Y con Domestika van once: a qué se debe el auge de "unicornios" entre las startups españolas
Empresas y economía

Y con Domestika van once: a qué se debe el auge de "unicornios" entre las startups españolas

Actualización del 29 de enero de 2022: añadimos a Fever como undécimo unicornio tras una ronda de financiación lograda justo en las horas posteriores a la elaboración de este artículo. 

El año 2021 fue el del gran estallido. Durante los ejercicios anteriores la inversión acumulada estuvo en el entorno de los 1.000 millones de euros de forma bastante estable. El primer año completo de pandemia, sin embargo, multiplicó por cuatro este registro y cerró con más de 4.200 millones de euros invertidos en empresas emergentes tecnológicas españolas.

Un récord que se explica por la fase en la que se encuentra el sector: si la primera mitad de la década fue la de la explosión en startups creadas, la consolidación de las más destacadas hasta la fecha de hoy les ha permitido asentarse en el mercado y pasar a la fase growth (cuando una startup ya ha validado su mercado, y pasa a la etapa de crecimiento), cuando logran inversiones muy superiores a las de startups en fases iniciales.

Esos fueron los casos de Glovo en abril o Jobandtalent en diciembre. Solo entre estas dos acumularon más de 1.000 millones de euros en 2021, más que todas las startups españolas combinadas en los años anteriores. Un contexto que ha propiciado la proliferación de "unicornios" como no habíamos visto en España hasta la fecha.

Seis unicornios hasta 2021, cinco más en menos de un año

En los últimos años "solo" seis empresas habían logrado la etiqueta de "unicornio" (valoración superior a 1.000 millones de euros): Cabify, Devo, Flywire, Wallbox, eDreams y la mencionada Glovo. Jobandtalent, como Idealista, se unieron con sus rondas de 2021. Ya en enero de 2022 se sumó Travelperk. Poco después, Domestika puso la guinda con una ronda de casi 100 millones de euros y se erigió como el décimo unicornio español al lograr una valoración de 1.140 millones de euros (con el matiz de tener ADN español pero haberse mudado a San Francisco). Justo después, Fever hizo lo propio al lograr una ronda de más de 200 millones de euros.

En ese top 11 también figuran algunas startups muy conocidas, como eDreams, la agencia de viajes online con más de dos décadas de trayectoria a sus espaldas, o Idealista, el portal inmobiliario por antonomasia. También otras quizás menos conocidas por el ciudadano de a pie pero que no por ello han logrado hitos menores. Flywire, valenciana con sede en Boston, salió a bolsa en Wall Street en marzo. Travelperk, dedicada a la organización de viajes corporativos, compró tres empresas competidoras durante 2020 y logró inversores como Gillian Tans, expresidenta de Booking.

Otro factor que explica el auge de unicornios está, además de en la maduración del ecosistema, con startups que no han dejado de acumular inversiones cada vez mayores durante los últimos cinco o seis años, en que son startups con una internacionalización cada vez mayor, según explica José Torrego, CEO y fundador de El Referente, medio especializado en startups: "La internacionalización es el punto clave. Una tecnológica que se quede en su mercado local tiene difícil disparar mucho su valoración. En cambio, una que se internacionalice lo tiene mucho más factible, porque eso equivale a mucha más facturación, más empleados y más posibilidad de crecimiento orgánico a nivel mundial. Y eso llama la atención de inversores internacionales", explica.

Para los próximos años pueden llegar más. El Referente cifra en hasta dos decenas las tecnológicas emergentes españolas que podrían elevar su valoración hasta las cuatro cifras a medio plazo. Son las que están preparando rondas importantes para 2022 o que ya están logrando facturar más de 200 millones de euros al año. Sobre las que se postulan, Torrego destaca Factorial, un software de Recursos Humanos al que todos los inversores y expertos en capital riesgo que ha entrevistado destacan como una startup con mucha proyección.

Capchase, una startup dedicada a financiar a otras startups, es otra de las que más cerca está: su inversión acumulada a día de hoy supera los 400 millones de euros. También está Copado, una plataforma empresarial de desarrollo para Salesforce; o más cerca del usuario final Wallapop, la reina de la compraventa entre particulares, quien hace un año alcanzaba los quince millones de usuarios en España. Les acompañan más como Clickalia o Redpoint entre otras. Para las startups españolas, los años veinte equivalen a fase growth, y fase growth equivale a aumentos espectaculares de sus valoraciones. Los años de los unicornios.

Temas
Inicio