Publicidad

Cómo organizo mi vida en la "nube": las plataformas y métodos de organización que usan los editores de Xataka
Aplicaciones

Cómo organizo mi vida en la "nube": las plataformas y métodos de organización que usan los editores de Xataka

Publicidad

Publicidad

El almacenamiento en la nube lleva con nosotros muchos años. Cualquier gran tecnológica que se precie tiene en su catálogo de servicios una plataforma de almacenamiento cloud que ofrece a sus usuarios la posibilidad de subir archivos y guardarlos en sus servidores. Hay quien las usa para subir copias de seguridad, fotos, documentos o, simplemente, para tener todos sus archivos sincronizados entre varios ordenadores, y es fácil caer en el caos y el desorden.

Por ello, hemos pedido a los editores de Xataka que nos cuenten qué plataforma de nube usan y cómo organizan sus archivos en ella. La idea es dar ideas para gestionar el contenido y ver cómo se pueden usar las diferentes herramientas. En total, 15 editores han participado en este artículo. Como siempre, siéntete libre de dejarnos tus recomendaciones y experiencia en los comentarios para que el resto de lectores también tenga otras opiniones de parte de los xatakeros.

Antonio Sabán

Coordinador en Genbeta

Antonio Saban

Utilizo Dropbox y Google Drive. Dropbox porque llevo con ella desde su nacimiento y siempre me ha encantado su solidez en sincronización. Google Drive por la empresa y por ir asociada a la cuenta de Google.

Si hablamos de fotos, utilizo Google Fotos y Amazon Fotos. La primera por su plan ilimitado gratuito, y la segunda porque con Prime es gratis subir de forma ilimitada, pero en ese caso sin compresión. Así puedo subir incluso archivos RAW sabiendo que siempre podré acceder a ellos.

Salvando las fotos y vídeos, lo que subo a la nube son archivos pequeños pero que sé que necesitaré siempre esté donde esté.

La organización la hago por carpetas en Dropbox y Drive, según si hablamos de documentos de trabajo o personales, y sin ningún orden en fotos. Utilizo Telegram para crear canales temáticos: documentos, organización de un viaje, etc.

Enrique Pérez

Editor en Xataka

Enrique Perez

Para la gestión de mis archivos utilizando varios servicios, pero la mayoría está centrado alrededor de la nube de Google, por la cual pago una suscripción de Google One con la que tengo 200 GB. Lo que más utilizado es Google Drive, ahí tengo varias carpetas donde voy guardando lo que considero importante. También comentar que intento optar por eliminar todo lo superfluo e intentar poco a poco eliminar cosas que no me interesan. Las imágenes van en Google Fotos, mientras que los documentos los tengo en Docs.

Además de Google, tengo una cuenta en Dropbox en la que tenía muchos archivos cuando me regalaron almacenamiento pero ahora mismo la tengo por encima del límite. Ahí tengo guardado principalmente documentos importantes antiguos, imágenes y algunos documentos. Pero poco a poco la he ido almacenando, sobre todo desde que cogí esos archivos y los pasé a un disco duro. Tengo cuentas adicionales en muchos servicios como por ejemplo la nube de Amazon o OneDrive, pero ahí solo tengo algunos archivos que estuvieron enlazados a sus servicios. También Pocket, donde voy guardando artículos interesantes.

Finalmente utilizo mucho Telegram. El truco de enviar a mis mensajes guardados. Para enviar capturas, enlaces y todo tipo de cosas rápidas. Me es muy útil y lo utilizo bastante. Aunque lo tengo todo en el mismo canal, al final solo suelo mirar lo último.

Subo a la nube principalmente cosas que quiero guardar porque creo que me pueden ser útiles en un futuro. Cada cierto tiempo intento hacer limpieza, pero es verdad que muchas veces entro y veo archivos que no necesito para nada. Creo que soy un usuario bastante clásico, con el típico síndrome de Diógenes digital pero con remordimientos, donde intento ir limpiando poco a poco. Creo que afortunadamente cada vez soy más minimalista y guardo menos cosas.

A la hora de organizarme soy bastante caótico, pero me aclaro en mayor medida utilizando carpetas. Tengo una docena de "temas principales", al estilo trabajo, curiosidades, frikadas, algún grupo de amigos. Y dentro de esas lo organizo con los distintos proyectos.

Iván Linares

Editor en Xataka Móvil y Xataka Android

Ivan Linares

Utilizo la nube de Google Drive: tengo 200 GB contratados. Básicamente mi uso es el de respaldar la galería de fotos: acostumbro a mantener todos mis recuerdos ahí, también me va muy bien cuando tengo que adjuntar las galerías a los análisis ya que descargo las fotos sincronizadas y listo.

No uso varias apps de nube. Como mucho se sincronizan el iPhone y el iPad con iCloud, y poco más; aparte de Google Fotos en Drive.

A la nube subo principalmente mi carrete de la cámara, también documentos que me gustar tener en cualquier dispositivo. No hago un uso demasiado intensivo de ella y soy algo desorganizado.

Muy ordenado no soy. Intento organizar documentos por carpetas cuando los sincronizo, pero no mucho más. La mayor parte del trabajo, más allá de las fotos, es temporal: suelo borrarlo cuando pasa unos días. A excepción de documentos importantes, que sí mantengo por orden (declaraciones de renta, datos de suscripción e información personal).

Javier Pastor

Editor en Xataka

Javier Pastor

Google Docs suele ser la opción cada vez más a la hora de trabajar con documentos a los que quiero tener acceso desde distintas máquinas o dispositivos, y aunque tengo MS Office instalado en local en mis PCs y guardo los documentos en un NAS, acabo acudiendo cada vez más a la solución de Google.

Utilizo también Dropbox y Google Drive en sus versiones gratuitas, pero de forma casi testimonial. No soy nada partidario por ejemplo de guardar fotos en la nube, eso sí que lo tengo todo en mis dispositivos y en diversas copias de seguridad hechas en disco duro en casa y también en disco duro que guardo fuera de casa.

Uso Google Docs para documentos ofimáticos, Dropbox y Google Drive para algunos PDFs u otros formatos que no "caben" en Docs. Uso Flipboard para crear mis revistas de lecturas interesantes, y para pagos online tengo cuenta en PayPal. Para enviar ficheros grandes suelo aprovechar WeTransfer, por ejemplo, y como buen friqui tengo cuenta en un montón de servicios adicionales, en muchos casos por probar.

No subo casi nada que considere privado o personal. Como decía, prácticamente ningún vídeo ni fotos, sobre todo porque no me gusta nada la idea de no tener control sobre cómo se difunden esos contenidos. Si quiero compartir algo en este sentido lo hago en mi blog o en ocasiones puntuales en Twitter, además de WhatsApp por ejemplo. Sí que utilizo estos servicios para documentos y ficheros de trabajo porque me facilitan ese flujo a la hora de producir y compartir esos documentos si lo necesito.

Hace poco que he activado la opción de enviarme cosas a mí mismo con WhatsApp, por ejemplo, solía hacerlo por correo electrónico y hecho de menos aquella maravilla llamada Bump que Google compró y luego hizo desaparecer. En cuanto a la organización, soy un absoluto caos. En Gmail sí que tengo todo bien clasificado, pero en Google Docs los documentos campan a sus anchas sin orden ni concierto, y tampoco soy demasiado cuidadoso en Drive o Dropbox. También es cierto que no tengo excesivos documentos allí, y que la búsqueda de estos servicios funciona de forma increíble, así que al final acabo resolviendo mis problemas de organización con esas búsquedas.

Laura Sacristán

Editora en Xataka Móvil y Xataka Android

Laura Sacristan

En mi caso, utilizo iCloud y Google Drive, pero sólo pago por la primera de ellas. El servicio de almacenamiento en la nube de Apple lo utilizo para almacenar una copia de seguridad del iPhone, el iPad y el Apple Watch; actualmente tengo contratados 50 GB (0,99 euros al mes), pero se me están quedando cortos y voy a tener que pasar al siguiente, el de 200 GB, que cuesta 2,99 euros al mes.

En cuanto a Google Drive, lo utilizo principalmente para pasarme fotos y archivos del PC a los móviles y viceversa, además de para compartir material con mis compañeros. En este caso, organizo mi contenido en dos carpetas: 'cosas personales' y 'trabajo', y dentro de ellas, tengo varias subcarpetas que voy a eliminando a medida que no me sirven. En este caso, me sirve con los 15 GB gratuitos que ofrece Google.

John Tones

Editor en Xataka

John Tones

El único servicio de aplicación en la nube que uso es Google Drive. No tengo más remedio porque no tengo suficiente espacio en Gmail, pero disponiendo de ello he acabado acostumbrándome a usarlo. Me viene bien un servicio que sincronice rápidamente y sin problemas en todos mis dispositivos, donde tengo instaladas apps no solo de Drive, sino también de docs y el resto de utilidades de Google.

Todo lo que escribo lo escribo en Drive. Si tengo que hacer una lista, la hago en Sheets, los textos los escribo en Docs. Y a veces uso Drive para almacenar imágenes y compartirlas. Por ejemplo, los colaboradores de caninomag.es, la web que coordino tienen todos una carpeta abierta en Drive para introducir imágenes y textos que yo cojo de ahí.

No suelo tener demasiados problemas para organizar contenido en Drive. Lo que organizo más bien son enlaces a esos contenidos, a lo mejor distribuidos en marcadores del navegador, estos sí, organizados en carpetas. Normalmente cuando acabo con un Doc lo descargo, lo archivo (si procede) y elimino el Doc, para no tener demasiados en danza.

Ricardo Aguilar

Editor en Xataka Móvil y Xataka Android

Ricardo Aguilar

Utilizo Google Fotos, Telegram y Google Drive, pero no pago por ninguna ya que no me es necesario. Google Fotos la utilizo principalmente para hacer una copia de seguridad de todas mis fotografías de forma automática. Google Drive tanto para algunos archivos del trabajo como para algunos proyectos personales y Telegram es un auténtico cajón de sastre donde guardo cosas rápidas. A la nube subo solo lo esencial, no me gusta tener mis archivos “por ahí“.

En cuanto a la organización, soy un desastre, pero llevo funcionando así mucho tiempo y así sigo haciéndolo. Google Fotos con todo desordenado, algo que no es un problema ya que el buscador te ofrece los resultados que quieras al momento (China, Berlín, comida, perros, noche, etc). En Google Drive si está todo bien ordenado en carpetas y con Telegram he intentado hacer canales, pero me acaba dando pereza y al final lo guardo todo en ‘mensajes guardados’.

Anna Martí

Editora en Xataka

Anna Marti

Uso varias aplicaciones: Dropbox, Drive, Telegram y Keep son las más habituales, y puntualmente tiro de OneDrive. iCloud, literalmente, si no tengo más remedio. Las uso sobre todo porque son multiplataforma y son cómodas de usar (alguna menos, por ejemplo Dropbox desde que limita a tres dispositivos en la cuenta gratuita). Sólo pago Drive porque me parece la que mejor relación calidad-precio tiene.

Dropbox y Drive son mis grandes armarios en la nube. Guardo todo tipo de archivos y muchas veces son el vehículo de transporte de gran cantidad de ellos cuando tengo WiFi y no tengo cables. En Fotos de Google suelo hacer además las copias de seguridad de fotos que hago con los móviles (no son pocas, jajaja). Cuando he usado OneDrive ha sido para lo mismo. Keep y Telegram me sirven para textos que uso habitualmente, guardar enlaces, copia de seguridad de escritos (nunca sólo ahí y para casos puntuales) o en el caso de la segunda a veces conservar archivos.

Subo lo que quiero transportar o conservar (fotos, documentos de texto, PDF...). No subo lo que no quiero que sea susceptible de hacerse público. Para mí en la nube e Internet pada lo contrario que en Las Vegas: lo que pasa en ellas nunca se queda allí (o nunc tenemos la garantía de que así sea). Así que sin ser conspiranoica y únicamente por seguridad, habrá archivos que prefiera no subir. Creo que es de primero de Internet.

Normalmente hago carpetas sencillas, agrupando otras cuando el recurso lo requiere. Mi flujo de trabajo y de copias de seguridad no implica demasiada organización, en Drive tengo varias cuentas (personal y trabajo) y es eso lo que condiciona un poco que suba algo a un sitio u otro. En Telegram me basta con el canal de mensajes guardados (lo que antes era hablar conmigo misma) y en Keep tengo, digamos, algunas notas dedicadas que son las que suelo usar.

Samuel Fernández

Editor en Xataka Móvil y Xataka Android

Samuel Fernandez

En mi caso, mi vida en la nube está dividida principalmente entre tres aplicaciones que uso tanto para mi vida profesional como para mi vida personal. Las tres aplicaciones son Google Fotos, Dropbox y Telegram, y cada una tiene un uso bastante específico por lo que el flujo de trabajo se hace muy sencillo.

A Google Fotos van, lógicamente, las fotos, pero también los vídeos. Me toca pasar la escoba de vez en cuando para eliminar las capturas de pantalla que se sincronizan y que únicamente sea álbum de fotografías y vídeos. El almacenamiento es ilimitado con un poco de compresión bastante soportable, por lo que siempre tengo el teléfono bastante descargado de peso ya que lo voy limpiando de vez en cuando.

Dropbox es la app que uso para, principalmente, intercambiar archivos entre el Mac y el iPad cuando tengo que trabajar en este último. Además, tengo varias apps compradas que utilizan Dropbox para sincronizar, como IA Writer o Scrivener, por lo que tener la cuenta activa aquí me ayuda a no echar en falta documentos cuando el pongo el teclado al iPad y me siento a trabajar en él.

Por último, Telegram es la app de intercambio habitual para mi día a día. Utilizo los mensajes guardados para mandar capturas de pantalla del móvil al Mac, o aplicaciones APK del Mac al móvil cuando toca probar betas y demás. Es muy práctico y como se guardan ahí para siempre, resulta una herramienta práctica. Pero sobre todo, muy rápida. Subes a un sitio, descargas en el otro.

Jose García

Editor en Xataka

Jose Garcia

Yo uso Dropbox, Google Drive, Google Fotos y Telegram, cada una de una forma y para una cosa. Dropbox la uso para sincronizar los artículos que escribo en Typora entre el sobremesa, el portátil y el iPhone (admite tres dispositivos en la versión gratuita, así que me va justo). Google Drive la uso para cosas personales y del trabajo. En ninguna de ellas pago, puesto que con el almacenamiento gratis tengo más que suficiente. Me explico.

Hace muchísimo tiempo que deje de hacer documentos en local o guardar archivos en el disco duro. Yo, literalmente, tengo mi vida en la nube. Los documentos (los pocos que hago) los hago en Google Docs directamente, y las fotos que hago con cualquier móvil o la cámara las edito en el PC y las subo a Google Fotos. O sea, tengo un disco duro de 1 TB junto a mi SSD principal en el PC y creo que lo tengo casi vacío.

Telegram es mi navaja suiza. Lo uso para literalmente todo, menos para hablar con gente (bueno, con un par de compañeros del trabajo, pero con nadie más). Tengo muchos canales privados dedicados a cosas, como "Enlaces", "Capturas de pantalla", "Ideas", etc. Siempre que analizo un móvil, creo un canal con su nombre y subo capturas de pantalla, notas, fotos que hago con él y así lo tengo todo organizado. Es más rapido que la nube y lo tengo siempre a mano.

A diferencia de algunos compañeros, yo sí subo todo a la nube. Todas mis fotos están en Google Fotos perfectamente ordenadas en álbumes y los documentos los tengo en Google Drive ordenados con carpetas y subcarpetas de colores. En Telegram uso hashtags para poder localizar rápidamente los archivos. Por ejemplo, si subo un .zip con fotos hechas con un móvil, le pongo el hashtag #FotosNombreMóvil y así lo encuentro fácil. Siempre uso el mismo esquema de nomenclatura, así que me es sencillo. En mi ordenador no tengo absolutamente nada que no sean programas y aplicaciones

Yúbal Fernández

Editor en Xataka

Yubal Fernandez

Actualmente utilizo tres aplicaciones en la nube. Por una parte Google Fotos, sujeto a la nube de Google. También utilizo OneDrive de Microsoft, y estoy empezando a utilizar iCloud desde que me compré un iPhone hace unos meses. Actualmente estoy pagando Google One y Office 365 de Microsoft, que me da el espacio en OneDrive. Estoy considerando si dar el salto también en iCloud y contratar un poco de espacio, pero es que al final tres euros a tres euros acaban sumando demasiado. Por último, también meteré en el grupo de nubes a Telegram, ya que al final lo utilizo para mandarme mensajes a mi mismo e intercambiar archivos.

La nube de Google la utilizo exclusivamente para fotos. No tengo contenido subido a Google Drive, sólo el que otras personas comparten conmigo. OneDrive es actualmente el contenedor donde tengo guardados los documentos importantes que no quiero perder ante un fallo del ordenador. Todo el contenido subido a OneDrive lo tengo también en un disco duro extraíble por si acaso. De momento iCloud casi no lo utilizo, pero lo tengo instalado también en Windows para facilitar el intercambio de algunos archivos que tengo en el móvil. Telegram, en cambio, lo utilizo siempre para pasarme archivos, enlaces y capturas de pantalla del móvil al ordenador.

Realmente no estoy pensando mucho en qué tipo de archivos subo y qué no, por lo menos no en términos de privacidad. Al final, estoy utilizando las nubes de empresas que ya tienen todos mis datos digitales quiera yo o no lo quiera.

El contenido lo organizo siempre en un sistema de carpetas y subcarpetas dependiendo del tipo y la finalidad. Puedo decir que soy mucho más ordenado en la nube que en mi escritorio. Telegram lo tengo sólo con la función de guardado automático, aunque cuando anoto cosas importantes lo hago añadiendo términos que luego sé que podré encontrar con su buscador interno.

Cristian Rus

Editor en Xataka

Cristian Rus

Para la gestión de mis archivos y contenido digital estoy rendido totalmente a Apple y su nube iCloud. Hace unos años decidí dejar de lado los discos duros y el almacenamiento físico para guardarlo todo en la nube. ¿La razón? Comodidad. Utilizo íntegramente productos Apple y por lo tanto todos sincronizan automáticamente el contenido entre ellos. Además iCloud se integra en el explorador de archivos de Apple, por lo que es como tenerlo todo en local aunque en realidad esté en la nube.

Con el boom de las plataformas en streaming y con el funcionamiento de las apps en Apple que autogestionan y almacenan sus propios archivos, realmente es poco el contenido que almaceno. Ese poco contenido simplemente va en carpetas subcarpetas como un explorador de archivos normal y corriente. No tengo que preocuparme por que se sincronice, lo hace todo automáticamente. ¿Miedo a que pase algo y lo pierda todo? No mucho. En todo caso los documentos más importantes los tengo en 1Password también (que no es sólo un gestor de contraseñas).

Apostar 100% por la nube me ha permitido ahorrar muchísimo tiempo y simplificar mi proceso de trabajo. Me he olvidado de lo que es hacer una copia de seguridad y al configurar o restaurar un dispositivo simplemente aparece todo en su lugar. Todo ello a cambio de 2,99 euros al mes, aunque fuese 10 veces más me seguiría pareciendo rentable.

Eva Rodríguez de Luis

Editora en Xataka

Eva Rodriguez De Luis

Hace muchos años comencé a usar a nivel personal y profesional Dropbox, pero con el paso del tiempo he ido diversificando el uso con alternativas como Google Drive y el iCloud de Apple en versión gratuita... o al menos hasta e l momento.

Comencé con Dropbox simplemente porque hace 7 años era la más popular y tenía bastantes gigas por una promoción. Pero la promoción acabó y me quedé con un palmo de narices y solo 2 GB. Casi no la uso... vamos, tengo lo que guardaba hace 7 años y lo uso como backup.

Después, Google y su Drive. Me gusta por varios motivos: el primero es que te ofrece 15 GB gratis – más que la mayoría–, pero también por su facilidad de uso gracias a que los servicios de Google están hasta en la sopa y por la enorme funcionalidad de programas integrados como el procesador de texto, las hojas de cálculo... Lo uso para trabajo y también para mi aprendizaje, ya que mi profesora de euskera sube el material a una carpeta compartida.

Finalmente uso el iCloud para lo mínimo, porque me parece mucho menos flexible que el Drive de Google. Pero como mi iPhone es de 64GB, estoy valorando dar el salto a la versión de pago para guardar mis fotos.¡Se me olvidaba! Sé que es un poco cutre, pero tengo un grupo de Telegram donde estoy yo sola que uso para subir fotos, vídeos, canciones...¡de todo! Sin ser un servicio de nube al uso, que sea multiplataforma me viene como anillo al dedo.

En general soy caótica y guardo todo simplemente arrastrándolo, aunque como el Drive lo uso para aprender y trabajar de forma colaborativa, la gente lo organiza por mí.

Jesús Leon

Social Media Manager en Webedia España

Jesus Leon

Para el trabajo del día a día me resulta fundamental usar aplicaciones en la nube como Google Drive (versión de pago para disponer de más espacio), Dropbox y OneDrive (versión de pago con Office), además de otras como Evernote.

Principalmente las uso para tener todos mis archivos, documentos, vídeos y fotos siempre disponibles desde cualquier dispositivo. Suelo tenerlo todo bien ordenado por carpetas, con nomenclatura clara y en mayúsculas (manía), para poder acceder rápidamente a lo que necesito en cada momento. En Google Drive guardo documentos y archivos de forma permanente y con OneDrive para temporales.

Además, también uso Evernote desde hace mucho tiempo, porque me he acostumbrado a ella como herramienta para tomar notas rápidas, hacer listas, capturas...Por último, también uso Amazon Drive (sí, otra aplicación más de almacenamiento) con mi cuenta Prime, que permite almacenamiento ilimitado de fotos (incluso en formato RAW) y así puedo tener un backup de seguridad en la nube de mi archivo fotográfico.

Cesar Muela

Coordinador editorial tech en Webedia España

Cesar Muela

Uso Drive, Dropbox, Telegram y muy esporádicamente OneDrive. No pago por ninguna. Drive la uso sobre todo para las cosas de trabajo (documentos, informes, archivos multimedia), ya que es la que usamos a nivel interno en la empresa. También lo uso a nivel personal, aunque es un paso que me resistí a dar sobre todo para la edición de documentos. Fui mucho de Word hasta que me di cuenta de que, para el uso que yo hago, no me es necesario pagar y no echo nada en falta en concreto de Word (y si necesito escribir o editar documentos en local, hay alternativas open source). Dropbox lo utilizo para mandarme archivos de audio.

En mi faceta de músico trabajo con diferentes mezclas de las canciones que grabo, y Dropbox me permite subir una canción a mi carpeta desde el PC y ya tenerla en cualquier otro dispositivo, que es algo que serviría con cualquier otro servicio como Drive o Telegram, pero tengo ya la costumbre y me gusta diversificar (no organizar todo con el mismo servicio). Telegram lo utilizo un poco para todo, desde para pasarme rápidamente del móvil al PC (o viceversa) archivos grandes (fotos, vídeos, discos), hasta para guardar enlaces para consultar luego. OneDrive lo utilizo muy puntualmente para subidas de peso que suelen resentirse un poco más en Drive (la típica situación en la que grabas muchos vídeos para un reportaje, por ejemplo).

Creo que en mi día a día no considero tener nada tan delicado como para no subir a la nube. Teniendo precaución con las opciones de privacidad y confiando en servicios de los grandes a mí me sirve. El día que hackeen algún servicio de los que uso supongo que vendrán las risas con mis versiones de mezclas de las canciones con nombres tipo "mezcladefinitiva2" o "engaestaeslabuena3".

Yo, por ejemplo, hago carpetas y subcarpetas con colores, y tengo varios canales privados de Telegram para mover capturas de pantalla o enviarme cosas del móvil al PC. Dándole a cada servicio una utilidad. En Dropbox solo tengo cosas de música, en Drive de trabajo (y organizadas por carpetas, sobre todo de proyectos grandes) y Telegram es como mi cajón desastre del día a día (ahí confieso que reina la anarquía).

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios