Compartir
Publicidad
Hemos intentado presupuestar el hogar inteligente más barato y el que más nos gustaría: esto es lo que cuestan
Domótica

Hemos intentado presupuestar el hogar inteligente más barato y el que más nos gustaría: esto es lo que cuestan

Publicidad
Publicidad

Llega el momento de actualizar nuestro hogar y una de las opciones cada vez más presentes es la que permite hacernos con distintos sistemas que permitan convertir nuestra casa en un hogar inteligente. Puede que en un principio suene extraño, pero si investigamos un poco vemos como algunos de estos gadgets forman ya parte de nuestra cotidianidad sin que casi nos hayamos dado cuenta.

Y sí, aunque es cierto que hay elementos que presentan un coste más alto y cuya instalación precisa de la intervención de un operario cualificado, no es así en todos los casos. Encontramos igualmente sistemas para hacer que nuestro hogar sea un smart home con todas las letras que no requieren un alto desembolso. Hay opciones para todos los bolsillos y eso es algo que podemos comprobar con tan sólo repasar algunas de las posibilidades que podemos encontrar en el mercado. Precios para todos los gustos y bolsillos de forma que una vez examinados podemos determinar cual es el que más se ajusta a nuestras necesidades y a nuestro bolsillo.

Cerraduras inteligentes

Accesos

El primer paso para hacer de nuestra casa un hogar inteligente lo podemos llevar a cabo controlando los accesos, esto es, gestionar y conocer quién puede entrar o salir de casa y todo ello desde nuestro propio smartphone.

Codelock

Dentro de la gama de cerraduras inteligentes tenemos opciones asequibles y un ejemplo puede ser la cerradura Codelocks 0155 SG. Por poco más de 35 euros ofrece un acceso sin llaves al hogar por medio de un teclado mecánico y así podemos olvidarnos del uso de llaves.

Un escalón por encima podemos optar por un modelo superior como es la cerradura Homgeek que por un precio cercano a los 68 euros en Amazon permite controlar quién accede a nuestro hogar por medio de un código numérico. No ofrece control a distancia, pero al tratarse de un producto asequible no está mal. Además permite su colocación aprovechando el hueco de la cerradura actual. Dos opciones si buscamos algo más económico.

Elevando nuestro presupuesto

Pero si hablamos de verdaderos sistemas conectados el precio sube y es el caso del sistema de acceso de Somfy. Se monta como un suplemento sobre la cerradura tradicional de forma que en la zona interior de la casa sólo vamos a ver la ranura para la llave. Es en la parte exterior donde se monta la carcasa que sirve de control de acceso. Y para no tener que llevar las llaves basta con acercar alguno de los accesorios pensados para dar acceso (llaveros, pulseras o tarjetas) o el más habitual de todos, el móvil y todo ello por unos 269 euros.

Cerradura

Igualmente August Smart Lock es una cerradura que permite controlar desde el móvil quién accede a nuestro hogar. Para su instalación el sistema funciona aprovechando el espacio de la cerradura o cierre ya existente y por medio de la aplicación, disponible para iOS y Android, podemos calibrar el sistema de giro y controlar el acceso a casa, algo para lo que precisaremos de conexión por Bluetooth o por Wi-Fi. Una cerradura que tiene un precio de 229 dólares.

En resumen, si buscamos un sistema económico para tener un control seguro de todo aquel que accede a nuestra casa, está claro que por poco más de 30 euros podemos hacernos con una cerradura automatizada si bien y si buscamos un modelo completo no nos quedará más que buscar por soluciones que llegan a los 200 euros, las cuales permiten un mayor control apoyado en el uso a distancia.

Timbres inteligentes

Victorstar

Pero sí además queremos que el control se realice antes incluso de llegar al hogar podemos instalar un timbre inteligente. Y empezamos por un modelo asequible como es el VICTORSTAR SDB-01, un timbre inteligente que incorpora una cámara con la que controlamos quién toca a la puerta y todo por un precio de poco más de 34 euros. Para ello el timbre exterior se enlaza con un receptor en el interior de la casa y que gracias a la conectividad Wi-Fi y una aplicación móvil nos permite controlar qué sucede en el rellano.

Vuebell

Si subimos más de precio, llegamos al VueBell, un timbre que ya roza los 100 euros de precio y que cómo el anterior ofrece la posibilidad de ver quién llama a la puerta. Un precio superior que se justifica por un aumento de la resolución (ahora llega a 720p) y al uso de luces LED que permiten mejorar la calidad de la imagen obtenida.

En ambos modelos contamos con una una funcionalidad que nos permite ver lo que sucede al otro lado de la puerta desde la pantalla del móvil pero ¿y si queremos verlo desde la puerta? El VOSMEP es un timbre con cámara incorporada que hace uso de una pantalla TFT de 2,8 pulgadas que se coloca en la puerta y que permite ver quién quiere entrar a casa. Un modelo que podría encajar también como mirilla electrónica que podemos encontrar por poco más de 40 euros.

Subiendo un escalón en prestaciones

Doorbell Cam Pro

Y si estas opciones se te quedan cortas, puedes optar por una opción como es el Metalbay, un modelo de timbre en el que ya pasamos la frontera de los 100 euros y que ofrece un timbre que apoyado en el uso de la conectividad Wi-Fi y en la integración de una una cámara permite el acceso a todo aquel que llama a la puerta directamente desde nuestro smartphone.

Y en un escalón aún superior nos encontramos con el Doorbell Cam Pro, un timbre que podemos controlar desde el móvil el cual cuenta con una cámara integrada de forma que el propietario puede estar sentado en el sofá y cuando llaman a la timbre puede ver quién está al otro lado de la puerta. Un sistema que incluso graba la escena antes de que la persona toque el timbre, para así poder gestionar toda presencia cercana a nuestra puerta. Y todo por un precio de unos 212 euros.

En este caso, el modelo básico, si no buscas grandes prestaciones, puede ser interesante. Si tu rellano cuenta con buena iluminación una resolución de 480p puede ser más que suficiente y 30 euros una cantidad accesible. Si por el contrario buscas algo mejor, somos de la opinión que el Dooorbell es una buena opción por las prestaciones que ofrece y por la posibilidad de integrarse mejor en el hogar conectado.

Y llegados a este punto una observación, y es que el contar con una cámara en el rellano (aunque sea en el timbre) puede provocarnos problemas con la comunidad de vecinos debido al uso de las imágenes que podemos hacer, por lo que nunca está de más informarnos antes de colocar una para estar al tanto de los inconvenientes que podemos tener al respecto.

Cámaras de vigilancia

Camaras

Hemos visto cerraduras y timbres pero si además queremos tener bajo control lo que sucede en nuestro hogar (fuera o dentro) tanto si estamos presentes como ausentes, una solución interesante es optar por un sistema de cámaras de vigilancia. Algo cada vez más habitual y que permite controlar a distancia todo cuanto sucede en nuestra ausencia. Y ejemplos hay muchos y con precios para todos los gustos, desde modelos más exclusivos a productos más modestos y asequibles: aquí vamos a ver de ambos tipos.

Hemos hecho recopilaciones sobre cámaras de vigilancia y así tenemos opciones para el uso en el interior de la casa como es el caso de esta cámara de Netatmo que con el nombre de Netatmo Welcome ofrece un sistema de reconocimiento facial gracias a la integración de un software específico. Una cámara que graba vídeo a 1080p con un ángulo de visión de 130 grados e incorpora un modo de grabación nocturna por infrarrojos.

El contenido que graba se almacena en tarjetas microSD de hasta 32 GB y cuenta con conectividad a Internet por WiFi 802.11 b/g/n o cable Ethernet. La Netatmo Welcome además es una cámara relativamente asequible que se puede encontrar por unos 195 euros en Amazon.

Igualmente para su uso en interiores, otra gran alternativa es la Nest Cam IQ, la cual tiene un sensor de 4K y un zoom digital de doce aumentos. Un cámara que ofrece un completo ángulo de visión de 130 grados que además se ve mejorado con un zoom 8X y que además cuenta con sonido bidireccional, lo que significa que permite la comunicación con quien está frente a la cámara. Además cuenta con conectividad vía Bluetooth e Internet vía Wi-Fi, pudiendo guardar hasta 10 días de grabación. Podemos encontrar la Nest Cam IQ en el mercado por un precio de 199 euros.

Pero ¿y si tenemos que controlar lo que sucede en el exterior del hogar? Algo sobre todo necesario en el caso de contar con una casa con parcela o terreno. Así las cámaras a usar deben estar preparadas para actos vandálicos o soportar las inclemencias del tiempo.

Camara

Ejemplos hay muchos y uno de ellos puede ser la Presence de Netatmo, una cámara permite grabar vídeo en Full HD, un contenido que se puede almacenar en local gracias a la ranura para tarjetas MicroSD. Cuenta con la función Smart-Sight por la que gracias al uso de un algoritmo es capaz de aprender de nuestro día a día y cuya finalidad es detectar y distinguir una persona de un animal o vehículo. Así podrás decir adiós a esos molestos avisos cuando por delante de tu cámara de seguridad lo que pasaba era tu mascota y no un intruso. La Netatmo Presence cuenta con un precio cercano a los 299 euros.

Estamos hablando de precios altos, si bien no son los más elevados que podemos encontrar. Alternativas que pasan de los 600 euros son habituales, pero toca ver modelos accesibles para todo aquel que no quiera tener que desembolsar mucho dinero. Así, si queremos algo realmente barato podemos optar por una solución cómo es esta cámara de vigilancia de Pecham, una videocámara para exteriores que cuenta con protección IP66 y con la que podemos lograr una calidad de imagen relativamente aceptable y libre de ruidos. Cuenta con un sistema de LEDs infrarrojos de forma que incluso con poca luz podemos ver que sucede en el exterior si bien olvídate de control a distancia, ya que vas a precisar de un monitor al que conectarla. Eso sí, no podemos pedir más por unos 23 euros que cuesta.

No obstante se trata de una opción que cuenta con demasiadas limitaciones, por lo que otra posibilidad puede ser una propuesta como la cámara IP MixMart. Se trata de una cámara de vigilancia con el aspecto clásico de un sistema de este tipo que ofrece una resolución de imagen de 720p y que gracia a la conectividad Wi-Fi permite controlar a distancia y desde el móvil (Android o iOS) todo cuanto se cuece en casa o los alrededores. Y lo mejor es que el precio se rebaja sustancialmente, ya que no llega a los 45 euros.

En un nivel superior y ya pasando de los 54 euros nos topamos con la Sricam, una cámara de vigilancia IP que sube en lo que se refiere a calidad de imagen ofreciendo una resolución a 1080p. Compatible con iOS y Android, trabaja con el codec H.264 (pedir el H.265 es demasiado por ese precio) y cuenta con iluminación de LED IR automática para visión nocturna. Una cámara que posee detector de movimiento y puede enviar información de alarma por correo electrónico gracias al módulo Wi-Fi incorporado.

De esta forma si lo que quieres es contar en casa con un sistema de cámara que vigile tu hogar y no quieres gastar demasiado dinero, 54 euros es una cantidad asequible que te permite salir del paso sin problema. En su lugar y si tenemos capacidad económica un modelo como la Presence de Netatmo puede ofrecer unas prestaciones más elevadas.

Si hacemos un repaso, vemos que por 35 euros que cuesta una cerradura inteligente, los 30 de un timbre y los 54 de una cámara IP podemos tener bien asegurado el control de accesos en casa. Unos 120 euros de importe total que se quedan en un rango de precios de entrada y más que ajustados. Sí por el contrario queremos optar por sistemas de más alta calidad el precio sube notablemente. Hablamos de más de 200 euros por cada uno de estos tres componentes que disparan el coste total y sólo en seguridad a casi 1.000 euros.

Enchufes

Enchufes

El hogar conectado puede tener también su extensión en los enchufes y es que con el precio al que está la luz no viene mal tener un control de lo que gastamos a la par que contar con la posibilidad de tener acceso a los dispositivos que tenemos "enchufados".

Y en este sentido un buen ejemplo de enchufe asequible lo tenemos en un enchufe asequible como es el SIMBR. Son 19,99 euros lo que cuesta este enchufe que permite tener un control total desde nuestro smartphone (iOS o Android) del dispositivo que tenemos conectado. Gracias al uso de la app Smart Life podemos controlar hasta 100 enchufes desde el móvil o tableta e incluso usarlos a modo de programador tradicional.

Otra opción es el TP-Link HS100, la cual por 30 euros ofrece un enchufe inteligente con conectividad Wi-Fi N en la banda de 2.4GHz, siendo además compatible con redes 802.11b/g/n. Un enchufe que podemos conectar al Wi-Fi de casa y por medio de la aplicación TP-LINK Kasa App tener acceso remoto al dispositivo ya sea conectados al Wi-Fi o al 4G. De esta forma podemos gestionar por ejemplo el encendido y apagado de los aparatos o conocer lo que gastan gracias a que incorpora un monitor de energía eléctrica consumida.

Una de las propuestas más populares es Elgato Eve Energy, un enchufe que por poco más de 50 euros permite tener bajo control los aparatos que tenemos conectados al mismo. Para ello cuenta con soporte para trabajar con la plataforma HomeKit de Apple y llevar un control mediante nuestro iPhone o iPad y su conexión Bluetooth. Podemos controlar la energía que consumen o mediante órdenes de voz controlar su funcionamiento gracias a Siri. Además podremos asignar etiquetas a los aparatos y combinarlos en grupos, de manera que crearemos “escenas” en las que controlaremos diversos aparatos a la vez con una sola orden.

Por un precio similar tenemos el Belkin F7C029, un enchufe que se sirve de la plataforma de domótica WEMO y con el cual podemos automatizar acciones por medio del uso de IFTTT. Podemos controlar este enchufe desde un terminal Android o iOS, ya usemos en Wi-Fi o por 4G y así podemos por ejemplo encender las luces aunque estemos lejos de casa o poner a cargar el móvil. Tiene un precio de 45 euros en Amazon.

Enchufe

Y cómo no, no podía faltar en esta lista Xiaomi, pues la empresa china cuenta con el Xiaomi Mi Smart WiFi Socket, un enchufe programable, pero con el matiz de que que cuesta tan sólo 10 euros, en la línea de productos Xiaomi. Este funciona por medio de la conexión ZigBee, un protocolo de comunicación inalámbrica de bajo consumo y de baja tasa de envío de datos.

El Xiaomi Smart Socket está emparejado con el Smart Home que ya hemos visto y por medio de la aplicación podemos encenderlo y apagarlo a distancia y controlar los aparatos enchufados, incluidos los consumos (con una gráfica diaria, mensual o por intervalos de 5 minutos). La única salvedad es que tendremos que hacernos con un adaptador a corriente europeo y tener en cuenta el problema de la garantía si no lo compramos en una página web española.

En este caso a la hora de hacernos con un enchufe inteligente vemos cómo las diferencias no son tan abultadas como las referidas al control de accesos. Desde poco más de 10 euros a los casi 60 euros nos encontramos con soluciones interesantes. Y en este caso en el término medio puede estar la virtud. Optar por un modelo cómo el de TP-Link puede ser una opción interesante, sobre todo si queremos montar varios enchufes en casa. Son 29,95 euros que se sitúan en un precio accesible para buena parte de los bolsillos ofreciendo unas prestaciones ajustadas.

Cuidado personal
Omron M7 Intelli It

El cuidado de nuestra salud es algo que no podía dejar de estar presente a la hora de hablar de dispositivos inteligentes. Los tiempos de los remedios de la abuela ya han pasado a mejor vida y ahora el smartphone es un complemento fundamental para cuidar nuestra salud.

Un primer ejemplo que podemos ver con un aparato cada vez más demandado como es un tensiómetro con el cual controlar nuestra actividad cardiaca. Una tipología de aparatos con distintas alternativas entre las cuales hemos escogido el OMRON M7 Intelli IT, entre otros motivos porque tengo uno en casa y lo usamos a menudo.

Un dispositivo no excesivamente caro (lo podemos encontrar por unos 80 euros en Amazon) que nos permite controlar la tensión arterial de hasta dos personas distintas gracias a las dos memorias que posee.

Hasta ahí nada raro frente a otros modelos, al menos hasta que nos damos cuenta que el OMRON M7 Intelli IT cuenta con conectividad Bluetooth que hace posible su sincronización sin cables con el smartphone o tableta para así tener a mano un control e historial de toda nuestra actividad en lo que a la tensión se refiere.

Yunmai Good Light

Siguiendo con el cuidado personal, nos encontramos con un producto barato como es la Yunmai Good Light Mini 2 Smart Body Scale, una báscula de Xiaomi que por 38,77 euros en Gearbest permite tener a raya nuestro peso y llevar un control gracias a la ayuda de nuestro móvil.

Una báscula que es la renovación de un modelo anterior y que además de la conexión Bluetooth ahora conectividad WiFi de forma que los datos registrados por sus sensores son subidos automáticamente a la nube para que los tengamos accesibles desde el smartphone.

Oral B

Y en una sección como esta no podía faltar el cuidado dental y para ello un buen ejemplo puede ser el cepillo de dientes Oral-B, el Oral-B PRO 7000 CrossAction con Bluetooth, un cepillo de dientes inteligente y una app dedicada con el que podremos lograr un cepillado más eficiente de nuestros dientes, gracias a sus sensores.

Este cepillo se sirve de una conexión Bluetooth 4.0 mediante la que enviará información sobre diversos parámetros del cepillado a nuestro smartphone y de esta forma podremos conocer una serie de aspectos relativos a nuestros hábitos de limpieza dental (la presión ejercida, si nos hemos dejado algún área sin cepillar...).

Una aplicación además la que usa que se sirve un sistema de premios mediante el cual nos recompensará si nos cepillamos los dientes adecuadamente. El Oral-B PRO 7000 CrossAction se puede encontrar en Amazon por unos 165 euros.

Mantenimento en el hogar

La inteligencia y el control a distancia ha llegado a todo tipo de propuestas y un buen ejemplo es el Aqara Water Leak Sensor, un sensor de agua que nos avisa en caso de detectar las posibles fugas de agua que se pueden dar en el hogar.

Un accesorio barato que por unos 12 euros se puede encontrar en Gearbest y que avisa al usuario al notar la presencia de agua por medio de una notificación en el smartphone a la vez que emite una alarma sonora. Esta acción se lleva a cabo por medio de una hidroválvula que alerta si el nivel de agua supera los 0,5 milímetros para lo cual se sirve de la aplicación MyHome que ya vimos antes y de la conexión permanente gracias al protocolo ZigBee.

D Link Sensor De Agua

D-Link también tiene su propuesta en este campo. Es el D-Link DCH-S160 en el cual el precio sube hasta los 59,95 euros. Se trata de un sensor que permite detectar si se ha producido un escape de agua en una lavadora, lavavajillas y una vez detectado avisar al usuario bien por medio de una notificación Push o correo electrónico para lo cual se conecta vía Wi-Fi al router de casa o incluso de forma sonora gracias al altavoz incorporado.

Honeywell

Dentro de los sensores inteligentes también podemos optar por el Honeywell W1KS, un modelo de detector Wi-Fi de fugas de agua y de congelación con el que nos podemos evitar sorpresas inesperadas. El precio aquí sube hasta los 66 euros y cómo en el anterior se sirve de la conectividad Wi-Fi para avisarnos si hay alguna fuga de agua gracias al sensor conectado que colocaremos en el suelo.

Siguiendo con el uso en el hogar, el Xiaomi Smart Home, el todo en uno de la firma china, no tendría cabida en un apartado en concreto. Se trata de un kit de domótica inteligente que permite conectar distintos aparatos. Estamos ante un pack (lo puedes encontrar en Gearbest) que incluye una serie de dispositivos que utilizan sensores y tecnología inalámbrica para ayudarnos a crear nuestro hogar conectado.

El control lo llevamos a cabo por medio de la aplicación My Home, disponible en la plataforma Android pudiendo gracias a la misma acceder, controlar y personalizar los dispositivos conectados por medio de acciones automatizadas. Así podemos lograr que si sube un termostato detecta una determinada temperatura salte el aire acondicionado o la calefacción. Para ayudar en su funcionamiento, el Xiaomi Smart Home tiene un altavoz y una luz LED que podemos controlar desde la aplicación.

El Xiaomi Smart Home permite usar hasta 30 sensores de temperatura a la vez, otra de las partes del kit, un sensor con una autonomía de hasta dos años y que además es adhesivo para facilitar su colocación. La otra parte que integra el pack es la bombilla Xiaomi Yeelight, una bombilla LED multicolor de 15 vatios que podremos controlar también desde la app My Home. Podemos apagarla o encenderla, así cómo cambiar el tono, el color y la temperatura del blanco que queremos.

Son los complementos principales del Xiaomi Smart Home, pero no los únicos, pues este ecosistema se puede ampliar con el Xiaomi Mi Smart WiFi Socket que ya hemos visto, un sensor de paso, que nos notifica en la aplicación del móvil si detecta movimiento, un sensor de puertas o ventanas abiertas, el Xiaomi Cube Controller o el Wireless Switch.

En este segmento está claro que Xiaomi, fiel a su política de precios, ofrece unos accesorios a precios muy competitivos. En este caso si queremos sólo un sensor de agua, el Aqara es un modelo muy aconsejable por sólo 12 euros. Si por el contrario queremos gastar algo más y no vamos a precisar de complementos extra, una marca consolidada como D-Link o Honeywell ofrecen dos alternativas más que interesantes si bien ya pasamos de los 50 euros.

Termostatos

Termostatos

Controlar la temperatura del hogar es controlar no sólo el frío o el calor, sino también ahorrar unos euros en la factura energética que nunca vienen mal. Con tal fin el control de los distintos elementos del hogar por medio de termostatos inteligentes se antoja como una opción más que interesante y aquí el abanico de opciones donde elegir es enorme.

Así encontramos propuestas asequibles como este termostato de diseño clásico que por un precio de 33,99 euros ofrece al usuario el control de la temperatura en casa. Un termostato con pantalla LCD retroiluminada de 3,1 pulgadas y que gracias a la conectividad Wi-Fi permite interactuar con nuestro smartphone para poder controlar en el mismo la temperatura de casa.

Termostato

Entre las marcas más conocidas opciones como este Elgato Eve Degree un sensor inalámbrico de contacto compatible con la tecnología Apple HomeKit y equipado con Bluetooth Low Energy, que permite controlar la temperatura del hogar. Así haciendo uso de la app de Elgato podemos tener un historial de las temperaturas y grados de humedad, estadísticas, etc. así como crear ciertas alertas y disparadores. Un sensor con un gran display resistente al agua gracias a su certificación IPX3 y que por lo tanto podemos usar tanto en interiores como en exteriores. Elgato Eve Degree tiene un precio aproximado de 60 euros en Amazon.

Otro ejemplo viene de la mano de Netatmo y es el Netatmo NAV-ES, una válvula inteligente adicional para radiador con que con un precio de unos 80 euros resulta una alternativa más económica que el conocido sensor Nest de la misma marca y cuyo precio se sube hasta los casi 250 euros. Gracias a esta válvula podemos ajustar la temperatura ideal habitación por habitación y adaptar la calefacción según el uso de cada estancia de casa. Un sistema que controlamos por medio de la aplicación de Netatmo disponible para iOS y Android o manualmente en la válvula inteligente para Radiador.

Con el mismo objetivo que la anterior y un precio algo más reducido encontramos el sistema Elgato Eve Thermo, una válvula termostática para radiador compatible con la tecnología HomeKit de Apple con la que podemos crear horarios autónomos para sincronizar la calefacción, automatizar la temperatura de la casa según la presencia de gente o establecer reglas y escenas que determinen la temperatura. Un control que podemos llevar desde el iPhone, el Apple Watch o los controles táctiles integrados y que podemos encontrar en Amazon por unos 70 euros.

Iluminación

Led Ikea

La iluminación vía LED son otro de los puntos fuertes a la hora de hablar del hogar conectado. Luminarias en general, ya sea en formato lámpara o bombilla las tenemos de una gran variedad con precios para todos los gustos.

Un apartado en el que no pueden faltar las bombillas Trådfri de Ikea. Unas bombillas que aunque ya si son compatibles con Apple HomeKit, quieren llamar la atención de los usuarios gracias a un bajo precio ya que el kit que incluye el hub, dos bombillas y un mando tiene un precio de aproximadamente 80 euros. Unas bombillas que podrán ser controladas por medio de comandos de voz a través de dispositivos como Google Home, y soluciones basadas tanto en Apple HomeKit como en Amazon Alexa.

Philips Hue

Otro buen ejemplo y barato, más que los cerca de 200 euros que viene a costar el sistema Hue De Philips, son estas bombillas de TP-Link. Tres modelos, LB100, LB110 y LB120, con el aspecto y forma de las convencionales pero con funciones avanzadas en su interior, como la posibilidad de conectarse a la red WiFi de casa para ser controladas desde un móvil iOS o Android por medio de la correspondiente aplicación o a través del asistente Alexa de Amazon. Y todo por precios que van desde los 20 euros para el modelo LB100, 34 para el LB110 y 40 para el LB120.

Iluminacion

Uno de los últimos modelos presentados viene con el sello Xiaomi, lo cual es un equivalente a precio asequible. Se trata de la Yeelight, dos modelos de lámpara de techo que varían en el diámetro (48 centímetros y un espesor 8 centímetros o 65 centímetros y 14,7 centímetros de espesor). Con certificación IP50 cuentan con la facilidad de poder ser controladas desde el smartphone y así regular el grado de luminosidad o el color. Incluso podemos servirnos para controlarlas por medio del altavoz Mi AI Speaker, con un dispositivo Amazon Echo, con la pulsera Xiaomi Mi Band o con un mando Bluetooth. Los podemos encontrar por unos 100 euros en Gearbest.

Otro buen ejemplo puede ser el sistema Sengled Pulse Link, con el cual podemos escuchar la tele y el móvil desde las bombillas de la casa. Se trata de una lámpara LED con altavoz incorporado y un transmisor de forma que conectamos este a la fuente de sonido para que se conecte por Bluetooth a la bombilla y lance el sonido en mono si solo usamos una o en estéreo si conectamos dos o más. Con 600 lúmenes de fuerza y una potencia de 13 vatios, el sistema se controla desde una aplicación para móviles que permite seleccionar por qué bombilla se reproducirá la fuente de sonido. Eso sí el precio sube a 149,99 euros en Amazon en lo que incluye dos bombillas Pulse satélite y un adaptador Pulse Link.

Ikea ha entrado en este panorama con fuerza y con bombillas que parte de precios muy económicos compiten de tú a tú con propuestas muy conocidas del mercado. Son una opción interesante, lo mismo que las que ofrece TP-Link, con sus tres modelos con precios que parten de los 20 euros para el modelo más económico.

Asistentes Virtuales

Asistentes

Era algo que tenía que pasar tarde o temprano. Los asistentes personales (Google Assistant, Alexa, Cortana, Siri...) han terminando saltando de los teléfonos móviles para llegar al hogar y controlarlo. Tenemos propuestas para todos los gustos y necesidades, si bien casi ninguna de ellas por ahora está disponible en España.

Una de las alternativas más recientes en llegar al mercado es el Amazon Echo Show, una evolución de la gama Amazon Echo que estaca por la adopción de una pantalla táctil de siete pulgadas que facilita su uso y las tareas como centro de control del hogar siendo otra alternativa a las órdenes de voz mediante Alexa. Gracias a la pantalla y los altavoces en la parte inferior o la cámara situada en la parte superior podemos convertir este gadget en el centro neurálgico del hogar conectado pues podemos desde usarlo como vigila bebés a conectarlo a otros productos domésticos cómo los de Broadlink, el sistema WeMo de Belkin, Nest y ecobee con su gama de termostatos del hogar o las bombillas Philips Hue. ¿Su precio? 229,99 dólares.

Home Mini

El Google Home Mini ha sido el último en llegar y ahora mismo pasa por ser una de las alternativas más interesantes una vez solucionados los fallos en algunas unidades puestas en circulación. Un asistente con el que interactuar de forma similar al Amazon Echo Show que hemos visto antes si bien no tenemos la opción de usar cámara y pantalla. Aquí no es Alexa sino Google Assistant el protagonista de forma que gracias a Voice Search podemos tener personalizadas las búsquedas y cualquier otro tipo de acción que requiera el conectarse con otros aparatos inteligentes de casa. Su precio, tremendo, 49 euros... lo mismo que los pocos países en los que saldrá de entrada.

Y si hemos hablado de Alexa o Google Assistant, ahora lo hacemos de Cortana por medio de Invoke, el altavoz inteligente de Harman Kardon que ya se puede encontrar en los Estados Unidos. Un altavoz que integra hasta siete micrófonos con reducción de ruido y cancelación de eco que posibilitan que Cortana pueda percibir las órdenes verbales sin problema y que complementan el funcionamiento de un panel táctil en la parte superior que cuenta con una animación que nos ayuda a conocer la actividad del altavoz.

Una alternativa que por 199,95 dólares permite desde realizar llamadas vía Skype, realizar buscar en la web, escuchar música en Spotify, iHeartRadio o TuneIn o conectarse e interactuar con el resto de dispositivos domésticos inteligentes cómo pueden ser termostatos, luces o equipos de sonido, siendo de entrada compatible con productos de Philips Hue, Nest, Wink e Insteon.

El panorama que encontramos en España al hablar de los asistentes personales es ciertamente desolador. No tenemos alternativas que se comercialicen de forma oficial y hay que tirar de importación para poder hacerse con uno. Obviando este handicap, el Google Home Mini, la propuesta más reciente se alza como ganador y es que por menos de 50 euros es imposible encontrar alternativa alguna.

Haciendo cuentas

Aquí podemos ver a modo de resumen por cuanto nos sale "hacer que nuestra casa sea inteligente" si optamos por usar elementos de una gama básica o si por el contrario optamos por elegir modelos de más altas prestaciones. Una diferencia en la que hemos tomado siempre un elemento por tipología y cuyo resultado final en precio es notablemente dispar.

Opción económica

Opción precio más alto

Cerradura conectada

Codelocks 0155 SG por 35 euros

August Smart Lock por 193 euros

Timbre inteligente

VICTORSTAR SDB-01 por 34 euros

Doorbell Cam Pro por 179 euros

Cámara de seguridad

Pecham por 23 euros

Netatmo Presence por 299 euros

Enchufe conectado

Xiaomi Mi Smart WiFi Socket por unos 10 euros

Belkin F7C029EA por 45 euros

Sensor para el hogar

Aqara Water Leak Sensor por unos 12 euros

D-Link DCH-S160 por 59,95 euros

Termostatos

Termostato básico por 33,99 euros

Termostato Nest por 249 euros

Iluminación

Bombillas Trådfri desde unos 8 euros

Philips Hue por 199,95 euros

Asistentes personales

Google Home Mini por 49 euros

Amazon Echo Show por 194 euros

Total coste hogar inteligente

205 euros con un elemento por tipo

Más de 1.400 euros con un elemento por tipo

Sin perder de vista la seguridad

No obstante hay que tener en cuenta que estamos tratando con datos y funcionalidades de carácter sensible. Aparatos de marcas algunas veces no muy conocidas, que van a interactuar con elementos de la casa que permite el acceso físico o virtual a nuestro hogar. Manejan redes, accesos o interactúan con otros dispositivos, por lo que siempre hay que tener un mínimo de sentido común y de lógica a la hora de configurarlos y ni aún así la seguridad es plena.

Hemos visto como los ataques DDoS sufridos han hecho patente que en muchos casos la seguridad plena no existe y los dispositivos que conforman el Internet de las Cosas (IoT) ofrecen vulnerabilidades que son fácilmente aprovechables los hackers. Se trata de dispositivos muy golosos", muy atractivos para todo aquel que quiere encontrar una puerta de entrada por la que llegar al usuario y provocar algún tipo de fallo debido a la escasa protección con la que muchas veces cuentan este tipo de dispositivos.

Tengamos en cuenta que de partida, muchos poseedores ni siquiera modifican la contraseña con las que llega el dispositivo de fábrica y pese a que actualmente se ofrecen opciones de seguridad en los dispositivo de IoT, estas son individuales y cada marca ofrece unas específicas en muchos casos. A falta de encontrar un protocolo unificado para todos los dispositivos IoT por medio de una entidad certificadora, se han de extremas las precauciones a la hora de usar este tipo de aparatos, sobre todo si pensamos que de cara al año 2020 se estima que estaremos ante un parque de más de 20 millones de dispositivos. Una puerta de entrada frente a amenazas que tenemos que blindar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos