Publicidad

El cambio climático vence a uno de los glaciares más gruesos del planeta y se está derritiendo tras medio siglo de crecimiento

El cambio climático vence a uno de los glaciares más gruesos del planeta y se está derritiendo tras medio siglo de crecimiento
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

El siglo XXI está siendo el momento en el que el cambio climático es tal que se están alcanzando récords de alta temperatura cada vez con más asiduidad y los glaciares están pereciendo, ni siquiera cuando crecen es del todo buena noticia. Ahora la NASA ha publicado un análisis en el que muestra cómo el glaciar más grueso del planeta también se está derritiendo en los últimos cinco años.

Como decíamos, en los últimos años estamos viendo cómo el calentamiento global es patente en parte por cómo afecta a los glaciares, con hechos como el que afloren cadáveres en los glaciares suizos. Lo que ahora han mostrado es cómo el glaciar Taku, en Alaska, ha pasado de ir creciendo durante casi 50 años a disminuir su masa.

Una imagen vale (o debería valer) más que mil palabras

Aunque la alarma por el calentamiento global no es compartida por todo el mundo (ni siquiera entre la comunidad científica), hay hechos que al menos deberían hacernos pensar. Los deshielos o roturas de grandes fragmentos de hielo no son siempre consecuencia del cambio climático, pero el que desaparezcan glaciares enteros como el de Okjökull en Islandia el pasado mes de julio (ahora... hay una placa) son cuanto menos noticias desoladoras.

Lo que ahora nos muestran los científicos del Observatorio Terrestre de la NASA es la progresiva mengua del glaciar Taku, mostrando las imágenes tomadas desde agosto de 2014 a agosto de 2019 en un trabajo presentado recientemente. Taku forma parte de los 20 glaciares más grandes del campo de hielo en esa región y uno de los más gruesos del planeta, con un espesor de 1.480 metros.

En las fotografías se ve cómo, desde que se está observando a Taku (1946), las plataformas de hielo que tocan el río se están reduciendo por primera vez en esos 50 años. No es una reducción dramática aún, pero según el glaciologista Mauri Pelto (autor del trabajo que lleva estudiando ese campo de hielo 30 años), estos signos de decrecimiento llegan 80 años antes de las predicciones, siendo Taku la única zona que no había mostrado signos de mengua de las 250 que el glaciologista ha estudiado.

Hasta 1988, el glaciar Taku había ido ganando masa más o menos a 0,3 metros por año, disminuyendo el ritmo desde ese punto. El crecimiento paró entre 2013 y 2018, llegando a reducirse a partir de 2014. Cambios que, según subraya Pelto, coinciden con uno de los meses de julio más cálido jamás registrado.

Otra muesca más en el libro de récords del cambio climático

La Antártida se está fundiendo actualmente tres veces más rápido que hace 25 años, perdiendo según la NASA alrededor de 127 gigatones (una medida de volumen extraordinaria que equivale a 1.000 millones de toneladas) al año. Son ya muchos los datos que indican la gravedad del cambio climático, con el riesgo de que sea una de esas noticias graves que se acaba normalizando por abundancia mientras sigue existiendo, de manera explicable, el negacionismo.

Los científicos tratan de pensar soluciones como la construcción de un gigantesco muro helado submarino, pero no suelen ser alternativas factibles, de hecho hace poco 11.000 científicos afirmaron que lo que hay que hacer es "ser menos gente". Ahora ya tenemos otro hito dentro del registro de batallas perdidas que llevamos con lo que nosotros mismos hemos creado, veremos si en algún momento la reacción puede al menos disminuir el ritmo de estos tristes récords.

Imagen | NASA Earth Observatory

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir