Del diamante a la seda, pasando por el zylon: los exóticos materiales que ya construyen los altavoces del futuro

Del diamante a la seda, pasando por el zylon: los exóticos materiales que ya construyen los altavoces del futuro
10 Comentarios

Los entusiastas de la alta fidelidad nos vemos obligados con cierta frecuencia a adentrarnos en aguas pantanosas. Y es que no siempre es fácil identificar qué innovaciones realmente tienen un impacto beneficioso en nuestra experiencia, y cuáles responden únicamente a una argucia de marketing ideada por el fabricante que pretende vendérnoslas.

Una de las estrategias más utilizadas por las marcas para capturar nuestra atención consiste en emplear en la fabricación de sus cajas acústicas materiales exóticos que pretenden reflejar sofisticación y complejidad. El problema es que a veces su aportación real no está nada clara, y ni siquiera es perceptible recurriendo a los métodos de análisis utilizados por los laboratorios.

Sin embargo, en otras ocasiones la presencia de estos materiales poco comunes sí está justificada. Y cuando lo está las marcas no escatiman a la hora de desglosar con todo lujo de detalles sus óptimas propiedades fisicoquímicas. En este artículo os invitamos a indagar en cuatro de los materiales exóticos que nos proponen algunas cajas acústicas de mucha calidad en su altavoz de agudos. Y sí, todos ellos merecen la pena.

El diamante sintético

Este material es incluso más refinado y llamativo que el grafeno utilizado por algunos fabricantes de cajas acústicas en sus altavoces más sofisticados. Las marcas que lo utilizan en sus tweeters, entre las que se encuentran la británica Bowers & Wilkins o la taiwanesa Usher Audio, lo fabrican empleando un método conocido como deposición química de vapor, un procedimiento que permite producirlo de forma industrial, pero preservando las propiedades fisicoquímicas del diamante natural.

El diafragma de los altavoces de agudos de diamante se caracteriza por tener una masa muy baja y una rigidez extremadamente alta, por lo que es capaz de soportar el estrés mecánico natural al que se ve sometido un tweeter asumiendo una deformación mínima que es posible medir con el instrumento adecuado. Estas propiedades son, precisamente, las que lo colocan cerca del comportamiento pistónico ideal.

Diamante
Bowers & Wilkins, Kharma y Usher Audio son tres de los fabricantes de cajas acústicas que utilizan cúpulas de diamante sintético en los altavoces de agudos de sus propuestas de gama alta.

El diafragma de un altavoz perfecto debería ser capaz de desplazarse hacia delante y atrás de una forma instantánea, cambiando de dirección sin verse sometido a la inercia. Y, por supuesto, sin deformarse lo más mínimo como consecuencia del estrés mecánico al que está siendo sometido cuando está generando las ondas de presión que nosotros percibimos como sonido. Por supuesto, este es tan solo un ideal teórico completamente irrealizable.

Los 'tweeters' de diamante se caracterizan por tener una masa muy baja y una rigidez extremadamente alta, lo que los coloca cerca del comportamiento pistónico ideal

Aun así, este precepto resulta útil a los diseñadores de altavoces porque les ayuda a identificar los materiales cuyo comportamiento al ser utilizados en el diafragma de un altavoz de agudos más se acerca al de un pistón ideal. He tenido la oportunidad de escuchar muchas veces los tweeters de diamante de B&W, Kharma y Usher Audio, y todos ellos destacan por su alta resolución y extensa respuesta en frecuencia.

El berilio

Este elemento químico es una alternativa muy interesante al diamante en el proceso de puesta a punto del diafragma de un tweeter. De hecho, algunos fabricantes de cajas acústicas, como la compañía francesa Focal o la japonesa TAD (Technical Audio Devices Laboratories) lo prefieren. Curiosamente ambas compañías producen sus diafragmas empleando esencialmente el mismo método de deposición química de vapor utilizado para fabricar las cúpulas de diamante.

Berilio
La marca francesa Focal produce 'tweeters' de berilio de gran calidad, aunque su elevado precio provoca que solo estén disponibles en sus cajas acústicas más sofisticadas y caras.

Las marcas que prefieren el berilio suelen aducir que las propiedades fisicoquímicas de este elemento confieren al altavoz de agudos un comportamiento más cercano al de un pistón ideal que el diamante. No obstante, en la práctica estos altavoces tienen un carácter similar. De hecho, los tweeters de berilio, al igual que los de diamante, destacan por su nivel de detalle y amplia respuesta en frecuencia.

El zylon

Esta fibra sintética producida en Japón es si cabe todavía más exclusiva y exótica que el berilio y el diamante. Yamaha la utiliza no solo para poner a punto el diafragma del tweeter de sus cajas acústicas NS-5000; también la emplea en los altavoces de medios y graves para preservar, según esta firma, la máxima coherencia tonal entre los tres transductores de estas cajas acústicas.

El zylon es una fibra sintética producida en Japón que destaca por su rigidez, ligereza y resistencia térmica

Yamaha asegura que un diafragma de zylon se expresa con una velocidad equiparable a la de una cúpula de berilio por su extrema ligereza, pero su rigidez y resistencia térmica son incluso superiores. De hecho, este material se utiliza en la fabricación de algunos elementos vitales en la Fórmula 1, como son el habitáculo de seguridad de los coches y el visor alojado en el casco que protege la cabeza de los pilotos.

Yamahazylon
Yamaha utiliza este material tan exótico, además de en el 'tweeter', en los altavoces de medios y graves de sus reputadas cajas acústicas NS-5000.

He tenido la oportunidad de escuchar estas cajas acústicas de Yamaha, y el zylon aglutina la alta resolución y la extensa respuesta en frecuencia que nos proponen el diamante y el berilio, y la calidez de los tweeters de cúpula textil en los que estamos a punto de indagar.

En mi opinión es el material más equilibrado de los cuatro que protagonizan este artículo, pero, desafortunadamente, el precio de las NS-5000 las coloca fuera del alcance de la mayor parte de los audiófilos (cuestan 19 500 euros). Qué lástima que no sean más asequibles.

La seda

Este es quizá el menos exótico de los materiales que hemos recogido en este artículo, pero, aun así, muchos fabricantes de cajas acústicas de alta gama apuestan por él para poner a punto sus tweeters. Las cúpulas de seda no son tan rígidas como las de berilio, diamante o zylon; no suelen ser capaces de lidiar con una entrega de potencia tan alta como estas últimas; su respuesta en frecuencia no es tan amplia, y, por último, su nivel de detalle habitualmente es menor.

Sedatweeter
Lo hemos escuchado, y el 'tweeter' de seda Esotar3 de Dynaudio es una auténtica maravilla. Nos entrega un sonido detallado, maneja mucha potencia y no es nada agresivo. Por sus prestaciones rivaliza con los mejores diseños de berilio y diamante.

Sin embargo, esto no impide que marcas tan reputadas como Dynaudio, DALI, Wilson Audio o ATC, entre muchas otras, las elijan. Y muchos aficionados a la alta fidelidad también las prefieren debido a que su sonido es menos incisivo, y también menos estridente, cuando reproducen las frecuencias más altas del rango audible.

Los 'tweeters' de seda también pueden ser muy sofisticados. La tecnología del Esotar3 de Dynaudio lo coloca como uno de los altavoces de agudos más avanzados

Algunos audiófilos aseguran que los altavoces de agudos metálicos les provocan una mayor fatiga acústica, lo que puede obligarles a limitar la duración de sus audiciones. Estos son los entusiastas que suelen decantarse por los tweeters de seda, que también pueden ser sorprendentemente sofisticados. Lo ideal, y este el mejor consejo que podemos ofreceros, es escucharlos antes de comprar una caja acústica para tener la oportunidad de elegir los altavoces que encajan mejor con nuestra estética sonora favorita.

Temas
Inicio