Publicidad

Revolucionaron el cómic de superhéroes y ahora asaltan HBO: esta es la historia de la Doom Patrol
Cine y TV

Revolucionaron el cómic de superhéroes y ahora asaltan HBO: esta es la historia de la Doom Patrol

Publicidad

Publicidad

La ruptura de Marvel y Netflix y la subsiguiente finalización de las principales series basadas en sus superhéroes ha creado un variado panorama de adaptaciones de cómics que tiene como penúltimo episodio a un grupo de DC Comics cuya popularidad está a años luz de la Liga de La Justicia e incluso los Titanes. La Doom Patrol, conocida en España como la Patrulla Condenada, llega a HBO a través de una primera temporada que pone el foco de atención en un grupo de héroes atípicos y llamativos.

Un reparto estelar que incluye a rostros conocidos como Brendan Fraser (que encarna a Robotman y, por lo tanto, no veremos mucho su cara), Timothy Dalton o Matt Bomer y que recupera a algunos de los personajes más celebrados de los cómics, con el añadido de Cyborg, un personaje que ha militado en los Titanes o la Liga de la Justicia. La primera temporada de la serie ha sido celebrada tanto por fans de los personajes como por seguidores de lo superheroico.

Pero… ¿Quiénes son esos peculiares personajes?¿De dónde salen? Retrocedamos más de medio siglo atrás...

Mi gran aventura: los inicios de la Patrulla Condenada

Doompatrol

Los orígenes de la Patrulla Condenada se remontan a los sesenta. El peculiar supergrupo debutaría en 1963 en el número 80 de la serie 'My Greatest Adventure', que era una antología de historias contadas en primera persona que combinaban género fantástico con ciencia ficción. Tan solo seis números después, y ya dedicada totalmente a contar historias del supergrupo, la cabecera cambiaría su nombre por del de 'Doom Patrol', manteniendo su numeración.

Con guiones de Arnold Drake y Bob Haney y dibujo de Bruno Premiani, la historia fundacional del grupo presentaba al doctor Niles Caulder en su afán por reclutar a seres poderosos marginados por la sociedad debido a su apariencia y habilidades. La formación inicial incluiría a Robotman, Elasti-Girl y Negative Man.

'Doom Patrol' ofrecía una aproximación diferente a la figura del superhéroe de la que acostumbraba a trabajar DC Comics. Sus protagonistas, claramente influenciados por una época de movimientos reivindicativos de minorías, estaban muy alejados de figuras casi divinas como Superman o Flash, e incluso abundaban en problemas personales, algo más habitual de los personajes Marvel. Además, contaban con una galería de villanos bien llamativo como el General Inmortus o el Hombre Vegetal-Animal-Mineral.

Tan solo tres meses después saldría a la calle el número uno de los X-Men, conocidos en España como la Patrulla-X. A saber: un supergrupo de mutantes marginados por la sociedad organizado por un sabio en silla de ruedas. Los rumores de plagio por parte de Stan Lee han sido una constante durante estos años, sobre todo cuando la supuesta copia superó en éxito y ventas al original.

La primera serie de la Doom Patrol sería cancelada en el número 121. Su final volvería a ser innovador, en tanto en cuanto conllevaría la muerte de los personajes protagonistas.

Un nuevo inicio

Doompatrol02

Tendrían que pasar siete años para la vuelta de la Patrulla, aunque con unas características bien distintas. El guionista Paul Kupperberg, junto con el dibujante Joe Staton, trabajaron para revivir el supergrupo. Sería en las páginas del número 94 de 'Showcase', un título en el que DC presentaba nuevos personajes, a los que posteriormente dotaba de serie propia si resultaban ser populares.

Kupperberg presentó durante tres números a un nuevo plantel de personajes, rescatando a Robotman y añadiendo una nueva versión de Negative Woman y un nuevo héroe, Tempest, todos ellos liderados por la esposa del doctor Caulder, Celsius. El tono de estas nuevas aventuras estaba alejado del concepto original de la Doom Patrol apostando por un estilo más canónico de superhéroes, y no acabó de calar entre los lectores. La nueva Patrulla Condenada no se ganó el derecho a una nueva serie, pero sí apareció ocasionalmente en algunos títulos DC.

Kupperberg se saldría con la suya diez años después. En 1987 salía a la calle el número uno del segundo volumen de 'Doom Patrol'. Con dibujantes como Steve Lightle y un joven Erik Larsen, la serie retomaba la nueva plantilla de finales de los setenta y añadía varios personajes como Scott Fisher, Lodestone o Karma. De nuevo, la impronta demasiado previsible de las aventuras del grupo haría que DC buscase un revulsivo tras menos de una veintena de números.

Grant Morrison, contigo empezó todo

Doompatrolbolland

La revolución tenía nombre y apellidos: Grant Morrison. Al calor de su gran éxito con la novela gráfica 'Arkham Asylum', en la que había abundado en el lado oscuro de Batman y su entorno, DC se puso en manos del guionista escocés para que hiciese lo que quisiera con la Patrulla Condenada. La primera petición de Morrison antes de ponerse manos a la obra fue que Kupperberg se deshiciese de gran parte de los personajes que había creado, para que él tuviese todo a su gusto.

Kupperberg mató a varias de sus creaciones en el macroevento 'Invasión' y, a partir de ahí, Grant Morrison se hizo dueño y señor de la serie. Con el dibujante Richard Case y y diversos entintadores como Scott Hanna, el guionista acometió una odisea de surrealismo y experimentación cargada de homenajes, metalenguaje y referencias literarias.

La serie vio cómo desfilaban algunos de los grandes temas en la carrera de Morrison, como las realidades subyacentes, la cotidiana delirante y la plasmación de percepciones alteradas. Bajo su batuta todo parecía posible, mágico y terriblemente sofisticado, y es esa sensibilidad la que ha querido tomar como punto de partida la serie de televisión de Doom Patrol.

A lo largo de los cuarentaipico números en los que Grant Morrison estuvo al frente de la serie, 'Doom Patrol' pasó a convertirse en predecesor de Vertigo, el subsello adulto en el que DC quiso desarrollar proyectos asociados al terror y lo fantástico con perspectivas más audaces de las que permitía el universo superheroico en el que habitaban Superman y compañía.

El número 64 de la serie, primero de la nueva guionista de la serie, Rachel Pollack, sería el primero de Doom Patrol dentro de Vertigo. Escritora, novelista y tarotista, Pollack asumió la difícil tarea de continuar una serie que había cobrado significado gracias a Grant Morrison, y lo hizo imprimiendo su propia personalidad al título.

Leer hoy en día los números que Pollack, la primera mujer transexual en ponerse al frente de un cómic Marvel o DC, realizó junto con Linda Medley y, sobre todo, Ted McKeever, es ser testigo de historias muy avanzadas a su tiempo (mediados de los noventa) con un desarrollo de personajes innovador y un discurso fuertemente asentado en temas como sexualidad, género y transgénero. Estos números de la serie permanecen inéditos en castellano y no han sido reeditados por DC. 'Doom Patrol' fue cancelada en su número 87, en 1995.

La Patrulla Condenada del siglo XXI

Doom Patrol Metal Men Promo

Habría que esperar hasta 2001 para un nuevo intento de resurrección de la Doom Patrol. John Arcudi, creador de la Máscara y habitual guionista del universo Hellboy, acompañado de dibujantes como Tang Eng Huat o Rick Geary, devolvieron al supergrupo al Universo DC. Encabezado por el perenne Robotman, con la compañía de nuevas creaciones como Fever, Fast Forward, Freak o Kid Slick, las aventuras del grupo volvieron a chapotear en el terreno de lo poco destacable y aguantaron poco más de una veintena de números.

Posteriormente, John Byrne, mítico dibujante de títulos como 'X-Men' o 'Superman', buscaría darle una nueva oportunidad a los personajes. Byrne, lejos de su mejor forma, asumió la dirección total de la serie, eliminando de la continuidad DC todas las etapas anteriores a la de los años sesenta y añadiendo nuevos personajes. El experimento tampoco acabó de funcionar y la serie fue cancelada tras 18 números.

DC recuperaría la continuidad de la Patrulla Condenada incluyendo a una mezcla de personajes del grupo en su megaevento 'Crisis Infinita'. Tras ello, Ketih Giffen y Matthew Clark iniciarían un nuevo volumen de la serie regular que recuperaba a la formación original y que, de nuevo, no pasaría de la veintena de números antes de ser cancelada por sus discretas ventas.

Doompatrolway

A partir de entonces, la Patrulla Condenada estaría presente en el Universo DC gracias a la casi constante necesidad de la editorial de reflotar y redefinir su ecosistema superheroico, casi siempre como carne de cañón. Entre 'Los Nuevos 52' y 'Maldad Eterna', el supergrupo aflora puntualmente, primero con la configuración de Paul Kupperberg y luego con la clásica y más habitual.

A imagen y semejanza de su etapa de mayor esplendor, la Doom Patrol, en uno de sus momentos más bajos, volvía a ser puesta en manos de un guionista estrella. Gerard Way, líder de la banda de rock My Chemical Romance y guionista de éxito de su propia serie de cómics, 'The Umbrella Academy', que también ha sido llevada a la televisión.

Way, junto al dibujante Nick Derrington, formaba el equipo creativo que daría nueva vida a la Doom Patrol dentro del subsello Young Animal, liderado por el propio Way y mediante el que DC buscaba repetir la fórmula Vertigo, dando un tratamiento adulto, moderno y experimental algunos de sus personajes.

La Patrulla Condenada de Way y Derrington supone una puesta al día de todo aquello que planteó Grant Morrison, pero plantando aquellas semillas en un terreno tan distinto como el de la generación millennial, añadiendo personajes e inoculando claramente su personalidad. La serie ha alcanzado con éxito dos volúmenes de seis entregas y volverá este verano con uno nuevo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir