dupliquemos el nivel de 2020".

Imagen | Jason Blackeye

También te puede gustar

Portada de Xataka

Ver todos los comentarios en https://www.xataka.com

VER 21 Comentarios