Vivo X Fold, primeras impresiones: los deberes hechos en un plegable que nos deja con las ganas
Análisis

Vivo X Fold, primeras impresiones: los deberes hechos en un plegable que nos deja con las ganas

El mercado de los teléfonos plegables ha empezado a despegar en los últimos años y son cada vez más las marcas las que apuestan por este tipo de formatos. Desde hace varios años, Samsung, Xiaomi, Huawei y OPPO, entre otros, llevan asentando esta nueva categoría en el mundo de la telefonía móvil a la que, en el pasado mes de abril, se sumó Vivo con el Vivo X Fold.

Este nuevo jugador sobre el tablero de los teléfonos plegables es el primer dispositivo plegable que Vivo ha desarrollado y, por el momento, no va a ver la luz en Occidente. A pesar de esto, el Vivo X Fold ha llegado a nuestras manos de forma fugaz y, después de haberlo probado, vamos a contaros de lo que es capaz esta compañía en materia de teléfonos plegables. Y os adelantamos que, para tratarse de su debut, Vivo ha conseguido hacer una apuesta bastante sólida y competente, y con un físico que recuerda irremediablemente a su competidor más directo: el Samsung Galaxy Z Fold 4.

Ficha técnica del Vivo X Fold


VIVO X FOLD

DIMENSIONES Y PESO

Desplegado: 162 x 144,9 x 6,3 mm
Plegado: 162 x 74,5 x 14,6 mm
311 gramos

pantalla

Plegado: 6,53 pulgadas, AMOLED, 120Hz, resolución 1.080 x 2.520
Desplegado: 8,03 pulgadas, AMOLED, 120Hz, resolución 1.916 x 2.160

preocesador

Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1

memoria ram

12 GB

almacenamiento interno

256/512 GB

cámara trasera

50 MP, f/1.8, OIS
8 MP, f/3.4, periscopio 5X, OIS
12 MP, f/2.0, zoom 2X
48 MP, f/2.2, OIS

cámara frontal

16 MP f/2.5

sistema operativo

Android 12
Origin OS

conectividad

5G SA/NSA

NFC

WiFi 6

batería

4.600 mAh
Carga rápida de 66W
Carga inalámbrica de 50W
Carga inalámbrica reversible de 10W

otros

Lector de huellas bajo la pantalla
Altavoces estéreo

precio

Desde 1.297 euros al cambio

Un gama alta por los cuatro costados

Vivo X Fold 12

Como la gran mayoría de teléfonos plegables que hemos probado, lo primero que debemos conocer sobre el Vivo X Fold es que se trata de un teléfono de gama alta que transmite y desprende calidad en todos sus apartados. Como se puede apreciar a simple vista, su diseño nos ha resultado especialmente familiar, ya que el formato elegido para el pliegue de su pantalla es el de tipo libro, similar al que tienen otros dispositivos plegables de la competencia.

Los acabados de este Vivo X Fold persiguen ese aire de teléfono premium, gracias a una carcasa revestida de cuero rugoso, que ofrece un tacto muy agradable. El X Fold de Vivo, es por tanto, un teléfono de grandes dimensiones, con un generoso peso que supera los 300 gramos.

Vivo X Fold 6

Plegado, como es habitual en este tipo de dispositivos, el teléfono es bastante grueso, ya que las dos pantallas quedan superpuestas una junto a la otra. A pesar de esto, el agarre cuando está plegado nos ha parecido sorprendentemente cómodo y no resbala en ningún momento. Después de un rato utilizándolo, sus 300 gramos nos recuerdan lo pesado que resulta el terminal, algo que podemos subsanar utilizando las dos manos.

Como todo buen plegable con formato libro que se precie, el Vivo X Fold cuenta con dos pantallas. En primer lugar, su pantalla exterior tiene un tamaño de 6,53 pulgadas. Afortunadamente, este panel resulta ser más ancho y no tan alargado verticalmente como el de los últimos plegables de Samsung. Esto favorece mucho más la comodidad a la hora de utilizarla de forma individual, acercándose más al concepto de teléfono tradicional.

Vivo X Fold 4

Cuando desplegamos el Vivo X Fold, la pantalla resultante es de 8,03 pulgadas, un panel más grande que el que podemos encontrar en el Z Fold 4 de Samsung (de 7,6 pulgadas). Esta pantalla llega rodeada de un generoso marco exterior que, en mi opinión, no entorpece demasiado la experiencia de uso.

Ambos paneles cuentan con tecnología AMOLED y ofrecen una buena calidad de imagen, así como de una tasa de refresco de 120 Hz, por lo que la fluidez está bastante presente en la experiencia de uso con este dispositivo.

La arruga sigue presente, pero se nota menos

Vivo X Fold 1

Ahora bien, en este apartado tengo una buena y una mala noticia. La mala, aunque no es ningún drama, es que el pliegue de la pantalla se nota cuando pasamos el dedo por la parte central, y también se puede apreciar en función de cómo incida la luz sobre el panel.

La buena, es que esta arruga es más sutil, tanto al tacto como a la vista, que en el teléfono plegable de Samsung. Para que os hagáis una idea más precisa, esta arruga se encuentra a mitad de camino entre el Oppo Find N y el Samsung Galaxy Z Fold 4.

A nivel de construcción, la bisagra que da sentido al Vivo X Fold tiene, según la compañía, 174 elementos diferentes que, junto a unos materiales bastante robustos, ofrecen una buena solidez y resistencia al pliegue, algo que transmite se transmite muy bien a la experiencia de usuario. En ningún momento hemos notado falta de dureza o fragilidad durante nuestro uso con el Vivo X Fold, por lo que buenas noticias en este apartado.

Vivo X Fold 7

Según datos de la compañía, el teléfono tiene capacidad para realizar 300.000 pliegues sin que sus materiales se vean comprometidos. Son datos interesantes, pero que, una vez más, no hemos podido comprobar por nosotros mismos.

En relación a este apartado, un detalle que nos ha gustado mucho es que cuando plegamos el teléfono el cierre es completo, sin dejar ninguna abertura ni espacio entre las dos pantallas, por lo que el conjunto queda totalmente simétrico.

Potencia de la mano de Qualcomm y lentes Zeiss

Vivo X Fold 8

Vivo ha decidido traer un teléfono bastante completo en todos los niveles, y eso también está presente en su apartado de rendimiento. En su interior, el procesador Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1, que llega acompañado de 12GB de memoria RAM y con configuraciones de 256 o 512GB de almacenamiento. Sobre el papel, es un conjunto más que capaz para ofrecer un rendimiento adecuado para cualquier tarea, desde las más sencillas hasta las más exigentes. Y durante mi experiencia con él es lo que he percibido. Estabilidad, fluidez y cero lag.

Me hubiese gustado comprobar cómo se comporta este terminal a nivel de rendimiento sostenido, pero al tratarse de una primera toma de contacto no he podido probarlo en profundidad.

Vivo X Fold 18

Cambiando de tercio, el apartado de cámara es el que menos he podido probar en esta primera toma de contacto y tampoco lo he utilizado en las condiciones más apropiadas, por tanto no puedo contar tanto de mi experiencia como me gustaría. Lo que sí puedo contaros es que, a nivel técnico, y al igual que ocurre con el Vivo X80 Pro, el sistema de cámaras de este plegable ha sido co-diseñado junto con ZEISS, compañía alemana encargada de desarrollar equipos ópticos y lentes.

La firma de esta empresa se encuentra en el apartado del software, así como en el del hardware, aportando una estabilidad y calidad que, en lo poco que lo he podido utilizar, me ha recordado bastante a la que pude disfrutar en su día del Vivo X80 Pro.

Vivo X Fold 11

A nivel de batería, el Vivo X Fold mantiene el estándar de calidad del resto de sus especificaciones y cuenta con una batería con capacidad de 4.600 mAh. Nos gustaría hablar del comportamiento de su autonomía, pero el poco tiempo de prueba no nos ha permitido tener una estimación clara sobre este apartado.

El primer teléfono de Vivo llega con carga rápida FlashCharge de 66W. Según los datos de la compañía, permite recargar su batería al 50% en tan solo 17 minutos, completándose al 100% en menos de 40 minutos. Además, también es capaz de aprovechar carga inalámbrica de 50W, por lo que es un dispositivo que viene bien servido.

Un buque insignia que nos deja con ganas de más

Vivo X Fold 14

Vivo ha tenido tiempo de aprender de sus principales competidores en materia de desarrollo de teléfonos plegables y eso es justo lo que vemos en este Vivo X Fold. En todos sus apartados, incluido también el del precio.

Este teléfono aprovecha las bondades que hemos visto y experimentado en su competencia, por lo que, de forma general, esta primera propuesta plegable de Vivo se nos antoja muy sólida en todos sus puntos: construcción, especificaciones y experiencia de uso. A nivel de precio, y si tenemos en cuenta la conversión directa de yuanes a euros, este dispositivo tiene un precio aproximado de 1.300 euros, resultando ser más económico que algunos terminales plegables de la competencia, pero quedando igualmente alejado de los bolsillos de la mayoría de usuarios.

Vivo X Fold 3

La sensación después de nuestra primera toma de contacto con el Vivo X Fold es agridulce. Nos ha gustado lo que hemos visto, pero nos vamos a quedar con las ganas de que llegue a nuestro país para que compita, cara a cara, con el gigante plegable de Samsung.

Entendemos por qué ocurre esto. Es normal que Vivo no quiera arriesgar a traer a occidente una propuesta plegable. Este mercado todavía se encuentra muy lejos del gran público general que, normalmente, busca la oferta más económica a la hora de comprar un teléfono móvil. Y ese, quizá, sea el gran gigante contra el que los teléfonos plegables tengan que seguir luchando en los próximos años.

Temas
Inicio
Inicio