Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Philips dio a luz a la Televisión Plana: así ha llegado hasta nuestros días

Philips dio a luz a la Televisión Plana: así ha llegado hasta nuestros días
7 comentarios

Publicidad

Los televisores han evolucionado de forma progresiva a lo largo de los años: mayor tamaño, nuevos formatos, mayor calidad, nuevos materiales, nueva forma de disfrutar de sus contenidos. Sin embargo, uno de los puntos de inflexión clave en la industria llegó en 1997 de la mano de Philips: apareció en el mercado el primer televisor de pantalla plana de la historia.

El primer paso para descubrir los televisores planos

Dos profesores de la Universidad de Illinois, Gene Slottow y Donald Bitzer, trabajaban en el año 1964 con una aplicación informática. La pantalla que usaban en ese momento era muy ineficiente para renderizar gráficos, así que decidieron investigar para crear una pantalla que solucionase su problema.

Así descubrieron las pantallas de plasma, que usaban células de gases ionizados eléctricamente cargados en su interior. Eso sí, en esa época, su pantalla de plasma se componía de una célula, las pantallas que aparecieron en el mercado años después contaban con más de un millón de ellas. Gran diferencia.

Philips lanzó al mercado en 1997 el primer televisor con pantalla plana del mundo. Esta pantalla hacía uso de una versión renovada de la tecnología plasma, tecnología que permitía condensar el tamaño de dicha pantalla hasta unos cuantos centímetros de grosor. Su tamaño era de 42 pulgadas y su resolución era 840×480 píxeles. Fue todo un hito frente a los tradicionales televisores de tubo CRT.

Las pantallas planas y su reinado a lo largo de los años

Plasma Display
Antiguo televisor de pantalla plana con tecnología de plasma

No hubo vuelta atrás. Las pantallas planas llegaron para quedarse, Philips inició una tendencia. Las posibilidades para usar los televisores de pantallas planas eran muy variadas: usarlo colgado a una pared del salón y aumentar el espacio de la estancia, usarlo colgado en el techo de una habitación (algo totalmente inaudito hasta la fecha) o usarlo en fachadas exteriores (bares, restaurantes, etc).

Suponían un cambio radical de la forma de disfrutar de un televisor y un respiro para quienes veían como su salón se empequeñecía a cada nuevo televisor que compraban.

Tras Philips, otras muchas marcas se aventuraron a lanzar televisores que usaban la tecnología Plasma y pantalla plana. Dicha tecnología era tan versátil que permitía crear pantallas que iban de las 32 pulgadas a las 50.

Philips Wall Mount

En pleno auge de las pantallas planas de plasma apareció la tecnología que usaba pantallas LCD (pantallas de cristal líquido), mucho más baratas de fabricar, y más eficientes en cuanto a consumo energético, pero con limitaciones evidentes frente a las pantallas de plasma: su velocidad de refresco de pantalla era menor propiciando el conocido “efecto halo” o fantasma, y su límite de tamaño se estancó en tan solo 32 pulgadas.

Mientras tanto, las típicas pantallas de tubo CRT caían en ventas de forma estrepitosa. Las resoluciones de las pantallas comenzaron a crecer, de 840×480 píxeles iniciales pasamos al HD, con 1280×768 píxeles o, por último, a 1920 x 1080 píxeles, lo que hoy conocemos como Full HD.

Durante prácticamente 10 años las pantallas planas fueron las reinas del mercado, donde las de tecnología de plasma ganaban la batalla frente a las LCD de la época, ya que ofrecían mayor contraste, colores más naturales y mejor ángulo de visión. En 2006 la tecnología LCD evolucionó y comenzó a superar todas sus trabas iniciales, por lo que, unido a su bajo coste de fabricación frente a las pantallas de plasma, llegó a superarlas en todas sus características.

La extinción de las pantallas de tubo, una nueva era gracias al LED

Pantalla curva Philips UHD

El cambio de década en 2010 terminó de “rematar” a los televisores con pantallas de tubo CRT que aún quedaban en el mercado. Muchos países pusieron incluso una fecha límite de venta para este tipo de televisores, prohibiendo su venta a partir de entonces.

Los televisores planos con pantalla LCD se imponían sin esfuerzo en el mercado, pero comenzaron a aparecer alternativas mucho más eficientes y nuevas tecnologías más prometedoras en el horizonte: la tecnología LED, las pantallas ultraplanas, las pantallas con resolución de 3840 x 2160 píxeles UHD.

Televisores planos Philips

Philips, que continúa a la vanguardia en este campo, sigue ofreciendo todo tipo de televisores planos de última generación.

Actualmente podrás encontrar desde una avanzada gama con pantala curva Ultra HD, pasando por modelos con Smart TV y Android, y otros con pantalla ultra plana y AmbiLight.

Más en Vive Philips TV

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio

Explora en nuestros medios