13 series de fantasía y ciencia-ficción de Netflix que vale la pena recuperar
Cine y TV

13 series de fantasía y ciencia-ficción de Netflix que vale la pena recuperar

Netflix, a menudo, abruma con la impresionante cantidad de producciones que tiene en su catálogo. Por eso mismo, a veces, muchas series de gran interés pasan semidesapercibidas, o se olvidan rápido, o no reciben la atención que merecen. Hemos escarbado en el catálogo de series de Netflix para entresacar 13 de ciencia-ficción que vale la pena recuperar: unas son fracasos injustos, otras son éxitos cuyo momento ya pasó, otras simplemente pasaron sin pena ni gloria sin merecerlo. Allá va nuestra selección.

Orphan Black (2013)

Una de las series de culto de Netflix, que a lo largo de cinco temporadas despliega una apasionante historia sobre una suplantación de identidad que rápidamente se convierte en una trama con clones de por medio. Ganadora de múltiples premios y con un fandom entregado y activo, la serie no solo es un thriller trepidante, sino que plantea una serie de cuestiones sobre la identidad y sus límites que aún hoy siguen siendo innovadoras.

Sense8 (2015)

Dos pesos pesados de la ciencia-ficción, las hermanas Wachowski ('Matrix') y J. Michael Straczynski (Babylon 5) unen fuerzas para uno de los primeros originales de éxito de la plataforma, cuando aún no estaba tan masificada y se podían permitir extravagancias como esta, una (entre otras cosas) reivindicación de la sexualidad y personalidad fluidas que fue cancelada antes de tiempo. Sus dos temporadas y un episodio especial que cierra como puede las tramas abiertas son suficientes para adentrarse en una serie muy especial, sobre ocho extraños de todo el mundo conectados emocional y mentalmente.

The OA (2016)

Dividida en dos partes, esta extraña serie que consiguió rápidamente un notable prestigio internacional, pone el acento más en el drama que en la ciencia-ficción, con la historia de una joven ciega que ha estado desaparecida siete años, tras los cuales reaparece misteriosamente con la visión restablecida. Pronto asume la misión de abrir un portal a otra dimensión, en una serie fascinante, llena de enigmas y que se beneficia de una cautivadora interpretación de Brit Marling

Altered Carbon (2018)

Una serie que pese a sus problemas mereció mejor suerte: Netflix la quería convertir en una de sus superproducciones abanderadas, un poco al estilo de lo que más adelante sí lograría con 'The Witcher', pero una segunda temporada que arruinó los hallazgos de la primera dio al traste con el proyecto, que fue cancelado por no cumplir las expectativas. El arranque, sin embargo, con su historia de un convicto resucitado 250 años después de su muerte para que resuelva un asesinato es puro cyberpunk, haciendo de los excesos futuristas de la novela en la que se inspir una estimulante bandera.

The Innocents (2018)

Netflix anda bien sobrada de series de ciencia-ficción y fantasía dirigidas al público juvenil, pero esta es una de las mejores y menos conocidas. Nos cuenta la historia de amor incomprendido y juvenil al uso... solo que ella tiene la capacidad de cambiar de forma. Como guinda, un perfectísimo Guy Pearce como mad doctor que quiere atrapar, comprender y poseer los poderes de la joven.

Nightflyers (2018)

A estas alturas ya sabemos que George R. R. Martin es algo más que el autor de 'Juego de tronos', y este es el mejor ejemplo. Basada en una novela corta del autor, se orienta más hacia la ciencia-ficción y el terror con la historia de una nave que llega al final del Sistema Solar. El gran hallazgo de esta producción de SyFy es la propia nave, capaz de dotar a la serie de una atmósfera ominosa y terrible única, y que recuerda a grandes películas de horror espacial.

Lost in Space (2018)

A la espera del estreno este año de una tercera y última temporada, ya podemos juzgar esta producción que actualiza la mítica serie de aventuras espaciales de los sesenta y que fue un poco ninguneada por semejante pecado. Pero lo cierto es que el resultado es muy estimable: Molly Parker y Parker Posey están estupendas, el personaje del robot y su intrahistoria es un hallazgo y como alivio ante tantas series oscuras y deprimentes, esta historia de una familia que debe permanecer unida a toda costa para sobrevivir es un aventurón familiar puro y gozoso.

The Rain (2018)

Una lluvia de procedencia misteriosa ha acabado con la población en apenas unos días, ya que cuando el agua toca la piel de las personas, los convierten en salvajes en apenas unos minutos. Pero un par de hermanos han permanecido protegidos en un búnker durante seis años, y cuando salen, descubren que el mundo ha cambiado. Una aventura juvenil que juega al eco-apocalipsis y al drama teen, y que presenta una factura europea muy interesante.

Maniac (2018)

Emma Stone y Jonah Hill (y en papeles secundarios, unos también inmensos Sonoya Mizuno y Justin Theroux) son los protagonistas de esta pesadilla con toques de comedia sobre dos extraños que se conocen en un ensayo farmacéutico. Dirigida por el imprevisible Cary Joji Fukunaga, responsable de la primera temporada de 'True Detective' o 'Sin tiempo para morir', la serie es un viaje alucinógeno con mentes que viajan en el tiempo y en el espacio, en un romance imposible bañado de ciencia muy poco fiable. Una de las experiencias televisivas más singulares de los últimos tiempos.

Raising Dion (2019)

Un enfoque diferente de la historia habitual de origen de superhéroes. Aquí un niño empieza a desarrollar habilidades extraordinarias y su madre soltera tendrá que encargarse de protegerlo. Una historia con poca acción pero mucha emoción, producida por Michael B. Jordan y que ahora espera su segunda temporada, y que sirve para ahondar en el atractivo indiscutible e íntimo que tienen las historias de superhéroes.

Osmosis (2019)

Una interesantísima serie francesa que parte de un concepto de pura ciencia-ficción, el encuentro con el alma gemela a través de la tecnología (una idea que comparte con la reciente 'The One'). Poniendo el acento en lo emocional, pero sin dejar de lado una fascinante parte de puro género, es una serie que se distancia de los a veces algo mecánicos y predeterminados ritmos de la televisión estadounidense, y por eso mismo resulta estimulante y distinta.

3% (2020)

Netflix tiene algunas series de ciencia-ficción brasileñas muy interesantes. César Charlone, director de fotografía de 'Ciudad de Dios' es responsable de un par de ellas, las distópicas 'Omnisciente' (sobre un estado sumido en la vigilancia absoluta) y esta '3%', en una onda más de sociedades divididas en ricos y pobres. Con aires argumentales a lo 'Elysium', la procedencia brasileña de la serie le da una visceralidad y un saber de qué supuesta distopía está hablando en realidad muy estimulantes. 

Away (2020)

El hecho de que esta serie fuera cancelada en su primera temporada apenas un mes después de su estreno a finales de 2020 demuestra hasta qué punto pasó bajo el radar, y es una lástima. Esta serie inspirada en un artículo periodístico acerca del aislamiento en el espacio lleva el realismo hasta sus últimas consecuencias emocionales, con una Hilary Swank perfecta como una astronauta que de la noche a la mañana tiene que viajar a Marte por una emergencia. Se adelantó a la actual moda de reflejar el espacio exterior de forma realista, y pagó el pato por ello, pese a su excelente factura técnica y dramática.

Temas
Inicio