Publicidad

Dyson se rinde y abandona su proyecto de coche eléctrico: “no es comercialmente viable”

Dyson se rinde y abandona su proyecto de coche eléctrico: “no es comercialmente viable”
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras apenas tres años de desarrollo y más de 250 millones de dólares de inversión, Dyson acaba de anunciar que abandonan su ambicioso proyecto de fabricar desde cero un coche eléctrico.

De acuerdo a un correo filtrado enviando a los empleados de Dyson, obtenido por BBC, Sir James Dyson, fundador de la compañía, mencionó que aunque su equipo de desarrollo había creado un "fantástico" vehículo eléctrico, el proyecto a día de hoy no es "comercialmente viable”.

"El equipo de automoción de Dyson ha desarrollado un coche fantástico: han sido ingeniosos en su enfoque y han permanecido fieles a nuestras filosofías. Sin embargo, aunque nos hemos esforzado mucho a lo largo del proceso de desarrollo, ya no vemos la manera de hacerlo comercialmente viable".

El futuro son las baterías de estado sólido, al menos para Dyson

Dyson ya confirmó la noticia añadiendo que esto también significa que cerrarán sus instalaciones de vehículos eléctricos en Reino Unido y Singapur.

Los actuales empleados de la división de coche eléctrico de Dyson, que se estima que son al menos 600, serán reubicados después de "encontrar nuevos roles para ellos", mientras que aquellos que decidan abandonar la compañía, se les "apoyará de manera justa y con el respeto que se merecen", mencionó la compañía en un comunicado.

La idea de Dyson era lanzar este coche eléctrico en 2020, pero después de algunos retrasos en el desarrollo la fecha se aplazó a 2021. El objetivo era fabricar el coche en una planta en Singapur, mientras que toda la investigación y desarrollo se hacía en Reino Unido. Al tratarse de un ambicioso proyecto, el Gobierno Británico apoyó a Dyson con una subvención por 19,8 millones de dólares.

Sir James Dyson también comentó que la decisión de abandonar el proyecto de forma definitiva, se tomó después de que la junta directiva de la compañía no logró encontrar un comprador interesado en el proyecto, alguien que pudiera darle seguimiento a lo que han realizado hasta el momento.

A pesar del cierre del proyecto, Dyson mencionó que seguirán trabajando y desarrollando las baterías de estado sólido que estaban pensadas para este coche, ya que se trata de un proyecto con futuro y que podría tener cabida en varios escenarios.

"Este es un momento difícil para nuestros colegas y agradezco su comprensión y sensibilidad para con los afectados. Esto no es un fallo de producto, o un fallo del equipo, para quien esta noticia será difícil de escuchar y digerir. Sus logros han sido inmensos, dada la enormidad y complejidad del proyecto".

Imagen de portada | Autocar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir