Compartir
Publicidad

En 2015 las decisiones para producir una serie en Netflix eran 70% datos y 30% intuición: ahora se ha invertido la proporción

En 2015 las decisiones para producir una serie en Netflix eran 70% datos y 30% intuición: ahora se ha invertido la proporción
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Netflix ha revolucionado la industria del entretenimiento, el streaming ya es común en muchos países y Netflix ha influido en esta popularización. Algo que sin duda les ha ayudado a crecer en este mercado es el saber aprovechar los datos obtenidos gracias a su plataforma de visualización. Una empresa que desde hace años alardea de utilizar la inteligencia artificial para saber mejor que nadie qué quieren ver los usuarios. Tanto que sus decisiones para producir series y películas se basan en los gustos de los usuarios, en lo que más ha triunfado previamente en el catálogo.

Los datos son clave en Netflix, sus cientos de millones de usuarios le han servicio para tener una gran base de datos en la que analizar gustos y preferencias con tal de hacer las mejores recomendaciones posibles. El nivel de personalización es tan alto que incluso las miniaturas y el estilo de los títulos para cada serie o película puede ser diferente según el usuario que esté viendo la pantalla.

También se aprovechan estos datos para recomendarle al usuario contenido del catálogo según lo que ha visto previamente. Puede que en la lisa de géneros disponibles veamos tan sólo una decena, pero en realidad hay más de 27.000 microgéneros y 2.000 comunidades de gustos diferentes. El funcionamiento para personalizar la portada de cada usuario es de estudio.

En 2015 el 70% era datos y el 30% intuición...

A la hora de elegir qué series y películas producir, de elegir en qué invertir el dinero, también tiran de los datos. En un apartado de investigación de la web de Netflix comentan cómo el aprendizaje automático les ayuda a escoger series para añadir al catálogo. Con el uso de la plataforma pueden definir parámetros para saber qué tipo de serie puede ser un éxito si apuestan por ella. También para saber cuándo es momento de cancelar una de ellas porque ya no va a resultar rentable.

Netflix La página principal de tu Netflix es prácticamente única en el mundo.

Ted Sarandos es el director de contenidos de Netflix y también el encargado de revisar en qué se gasta el presupuesto de Netflix año tras año (miles de millones de dólares anuales). En 2015 en una entrevista para The Guardian lanzo una de las primeras cifras respecto a las proporciones en las decisiones de Netflix. Según indicó, "el 70% es datos" y "el 30% arte". Es decir, a la hora de escoger una serie o película que producir el 70% del poder de decisión era de los datos que tenían, mientras que el 30% del poder de decisión se basaba en los criterios e intuiciones de los humanos (expertos, críticos, cineastas...). Evidentemente cifras aproximadas.

Un mundo de datos, una apuesta diferente a lo que ha hecho Hollywood y las cadenas de televisión durante años. Una estrategia donde se aprovecha toda la tecnología que proporciona tener una plataforma de 150 millones de usuarios.

...en 2019 el 30% es datos y el 70% intuición

Las tornas han cambiado. En una reciente charla durante el SeriesFest de este año en Denver, Ted Sarandos parece haber revertido sus declaraciones de hace cuatro años. Comentando diferentes aspectos sobre la relación de Netflix con los creadores de contenido, ha indicado que realmente un 70%-80% es arte y el 20%-30% restante es ciencia. Proporciones totalmente invertidas.

Según ha explicado el responsable de contenido de Netflix, "trabajar con la comunidad creativa es una función muy humana" y "los datos no ayudan en nada de ese proceso". Ahora los datos parecen centrarse más en observar en perspectiva la inversión que se va a hacer o se ha hecho. Cmentó que en la compañía “hay división entre los que confían en la tecnología y los que confían en las métricas más tradicionales”.

Ni publicidad ni eventos deportivos en Netflix

Dejando un poco de lado el tema de la elección de contenido, otro detalle interesante comentado por Ted Sarandos tiene que ver con la publicidad en Netflix. Se sugirió e incluso se llegó a probar la opción de añadir publicidad a pesar de que fuese un servicio de pago, pero ahora el director ha negado dicha posibilidad. También han negado que vayan a apostar por los eventos deportivos como están haciendo otras plataformas de streaming.

Respecto a la competencia de Netflix que ha surgido en los últimos meses (Apple TV+, Disney+...) explicó que había espacio para esta expansión en el mercado del streaming. Pero cree que lo interesante es que cada servicio tiene su propia programación, lo que hace que no sea un mercado de suma cero. Sin embargo, la fatiga de la suscripción es cada vez mayor.

Vía | Matthew Ball
Imagen | @charlesdeluvio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio