Compartir
Publicidad

Los coches autónomos tendrán que tener un código para interactuar con los peatones, los fabricantes ya están en ello

Los coches autónomos tendrán que tener un código para interactuar con los peatones, los fabricantes ya están en ello
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los debates sobre hacia dónde debe enfocarse en desarrollo de coches autónomos, es habitual que se hable del papel de sus pasajeros, o de la interacción inter-vehículos. Pero, ¿quién se acuerda de los peatones?

Aunque no nos demos cuenta, cada vez que como peatones decidimos cruzar un paso de cebra, tomamos decisiones en base a las señales que nos transmite el conductor: vemos si está pendiente de la carretera o no, si parece que se dispone a arrancar o está frenando, etc.

Todo esto desaparece con los coches autónomos, y los fabricantes buscan solventarlo empezando a poner sus propuestas y tecnologías sobre la mesa.

La propuesta de Ford: un estándar de la industria

A principios de octubre, Ford publicó en su blog oficial sobre vehículos autónomos un artículo de uno de sus ingenieros, John Shutko, en el que animaba a desarrolladores, fabricantes y empresas tecnológicas a unirse a Ford con el objetivo de crear un código estándar a la hora de relacionarse con peatones y ciclistas.

"La idea de que los peatones, ciclistas y usuarios de scooters deben cambiar su comportamiento para adaptarse a los coches autónomos no podría estar más lejos de nuestra visión de cómo se debe integrar esta tecnología".

"Contar con una interfaz universal de comunicación que personas de diferentes procedencias y grupos de edad puedan entender es fundamental para el despliegue exitoso de tecnología de conducción autónoma".

"El trabajo que hemos hecho esta este momento está ahora abierto a los demás a través de un memorando de entendimiento que pretende facilitar el trabajo conjunto".

Dicho memorando se elaboró tras haber llevado a cabo un estudio junto al Instituto de Transporte de Virginia Tech, durante el cual se hizo circular a un vehículo que mostraba señales luminosas de acuerdo a un código preestablecido por Ford, y analizaba mediante cámaras la respuesta de los usuarios que se cruzaban con el vehículo.

El código, mostrado mediante luces LED situadas sobre la luna delantera, era el siguiente:

  • El vehículo está a punto de detenerse por completo: Dos luces blancas moviéndose de lado a lado.

  • El vehículo tiene la intención de continuar en su curso actual: Una luz blanca fija.

  • El vehículo parado está comenzando a acelerar: Una luz blanca intermitente.

La patente de Lyft

Esta semana se ha sabido que la Oficina de Patentes de los Estados Unidos ha concedido a Lyft (uno de los grandes competidores de Uber) una patente para lo que describe como "un sistema de notificaciones para vehículos autónomos".

Según la solicitud de patente, "conductores y peatones están acostumbrados a interactuar de una manera particular, eliminar a un conductor de algunos vehículos puede provocar incertidumbre y falta de comunicación".

De acuerdo a los documentos hechos públicos, cada ventana de sus vehículos incluiría un proyecto o pantalla transparente para transmitir mensajes predeterminados a otros vehículos, así como a los pasajeros que esperan su llegada.

Patente

Esta propuesta no se diferencia demasiado de la apuesta de Drive.ai, otra compañía del sector con la que Lyft colabora en el desarrollo de tecnología de conducción autónoma, si bien esta compañía ha optado por crear pantallas específicas fuera de las ventanas del vehículo, como se ve en esta foto:

Drive Ai Texas 10

Imágenes | Drive.ai, Oficina de Patentes USA & Lyft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio