Compartir
Publicidad

Ni minan ni invierten, pero los 'exchanges' se están forrando con las criptodivisas

Ni minan ni invierten, pero los 'exchanges' se están forrando con las criptodivisas
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si quieres comprar bitcoins, Ether, Ripple o cualquier otra criptodivisa, lo normal es que lo hagas a través de un 'exchange'. Estos mercados de compra, venta y transferencia de monedas virtuales se han convertido en la referencia para invertir en este volátil segmento.

Precisamente eso ha hecho que estos exchanges se forren de la noche a la mañana. Se estma que algunos de ellos ganan 3 millones de dólares al día, y lo hacen sin tener que minar o invertir dinero en estas criptodivisas: las comisiones son el secreto de un negocio en el que además hay un secretismo preocupante.

Benditas comisiones

Los datos recopilados por Bloomberg para su estudio se basan en la información de CoinMarketCap, donde se recopilan los volúmenes diarios de operaciones en los distintos mercados de criptodivisas.

Bitcoin Ether

Las operaciones no paran, y aunque puede que el segmento esté algo menos "inquieto" que a finales del año pasado —no ha habido grandes subidas o bajadas en las últimas semanas— lo cierto es que la compra, venta y transferencia de criptodivisas sigue siendo enorme.

Cada una de esas operaciones impone una comisión, y aunque esas comisiones también se han reducido en los últimos tiempos en casos concretos como el de bitcoin —operar con esta moneda virtual llegó a ser realmente caro a finales de 2017—, esas comisiones son las que permiten a estos intermediarios ganar mucho dinero.

¿Cuánto? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero los datos hablan de 'exchanges' que rondan los 3 millones de dólares de ingresos al día. Es el caso de Binance y Upbit, dos de los grandes protagonistas del sector. Eso hace que sus ingresos anuales ronden los 1.000 millones de dólares si esos ritmos se mantienen, algo asombroso para empresas tan jóvenes y con una estructura tan difusa.

Binance es un caso especialmente llamativo, porque la empresa empezó a operar el pasado mes de julio de 2017. Lo hizo con una medida muy atractiva: la de no pedir verificación a sus usuarios, que pueden realizar depósitos para empezar a operar de forma inmediata, y que solo tienen que verificar su identidad cuando quieren realizar retiradas de dinero invertido en criptodivisas.

Secretismo máximo

En muchas de esas empresas, como comentábamos, reina el secretismo. Es muy difícil saber quiénes son sus responsables y gestores, y estas empresas privadas hacen muy difícil encontrar información financiera al respecto.

Binance

Algunas dependen de grandes imperios de telecomunicaciones como sucede con Upbit, un exchange surcoreano que inició sus operaciones en octubre y depende de la empresa Dunamu Inc, propietaria de Kakao Talk. Otras muchas no revelan quién las ha creado, de quién son propiedad o quién las gestiona, algo que podría cambiar en el futuro.

Eso es al menos lo que asegura Chris Slaughter, cofundador de la empresa de inversión en criptodivisas Samsa. Este experto comentaba que "negocios convencionales como bancos o fondos de inversión probablemente adquieran plataformas de criptodivisas para asegurarse de que tienen presencia en el mercado. No tiene misterio: los servicios financieros es donde están los ingresos reales del negocio de las criptodivisas."

Vía | Bloomberg
En Xataka | Los otros que se están forrando con Bitcoin y Ethereum y no porque hayan invertido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio