Compartir
Publicidad
Radeon VII, análisis: AMD se pone las pilas con una gráfica que rivaliza por fin con la gama alta de NVIDIA
Componentes

Radeon VII, análisis: AMD se pone las pilas con una gráfica que rivaliza por fin con la gama alta de NVIDIA

Publicidad
Publicidad

NVIDIA llevaba años intratable. Su familia GTX 1000 ha dominado el segmento de las gráficas de consumo de gama alta, y AMD solo podía competir en gamas algo más económicas. Eso cambia tras el lanzamiento de una AMD Radeon VII ambiciosa y que abre nuevas puertas a la rivalidad entre ambos gigantes.

Hemos tenido la oportunidad de probar esta Radeon VII durante unos días y las promesas del fabricante se cumplen casi en su totalidad. La igualdad con las RTX 2080 en el ámbito del gaming puro es sorprendente, lo que demuestra que estamos por fin ante una alternativa real a ese dominio de NVIDIA en la gama alta.

Bienvenidos, 7 nm, y bienvenida a los videojuegos, Vega 20

La característica fundamental de las nuevas AMD Radeon VII es su proceso de fabricación de 7 nm, que se usa por primera vez en una tarjeta gráfica para el mercado de consumo y que precisamente a AMD plantear este rival con ciertas garantías.

Radeonvii 1

El pilar de esta gráfica es la arquitectura Vega 20 que ya fue usada en las tarjetas profesionales Radeon Instinct MI50 y MI60 y que ahora desembarca en estos modelos para usuario final. Algunos esperaban que las primeras GPUs de AMD de 7 nm serían las basadas en la prometedora arquitectura Navi, pero la sorpresa fue importante cuando durante el CES 2019 AMD desveló estas gráficas que son de hecho una especie de paso intermedio antes de la llegada de esos futuros modelos.

Radeon VII

Radeon RX Vega 64

TFLOPS

13,8

12,7

Stream Processors

3840

4096

Frecuencias reloj (Normal/Boost)

–/1800 Mhz

1247/1546 Mhz

Memoria GDDR5

16 GB

8 GB

Ancho de banda

1 TB/s

484 GB/s

TDP

300 W

295 W

Arquitectura

7 nm (TSMC)

14 nm (GloFo)

Precio

[807 euros en Amazon](https://www.amazon.es/dp/B07N73J58V/)

599 dólares

Lo curioso es que Vega 20 no era una arquitectura orientada específicamente a videojuegos, sino que su presencia en esas gráficas profesionales estaba precisamente motivada por la presencia de mejoras para entornos de Machine Learning y por el uso "masivo" de la carísima memoria HBM2.

Radeonvii 2 La analogía con las gráficas profesionales de AMD basadas en Vega 20 es evidente. Fuente: AnandTech

La GPU de las Radeon VII sorprende por esos 13.200 millones de transistores en su die de 331 mm2, que curiosamente es más compacta que la de las GPUs Vega 10 y eso permite entre otras cosas integrar esos impresionantes 16 GB de memoria HBM2 que de hecho quizás son "demasiados" para una gráfica de consumo, aun estando orientada a gamers exigentes.

Aquí se ve ese enfoque bipolar de la tarjeta, que por su arquitectura y por esa cantidad de VRAM podría confundirse con una Radeon Instinct más, una que además sería más que adecuada por ejemplo para escenarios de virtualización en los que ese "exceso" de memoria gráfica puede venir especialmente bien. Para juegos será difícil que esos 16 GB sean tan útiles, y podríamos habernos conformado perfectamente con menos y quizás con un precio más económico que le hiciera algo de daño a NVIDIA en ese apartado.

Las mejoras de Vega 20 sobre Vega 10 se extienden al ancho de banda de memoria, y tendremos más del doble para los ROP, las unidades de textura y la ALU, algo que desde luego ayuda a mover todo tipo de procesos gráficos más rápido y sin esos potenciales cuellos de botella.

Diseño imponente

La AMD Radeon VII de referencia que hemos podido probar es desde luego llamativa por su construcción, y aquí AMD ha aprovechado para ofrecer algunos detalles de diseño singulares como ese pequeño cubo rojo de una de las esquinas con la "R" de la familia Radeon identificándola claramente.

Amd Radeon Vii 4

Para empezar, en AMD han hecho uso de una configuración de triple ventilador. En todos ellos las palas son más pequeñas y separadas que las que por ejemplo encontramos en las Founder Edition de la familia RTX de NVIDIA, que como sabéis se lanzaron con dos ventiladores y no tres.

La nueva gráfica de AMD no es precisamente compacta, y esa potencia no es gratuita: su TDP es de 300W, una cifra desde luego elevada que deja claro que aquí la firma ha priorizado el rendimiento sobre la eficiencia.

Este modelo cuenta con una configuración tradicional de salidas: tres DisplayPort y una HDMI, y para alimentarla necesitaremos dos conectores PCIe de 8-pines que muestran la exigencia en este apartado.

Cuando el raytracing no importa

Con su familia RTX 2000 NVIDIA ha hecho una apuesta evidente por el trazado de rayos o raytracing, una tecnología fotorrealista que aporta mejoras visuales llamativas pero que también tiene un impacto claro en la carga a la que sometemos a la tarjeta gráfica.

Amd Radeon Vii 3

A esa novedad se le suma otra aún más interesante para el día a día: ese 'antialiasing' potenciado por inteligencia artificial llamado DLSS que permite aumentar el nivel de detalle de los gráficos aumentando la tasa de fotogramas por segundo. Otras técnicas tradicionales tienen mayor impacto, pero en NVIDIA logran "adivinar" cómo serán esos próximos fotogramas para quitarle trabajo a la GPU en ese ámbito.

Ninguna de esas dos opciones está presente en las AMD Radeon VII, claro. La apuesta de este fabricante es más conservadora en ese ámbito, y ofrece más potencia, ni más ni menos. Eso es buena noticia para muchos, pero quizás aquí AMD se enfrenta a un problema de posicionamiento. Las Radeon VII tienen un precio casi idéntico a las RTX 2080 que sí ofrecen esas opciones (y son más eficientes con su TDP de 250 W en el caso de las Founders Edition), y eso puede marcar la diferencia.

De hecho NVIDIA no ha tardado en reaccionar y hace poco presentó sus GTX 1660 y GTX 1660 Ti que aun estando basadas en Turing "sueltan lastre" y no tienen núcleos específicos RT ni Tensor. No compiten con las Radeon VII, desde luego, pero puede que veamos más movimientos de NVIDIA en esa apuesta "pura" por el rendimiento.

No parece que el trazado de rayos sea de momento clave para AMD; pero Lisa Su, la CEO de AMD, indicó recientemente que esta tecnología "es importante" y que estaban trabajando en ella, aunque de momento no hay detalles sobre cómo y cuándo la implementarán. Eso ahora no es tan relevante para muchos jugadores tampoco, y si descartamos esos avances de NVIDIA -que desde luego pueden ser relevantes para ciertos jugadores y ciertos escenarios- las Radeon VII se comportan realmente bien. La demostración, a continuación.

Las pruebas

Para evaluar el rendimiento de la Radeon VII utilizamos la misma base que ya habíamos utilizado en nuestras pruebas de la familia RTX de NVIDIA. Así, el procesador es un Core i5-8400, acompañado de 16 GB de memoria DDR4 a 3200 MHz montados sobre una placa ASRock Z370M-ITX/ac. La unidad de almacenamiento principal es una Samsung 970 EVo M.2 NVMe, mientras que la fuente de alimentación es una Be Quiet BN282 de 650 W.

Amd Radeon Vii 16

En nuestro banco de pruebas hicimos uso tanto de benchmarks sintéticos como de juegos que o bien cuentan con sus propias herramientas de benchmark internas o bien utilizamos en recorridos repetitivos. Es el caso de Battlefield V, en el que hacemos uso del modo historia (en concreto, la sección 'Tiralleur') y de un punto de guardado para realizar las mismas acciones en un ciclo de un minuto que monitorizamos con la herramienta OCAT.

En todos los casos y salvo mención explícita el nivel de detalle de los juegos siempre es el máximo que cada uno de ellos permitía. Aunque hay ajustes finos que permiten establecer preferencias aún más exigentes (o menos) en ciertos casos, trabajamos con las configuraciones 'Ultra' (pueden tener otros nombres) predefinidas por los paneles de configuración de vídeo en cada uno de esos títulos.

Para estas pruebas hemos enfrentado la Radeon VII a cuatro gráficas de NVIDIA a las que hemos tenido acceso: la GTX 1070 de la familia basada en arquitectura Pascal, y 3 modelos basados en Turing: la RTX 2060, la RTX 2070 -que también debuta en nuestro banco de pruebas- y la poderosa RTX 2080, que por precio y prestaciones es la que compite con la gráfica de AMD. Para la última prueba con Battlefield V, eso sí, no tenemos los resultados de la RTX 2080, pero sí los de la RTX 2080 Ti que habíamos analizado anteriormente tras los últimos parches.

3DMark

En la prueba sintética de 3DMark evaluamos dos de los escenarios más exigentes, Fire Strike Extreme y Ice Storm Extreme. En ambas pruebas la Radeon VII se ha comportado de forma excepcional.

3dmark

De hecho supera incluso las RTX 2080, que en nuestras pruebas se quedaron incluso detrás de las RTX 2070, quizás por algún pequeño conflicto con los controladores.

Cinebench

Otra de las pruebas interesantes en este ámbito fue la realizada con Cinebench, una aplicación que permite vislumbrar la capacidad de estas gráficas en ámbitos fuera del gaming puro.

Cinebench

Como puede verse, una vez más el comportamiento de la Radeon VII fue sobresaliente, superando a todas sus competidoras. De nuevo alguna inconsistencia, como el buen comportamiento en CPU de la RTX 2060 y unas cifras por debajo de lo esperado para la RTX 2080.

PCMark 10

El impacto de una GPU en una prueba de propósito general es menor y aquí es el procesador el que suele marcar la diferencia, pero aún así hay apartados de este conocido banco de pruebas en los que la gráfica muestra sus poderes.

Pcmark10

En esta prueba también vimos cómo la Radeon VII mostraba muy buenos números situándose por encima de sus competidoras, aunque los márgenes aquí fueron relativamente pequeños.

Shadow of the Tomb Raider

En 'Shadow of the Tomb Raider' es donde empezamos a ver el comportamiento real de estas gráficas en el ámbito que más interesará a muchos: el del gaming. En las pruebas se puede apreciar el impacto de la resolución y el modo DX11 y DX12 para cada modo.

Shadow

Una cosa está clara: a la Radeon VII le gusta DX12: en todas las resoluciones gana la batalla a sus competidoras, mientra sque en DX11 la cosa cambia sobre todo en bajas resoluciones. En 4K no llegamos a ese objetivo de los 60 FPS en ningún caso, pero si bajamos el nivel de detalle sí que podremos jugar a esa resolución superando esa tasa de fotogramas por segundo.

Dirt Rally

Los números bailaron bastante más en Dirt Rally, cuyo benchmark se comportó de forma errática durante todas las pruebas. De hecho la RTX 2070 se comporta mejor que la RTX 2080 en algunos ámbitos.

Dirtrally

La AMD Radeon VII también tuvo algunos resultados extraños como la poca ganancia en modo 1080p respecto al 1440p, pero en general se puede comprobar cómo podremos disfrutar del máximo nivel de detalle y un rendimiento fantástico en este título.

The Division

Otro juego especialmente exigente que permite evaluar el comportamiento de estas gráficas en condiciones interesantes, y que también permite evaluar esas diferencias entre el modo DX12 y el DX11.

Division

Una vez más vemos cómo a la Radeon VII se le da bien trabajar con la última versión de las librerías DirectX, y supera a las distintas gráficas de NVIDIA en todas las resoluciones. En DX11 la cosa cambia y la RTX 2080 sí muestra sus poderes.

World of Tanks

Esta prueba hace uso de este popular videojuego en un benchmark interno que también pone a prueba la potencia gráfica de estas tarjetas en distintas resoluciones.

Worldoftanks

En esta ocasión la superioridad de la RTX 2080 es clara salvo en resoluciones 4K en los que la Radeon VII se comporta mejor. En el resto de escenarios está gráfica está más cerca de una RTX 2070 que en este caso se comporta realmente bien.

Battlefield V

En esta última prueba se puede comprobar el comportamiento de todas nuestras protagonistas en una sesión de juego normal en modo historia que repetimos continuamente para evaluar la tasa de FPS con la ayuda de OCAT.

Battlefield V

No pudimos comparar la Radeon VII directamente con la GTX 1070 ni con la RTX 2080, pero sí con los resultados que obtuvimos en el pasado con el mismo equipo de pruebas con una RTX 2080 Ti que obviamente es superior en rendimiento. Aún así el comportamiento de la Radeon VII (cuidado, los colores de la gráfica cambian ligeramente) es notable y la sorpresa aquí es la RTX 2060.

Radeon VII, la opinión de Xataka

Aunque con alguna que otra inconsistencia en alguna prueba, lo cierto es que el comportamiento de las Radeon VII ha sido sobresaliente en nuestros benchmarks. La RTX 2080 es claramente la referencia a tener en cuenta, y podemos esperar una situación muy equilibrada entre ambas con algunas situaciones dominadas por ella y otras dominadas por la Radeon VII.

Amd Radeon Vii 6

Eso nos lleva a una conclusión lógica: estamos ante unas excelentes noticias para quienes buscan alternativas en esta gama de tarjetas gráficas. NVIDIA supera a AMD en eficiencia -y eso sin haber dado el salto a los 7 nm todavía-, pero este esfuerzo sorpresa de AMD demuestra que la empresa sigue teniendo mucho que decir.

Hay un detalle curioso: con las gráficas de NVIDIA tenemos los diseños de referencia (Founder's Edition), además de versiones "básicas" de los OEM y otras más caras que presentan mejoras en ámbitos como la ventilación o el overclocking. Con AMD y sus Radeon VII no tenemos de momento esa variedad de versiones, y los fabricantes básicamente distribuyen la misma gráfica sin apenas modificaciones propias.

A ese factor se une el que ya comentábamos anteriormente: los precios de las Radeon VII (807 euros en Amazon) son similares a los de las RTX 2080 (unos 750 euros en versiones base), pero NVIDIA y su arquitectura Turing son llamativas por el trazado de rayos y la tecnología DLSS que poco a poco va mostrando sus bondades en títulos como 'Battlefield V' o 'Metro: Exodus'. El soporte de estas opciones es aún limitado, cierto, pero las gráficas de NVIDIA abren la puerta a esa opción para los usuarios que quieran aprovecharla: las de AMD no.

Esa desventaja a igualdad de precio se puede compensar con un área en el que NVIDIA puede ser peor opción: los 16 GB de memoria HBM2 dan mucho margen de maniobra frente a los 8 GB GDDR6 de las RTX 2080, algo que puede ser de ayuda en juegos pero sobre todo en el ámbito creativo en el que aplicaciones muy exigentes pueden verse beneficiadas por toda esa memoria gráfica.

Si trabajamos con OpenCL (Blender, por ejemplo) o aplicaciones de cálculo intensivo (Cinebench es un guiño a ese escenario) que aprovechen su potencia en operaciones FP64 notaremos la diferencia, y eso hace que las Radeon VII sean gráficas más "redondas" en términos generales. Buenas noticias para todos los usuarios: la competencia es buena, y AMD ha vuelto con fuerza para darle guerra a una NVIDIA que no debería relajarse.

La AMD Radeon VII ha sido cedido para la prueba por parte de AMD, mientras que las RTX 2060/2070/2080/2080 Ti han sido cedidas para las pruebas por parte de NVIDIA. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Sapphire Radeon VII (16GB HBM2/PCI Express 3.0/1400MHz-1750MHz/2000MHz) Tarjeta de Video refrigeración Agua y freón

Sapphire Radeon VII (16GB HBM2/PCI Express 3.0/1400MHz-1750MHz/2000MHz) Tarjeta de Video refrigeración Agua y freón

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio