Publicidad

Seguir en Windows 7 pasa factura: Alemania pagará 800.000 euros por seguir recibiendo actualizaciones de seguridad

Seguir en Windows 7 pasa factura: Alemania pagará 800.000 euros por seguir recibiendo actualizaciones de seguridad
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

El 14 de enero fue la fecha elegida por Microsoft para ponerle punto y final al soporte de Windows 7. Se acabaron las actualizaciones, incluidas las de seguridad, y eso es algo a tener en cuenta, puesto que Windows 7, días antes del 14 de enero, todavía contaba con una generosa cuota de mercado superior al 25%. El gobierno alemán, sin ir más lejos, tiene aproximadamente 33.000 equipos con Windows 7 que no fueron migrados a Windows 10, y mantenerlos les va a costar dinero.

Así lo reporta el periódico alemán Handelsblatt, que cita unas declaraciones del Ministerio del Interior nacional. Según el Secretario de Estado, Gánter Krings, Alemania ha optado por el servicio de actualizaciones de seguridad extendidas (ESU), que supone un desembolso adicional por cada equipo que se quiera mantener y que, además, se encarece con el paso de los años. El monto total asciende a "aproximadamente 800.000 euros".

Acusaciones de negligencia y un coste in crescendo

Windows 7

Ante estas declaraciones, los otros partidos no han tardado en atacar a Krings (del partido CDU). Konstantin von Notz, vicepresidente del Grupo de los Verdes, ha acusado al gobierno de no tener "visión general de la situación" y opina que "se puede suponer que la escala de los problemas es mucho mayor de lo que ya está haciendo evidente".

Afirma, a su vez, que "el Gobierno Federal es responsable del hecho de que los sistemas informáticos de la cancillería, los ministerios federales y las autoridades federales no estén adecuadamente protegidos" y concluye que "esto es claramente negligente" por las potenciales amenazas a las que los equipos quedan expuestos. Handelsblatt pone el ejemplo de Berlín, donde 20.0000 de los 85.000 equipos de la administración todavía usan Windows 7.

Todo sea dicho, el Ministerio del Interior alemán lleva desde 2018 con un programa de apoyo gubernamental para proceder con la migración. De las 30 autoridades que están participando en dicho programa, 20 se han mudado a Windows 10, pero el problema, explica Krings, es que el número exacto de ordenadores anticuados no se puede conocer porque no hay una "visión general central". La estimación es de 33.000 equipos, pero como critica el vicepresidente de Los Verdes, puede que el problema sea mayor.

Víctor Perlí, del partido Die Linke y miembro del Bundestag, ha comentado al medio alemán que "si no está perfectamente claro que el uso de los productos de Microsoft en los ordenadores de las agencias federales no representa un riesgo para la seguridad, entonces el gobierno debe considerar alternativas, incluso al gran grupo Microsoft".

Y es que el coste de mantener el soporte de Windows 7 va in crescendo, es decir, el coste por equipo aumenta cada año (se duplica) y depende de la versión de Windows 7 que esté instalada. Mantener un ordenador con Windows 7 Enterprise cuesta 25 dólares por equipo y por año, que pasará a 50 dólares en 2021 y 100 dólares en 2022. En el caso de Windows 7 Pro, el coste es de 50 dólares, 100 dólares en 2021 y 200 dólares en 2022. En ambos casos el precio es negociable dependiendo del volumen.

Vía | The Verge

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios