Para qué programar un app cuando puedes dibujarla: así funciona la nueva IA "No-Code" de Microsoft

Para qué programar un app cuando puedes dibujarla: así funciona la nueva IA "No-Code" de Microsoft
9 Comentarios

Ayer se inició el evento Microsoft Build 2022 orientado a desarrolladores, y entre las novedades hubo una especialmente curiosa: un nuevo sistema "No-Code" que permite desarrollar la interfaz de usuario de las aplicaciones no programándola, sino dibujándola.

El sistema forma parte de la plataforma Power Apps, una serie de herramientas para desarrollar aplicaciones sin tener que lidiar apenas con su código —lo que popularmente se conoce como "No-Code"—. La idea es desde luego llamativa, y permite transformar por ejemplo formularios desde el papel en formularios en una aplicación móvil.

No-Code, No-Code, No-Code

Aquel célebre "¡Desarrolladores, desarrolladores, desarrolladores" de Microsoft ha evolucionado un poco desde que un exaltado Steve Ballmer pronunciara esas palabras —el 'mix' que le dedicaron fue también épico—.

Es cierto que el segmento de la programación ha ganado muchos enteros y es ahora una profesión cada vez más reputada y demandada, pero también lo es que cada vez aparecen más herramientas para ayudar a quienes no programan a que comiencen a hacerlo.

Entre ellas están todas las que pertenecen a la programación 'Low-Code' y 'No-Code' que precisamente tratan de facilitar enormemente esa creación de aplicaciones.

Lo último de Microsoft en herramientas 'No-Code' es la función 'Express Design' de la plataforma Power Apps. Con ella es posible dibujar la interfaz de una aplicación incluso en papel y en modo muy básico para luego hacer una foto e importarla en esta herramienta.

A partir de ahí la inteligencia artificial integrada en esa plataforma para desarrolladores es capaz de reconocer el diseño y transformarlo en la interfaz de usuario de una aplicación de forma automática y transparente. Power Apps hace uso de detección de objetos gracias a los Azure Cognitive Services.

El funcionamiento de la función, como puede verse en el vídeo —no os lo perdáis— es realmente sorprendente, y permite que un sencillo formulario dibujado en papel acabe siendo un formulario de una aplicación móvil que luego podemos afinar con diversas opciones de personalización.

Este tipo de solución se une a otras que gracias a la inteligencia artificial han comenzado a ahorrar tiempo y esfuerzo a los desarrolladores en todo el mundo. CoPilot, el sistema de generación automática de código de GitHub, está siendo otro de los éxitos recientes de este nuevo paradigma.

Así pues, aunque ciertamente el desarrollo tradicional de aplicaciones sigue siendo la principal vía de creación de software, estas nuevas plataformas destapan una alternativa llamativa para otro tipo de usuarios y desarrolladores.

Temas
Inicio