Publicidad

Fotografía HDR en el móvil: qué es y qué no es, cuándo usarlo y trucos para aprovecharlo al máximo

Fotografía HDR en el móvil: qué es y qué no es, cuándo usarlo y trucos para aprovecharlo al máximo
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy te traemos una pequeña guía para que entiendas la fotografía HDR en el móvil, explicándote qué es y qué no es, ya que es un concepto que en redes sociales se ha acabado distorsionando mucho. El HDR es algo que te ayudará que tus fotografías queden más realistas cuando haya muchos contrastes de luz, captando más detalles en las luces y las sombras.

Empezaremos explicándote qué es exactamente el HDR, y cómo lo consigue hacer tu teléfono móvil. Luego te vamos a decir cómo utilizar el HDR en tus fotos, cuándo debes y no debes hacerlo, y terminaremos con ocho pequeños trucos para sacarle em máximo partido.

Qué es exactamente el HDR

Hdr Foto

El principal problema del HDR, el de verdad, es que no tiene nada que ver con lo que sueles ver en redes sociales. Generalmente, cuando hablamos de HDR o de fotos HDR nos vienen a la cabeza esas imágenes que se suben a Instagram y otras redes, y que por lo general parecen más un cuadro o un dibujo que una fotografía realista. En estos casos, se abusa tanto del HDR que su significado se diluye y modifica, quedando lejos del objetivo inicial de esta técnica.

HDR es la abreviatura de High Dynamic Range o Alto rango dinámico, lo que quiere decir que para entenderlo tienes que saber qué significa este término. El rango dinámico es la capacidad de la cámara de captar el detalle en las luces y las sombras de una misma imagen. Vamos, que se muestre bien el contenido que hay más iluminado, pero también el que hay más oscurecido en una foto, todo ello manteniendo también los valores intermedios.

Por lo tanto, el objetivo del HDR es el de intentar obtener el mayor rango dinámico posible con la cámara de tu móvil, tratando de la mejor forma las luces y las sombras. Con ello, se intenta que sea capaz de darle un poco más de luz a las zonas oscuras de las fotos para ver mejor lo que hay en ellas, y evitar que haya otras partes iluminadas que se vean quemadas o totalmente blancas.

Lo que debes tener claro es que el HDR no consiste en dejar las sombras y las luces al mismo nivel de iluminación, sino el de intentar ayudar a que el móvil saque unas fotos lo más naturales posibles. Esto quiere decir que hay que dejar que siga habiendo zonas más claras y más oscuras en la foto, sólo que intentando no perder los detalles que hay en ella debido a los límites de la cámara.

Ejemplo Hdr

En esta imagen de Xataka Android puedes ver un ejemplo de cómo se ve un HDR bien hecho. A la izquierda tienes la fotografía antes del HDR, y a la derecha la foto después de aplicárselo. En ella puedes ver que sí, la foto tiene una mayor exposición y se ve más información de lo que hay en las sombras, pero se hace intentando respetar la información de las zonas más iluminadas como el sol de fondo.

En otras palabras, el HDR ha mantenido la información de las zonas con mayor iluminación, de manera que se ven casi igual que sin el HDR. Pero su efecto se ha notado al recuperar una mayor información de lo que aparece en las sombras. Puede que a veces quede estético que las sombras queden negras, pero si aplicas el HDR es para que se vea lo que hay en ellas sin alterar las zonas iluminadas.

Cómo consigue tu móvil el efecto HDR

Si le preguntas a un fotógrafo profesional o consultas guías en medios especializados como Xataka Foto, posiblemente te responda que el método tradicional de sacar una fotografía HDR con una cámara de las de toda la vida es tomar al menos dos o tres fotos. Una hazla exponiendo bien las luces, otra exponiendo las sombras, y la tercera en un punto intermedio para que sirva de transición. Luego, combina los tres disparos con un buen editor fotográfico para obtener un buen resultado.

Cuando sacas una foto con el móvil, y tu dispositivo tiene el HDR activado, en esencia hace exactamente lo mismo pero de manera automática. Saca automáticamente varias fotos con distinta exposición, y las combina sacando el máximo de información posible de cada escena generando una fotografía en la utiliza esa información obtenida.

Esta es la razón por la que cuando tienes el HDR activado en el móvil, tu teléfono tarda un poco más en obtener la foto. Lo que está haciendo en el tiempo que tarda es sacar varias en vez de una, la cantidad depende de cada fabricante, y combinándolas. El resultado final suele ser una fotografía que se parece más a lo que tú estás viendo con tus ojos que a lo que está viendo la cámara de tu móvil.

Pero el resultado final puede variar bastante dependiendo del móvil en el que lo hagas. Esto puede ser debido a varias cosas, como los algoritmos que utilice cada fabricante en su aplicación fotográfica. También depende de la capacidad de procesado de cada teléfono, y de la información que cada uno de ellos consiga obtener de cada fotografía.

Los dispositivos también pueden tardar más o menos en obtener la foto HDR dependiendo de factores como la información que consigan sacar de cada foto y sus capacidades de procesado. A mayor información obtenida, más capacidad de procesado necesitan. También hay fabricantes que, para agilizar el proceso y que no se tarde tanto en obtener la foto final, le dedican memoria RAM de forma exclusiva al procesado de las imágenes.

Es por estas exigencias que puedes notar bastante diferencia entre los móviles de gama alta y los de gamas inferiores. Ya no sólo por tener mejores o peores cámaras, con algoritmos más o menos trabajados, sino también por las diferencias de hardware y la capacidad de procesado que consiguen con él.

Cuándo utilizar el HDR en tus fotos

Hdr Movil

El HDR está pensado para utilizarse en momentos en los que la diferencia de luminosidad entre las luces y las sombras sea mayor que el rango dinámico de tu cámara. Esto es algo que posiblemente notes enseguida, cuando al sacar una foto veas que hay una parte que queda demasiado oscurecida, o que otras partes luminosas quedan quemadas para, en definitiva, acabar no mostrando bien los detalles que hay en una u otra iluminación.

Los fabricantes de móviles diseñan sus HDR para que tus fotos se vean mejor en determinadas situaciones. Una de las situaciones clásicas es a la hora de sacar fotografías de grandes paisajes, que generalmente tienen mucho contraste entre la iluminación del cielo y la tierra. Con el HDR, puedes tomar una foto en la que se mantengan los detalles del cielo sin que la zona de tierra quede oscurecida, y viceversa.

Otro caso clásico es a la hora de hacer retratos en la luz solar, con una iluminación de fondo que a veces hace que las caras queden demasiado oscurecidas. Sobre todo cuando hace mucho sol o hay reflejos brillantes. En estos casos, el HDR de tu móvil igualará estos niveles, manteniendo el fondo iluminado pero haciendo que se te vea bien la cara. Y en definitiva casi siempre que hay mucha luz de fondo el HDR puede ayudar que lo que quede en primer plano esté mejor iluminado.

Comparativa Hdr

Pero también hay momentos en los que es mejor no utilizar nunca el HDR. Por ejemplo, cuando hay elementos en movimiento, ya que se incrementa la posibilidad de que salgan fotos borrosas al tener que sacar varias fotos y combinarlas. Si los objetos se mueven entre las fotografías que utiliza el móvil, el resultado final no será tan bueno.

Tampoco es recomendable utilizar este modo en escenas con grandes contrastes. Hay veces en las que está bien que tu cara salga iluminada, pero si lo que quieres es que sólo se vea una sombra con una luz de fondo, el HDR hará menos intensa esta diferencia entre luz y oscuridad. Y claro, aunque el HDR puede recuperar colores en escenas demasiado claras u oscuras, cuando estás fotografiando elementos con colores que ya son muy vivos el efecto puede ser el contrario, y estos colores pueden perder intensidad.

8 consejos para sacarle partido al HDR de tu móvil

Y una vez que sabes qué es exactamente el HDR y cuál es su finalidad, vamos a darte una serie de consejos para que puedas sacarle el máximo partido en tu teléfono móvil. Debes tener en cuenta que Android tiene mil y una posibilidades, y que dependiendo de la cámara que le haya puesto el fabricante a tu móvil, algunos de estos consejos pueden no ser tan útiles.

1. Huye del modo automático

El modo automático del HDR ayuda a que todos aquellos que no tenemos grandes conocimientos fotográficos no tengamos que pensar demasiado a la hora de decidir cuándo hay que usar o no este modo. Sin embargo, y sobre todo en móviles de gamas inferiores, estos modos automáticos no siempre están bien ajustados, y puedes acabar sacando un HDR cuando no es necesario, y dándole a la foto un aspecto más irreal del que debería.

En general, siempre que sea posible es recomendable recurrir al modo HDR de forma manual cuando veas que hay grandes contrastes de luz. Por ejemplo, cuando vayas a sacar fotografías a contraluz o primeros planos que estén en la sombra o tengan un fondo demasiado iluminado, ya sabes que casi siempre vas a necesitar este modo.

2. Si hay tiempo, primero prueba sin HDR

No subestimes el procesado fotográfico de tu móvil. Siempre que no tengas demasiada prisa y te lo puedas permitir, intenta sacar primero una foto sin HDR. Entonces, podrás ver si el rango dinámico es el adecuado o no, y decidir si pasar a utilizar el HDR o no lo consideras oportuno.

Como te explicamos al principio, el rango dinámico es la capacidad de la cámara de captar el detalle en las luces y las sombras de una misma imagen. Por lo tanto, si sacas una foto normal y ves que una zona queda demasiado oscura para tu gusto o hay otra demasiado iluminada, entonces ya sabrás que el rango dinámico de tu móvil no es suficiente, y entonces podrás pasar a usar el HDR.

3. No exageres el efecto del HDR

Hay editores de fotos móviles, como Snapseed, que tienen la posibilidad de matizar o aumentar el efecto y la intensidad del HDR. Si lo pones al máximo, acabarás haciendo que la captura se parezca más a un dibujo o un cuadro que a una fotografía. Aquí, recuerda que la gracia del HDR es precisamente que la foto quede lo más realista posible.

4. El autoenfoque te puede ayudar

Independientemente de si utilizas el modo HDR automático o sólo lo activas de forma manual, hay un pequeño truco que te puede ayudar alguna que otra vez. Hay móviles como en los iPhone en los que a veces se ajusta mal el HDR y acaba apareciendo una foto demasiado iluminada o quemada. El truco aquí es pulsar en el fondo de la pantalla para que vuelva a analizar la foto y se ajuste la exposición.

Es bueno, por ejemplo, pulsar en las zonas más iluminadas como el cielo del fondo. Entonces, el móvil lo tomará como referencia y levantará bien las sombras con el HDR. Evidentemente, este es un truco que no funciona en todos los dispositivos, y si ves que en el tuyo no termina de funcionar bien mejor que lo olvides.

5. Si puedes, guarda también la foto original

Hay algunas aplicaciones de cámara que te permiten guardar la fotografía original de la que estás sacando junto a aquella en la que se aplica el HDR. Si tu móvil tiene esta posibilidad, es muy recomendable que la actives siempre.

De esta manera, siempre podrás recuperar la foto sin el procesado en alto rango dinámico, e incluso comparar cuál de ellas se ve mejor. Esto es especialmente útil cuando no tienes tiempo a pararte a sacar más de una foto con o sin el HDR. Sacas una foto que guarde ambas capturas, y luego cuando tengas tiempo ya comparas para ver cuál queda mejor o con cuál de ellas te quedas.

6. De noche es mejor desactivar el HDR

El HDR y la fotografía nocturna difícilmente se llevan bien, por lo que generalmente lo mejor es no utilizarlo. Si lo haces, es fácil que el móvil aumente las acuarelas cuando fuerce la exposición. Esto quiere decir que se perderá detalle en los objetos que salen en las fotografías, y que los bordes pueden quedar algo indefinidos o borrosos, como si los hubieras pintado.

Al utilizar estos modos cuando es de noche, también puedes propiciar la aparición de ruido en la foto, que es esa especie de granulosidad que aparece por las noches y cuando hay pocas luces. También pueden haber excesos de contraste que hagan que la foto no quede demasiado bien. Hay móviles que tienen un buen HDR nocturno como los Pixel de Google, pero si no tienes un móvil de alta gama mejor que te olvides.

7. El móvil bien sujeto, y nada de objetos en movimiento

Como te hemos dicho antes, tu móvil va a sacar varias fotografías para analizarlas y componer con ellas el resultado del modo HDR. Esto quiere decir que debes tener cuidado con los objetos en movimiento, ya que si el objeto está en movimiento y tu móvil dispara lento incluso de día, pueden aparecer estelas en la foto.

Por ello, dos consejos. El primero es que te olvides del HDR cuando vayas a sacar fotografías de elementos en movimiento, y el segundo es que intentes tener el móvil lo más estable posible. Para buscar el mejor efecto HDR posible, intenta tener el móvil bien sujeto, y no descartes utilizar un trípode.

8. Para obtener mejores resultados, usa el PC

Si lo que estás buscando es la mayor perfección posible, es recomendable recurrir a un software de PC. En estos casos, haz fotos en modo manual (y con trípode) variando la exposición, y después utiliza alguna aplicación con editor de HDR para el procesado de estas fotografías.

Las fotos tienen que ser la misma y no tiene que moverse nada, de ahí el recomendar el trípode. Es recomendable tomar como mínimo dos o tres fotos, exponiendo bien las luces en una, las sombras en otra, y hacer una tercera foto más neutra para que haga de punto intermedio a la hora de editarlos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios