Samsung Galaxy S21 FE, análisis: potente, atractivo y con sus hermanos como principal enemigo
Análisis

Samsung Galaxy S21 FE, análisis: potente, atractivo y con sus hermanos como principal enemigo

Se ha hecho de rogar, pero el Samsung Galaxy S21 FE ya está entre nosotros. Es el sucesor directo del Samsung Galaxy S20 FE y el hermano menor de la familia Samsung Galaxy S21. El propósito de Samsung con los FE siempre ha sido lanzar una propuesta con lo mejor de los serie S a un precio más contenido, aunque a lo largo del análisis reflexionaremos acerca de cómo ha afectado su tardanza en llegar a este factor del precio.

Especificaciones de primera línea, un tamaño relativamente contenido y Qualcomm en su interior. El Samsung Galaxy S21 FE es un terminal atractivo en su hoja técnica, y hemos querido pasarlo por nuestra mesa de análisis para comprobar si esto se traslada al uso real. ¿Será uno de los mejores móviles del año en calidad-precio?

Ficha técnica del Samsung Galaxy S21 FE

Samsung Galaxy S21 FE

Pantalla

Dynamic AMOLED 2X de 6,4 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.340 x 1.080 píxeles, 401 ppp)
Tasa de refresco: 120 Hz; muestreo táctil: 240 Hz

Procesador

Snapdragon 888 Octa-Core de 5nm

RAM

6 y 8 GB

Almacenamiento

128 y 256 GB

Cámara frontal

32 MP

Cámara trasera

Principal: 12 MP f/1.8, OIS, 1/1.76”, 1,8 micras
Gran angular: 12 MP f/2.2, 1/2,8”, 1,12 micras
Teleobjetivo: 8 MP f/2.4 (3x), OIS, 1/4,4”, 1,0 micras

Batería

4.500 mAh
Carga rápida
Carga inalámbrica

Sistema operativo

Android 12 con One UI

Conectividad

5G
Wi-Fi
Bluetooth
NFC
USB-C

Dimensiones y peso

155,7 x 74,5 x 7,9 mm
177 g

Precio

749 euros

Samsung Galaxy S21 FE 5G – Teléfono Móvil con 128 GB, Smartphone Libre, Android, Color Grafito (Versión Española)

Samsung Galaxy S21 FE 5G – Teléfono Móvil con 128 GB, Smartphone Libre, Android, Color Grafito (Versión Española)

Diseño: el primer gran recorte

Img 9447

Con el diseño del Samsung Galaxy S21 FE tenemos sensaciones encontradas. Lo positivo gusta mucho, aunque lo negativo tiene más peso de lo que nos gustaría. El S21 FE mantiene la línea de diseño de su hermano, el Galaxy S21. Es un diseño industrial no muy llamativo, pero con una parte trasera atractiva y un frontal bien aprovechado. Bajo el punto de vista de un servidor, es elegante, más aún en esta unidad de color negro que repele bastante bien las huellas.

En la parte trasera el acabado es de plástico y los biseles son de aluminio, al igual que en el Galaxy S21. No obstante, es un plástico con menor calidad, más similar a lo que encontramos en terminales que cuestan prácticamente la mitad. No emplear cristal no tiene por qué ser algo negativo, pero en este Galaxy S21 FE la sensación en mano es de estar ante un terminal económico.

El remate del Samsung Galaxy S21 FE no es muy fino. Las separaciones entre bisel y cuerpo son algo exageradas y el dedo nos roza con el plástico que queda al aire, al no estar perfectamente acoplado.
Img 9450
Hay cierto espacio entre cuerpo y marco de metal, donde se acumula el polvo con facilidad.
Img 9485
Esto se aprecia principalmente en el frontal.

Tampoco ayuda el principal punto negativo que nos hemos encontrado con el diseño, el ensamblaje. Aquí hay dos zonas críticas: la separación entre bisel frontal y cuerpo de aluminio, y la separación entre dicho cuerpo de aluminio y su parte trasera. Además de haber demasiado espacio (el polvo se cuela prácticamente de inmediato por estas separaciones), no está bien rematado y llega a raspar ligeramente en mano por estas zonas.

Img 9487

Como punto positivo, el frontal está bastante bien aprovechado, con unos biseles mínimos (a pesar de que sigue habiendo barbilla inferior). El módulo de cámara no sobresale demasiado, ya que ahora no es una pieza de aluminio independiente, sino que nace directamente de la parte trasera. Aunque, sin duda, el mayor protagonista es el peso. El Galaxy S21 FE pesa 177 gramos. Es un terminal muy ligero, con el que podemos pasar horas y horas sin que se nos canse la mano.

También nos ha gustado el tamaño, de 15,7 centímetros de alto y menos de 8 milímetros de grosor. No es un móvil pequeño, de hecho, es notablemente más grande que el S21, pero no roza las 6,7 pulgadas que solemos ver en gama alta.

Altura (milímetros) Anchura (milímetros) Grosor (milímetros) Peso (gramos) Pantalla (pulgadas) Batería Superficie (cm²) Volumen (cc)
SAMSUNG GALAXY S21 FE 155,7 74,5 7,9 177 6,4 4.500 115,99 91,63
Xiaomi Mi 11 Utra 164,3 74,6 8,38 234 6,81 5.000 122,57 102,71
Samsung Galaxy S21 Ultra 165,1 75,6 8,9 228 6,8 5.000 124,82 111,09
Sony Xperia 1 II 165,1 71,1 7,6 181,4 6,5 4.000 117,39 89,21
Huawei P40 Pro 158,2 72,6 8,95 209 6,58 4.200 114,85 102,79
OnePlus 9 Pro 163,2 73,6 8,7 197 6,7 4.500 120,12 104,5
iPhone 13 Pro Max 160,8 78,1 7,65 238 6,7 3.687 125,59 92,07

El ejercicio de compactación es más que correcto, sobre todo si lo comparamos con los principales gama alta del mercado. Destacable sobre todo que, pese a contar con 4.500mAh es menos grueso que buena parte de su competencia.

Img 9451

Rematando el apartado del diseño, destacar que la parte inferior es bastante limpia, con el puerto USB y el altavoz, sin falsas salidas ornamentales. La bandeja de la SIM también se encuentra en esta parte inferior, sin rastro del jack de auriculares.

Pantalla: sigue siendo un Galaxy S

Img 9456

Entre los puntos clave de la gama alta de Samsung suele estar el panel, y este S21 FE no ha querido ser menos. Este modelo cuenta con una pantalla Dynamic AMOLED de 6,4 pulgadas, con resolución Full HD+ y una tasa de refresco de 120Hz. El panel es digno de un móvil de gama alta, un pequeño paso por debajo del S21, pero con brillo, nitidez y colores que rozan el sobresaliente.

Según GSMarena el aprovechamiento frontal es del 85,3%, otro pequeño paso atrás frente al 87% del S21, pero está bastante bien aprovechado aún así. Aún no siendo 100% simétrico en sus biseles, al ver el panel por delante la sensación es que los marcos son ínfimos.

Img

Al no ser un panel de tipo LTPO, Samsung no ha incorporado tasa de refresco adaptativa, por lo que cada vez que tocamos el panel sube a 120Hz. Si no queremos alta tasa de refresco, podemos forzar los 60 Hz en los ajustes. Más adelante analizaremos el impacto energético de la tasa de refresco, pero se activa siempre, sin saltos y da una sensación de fluidez extra que se agradece.

A nivel de configuración Samsung permite cambiar entre el modo de color intenso y el natural, algo apagado para gusto de un servidor. Podemos configurar el balance de blancos, así como proteger nuestra vista con un filtro amarillento o activar el modo oscuro, pero no son los ajustes que más personalización ofrecen.

Sonido: que no falte el estéreo

Img 9473

El Samsung Galaxy S21 FE cuenta con un altavoz frontal y otro en su parte inferior. Nos falta algo de pegada y calidad final ya que, siendo un terminal que supera los 700 euros, la exigencia en sonido ha de ser alta. No obstante, para reproducción de contenidos multimedia, escuchar notificaciones y demás, es un sonido suficiente.

No encontramos jack de auriculares en este modelo, por lo que tendremos que usar un adaptador minijack a USB-C si queremos sonido alámbrico. En la caja no hay auriculares ni accesorios físicos más allá del cable.

Rendimiento: el punto diferencial del Galaxy S21 FE

Img 9468

El Samsung Galaxy S21 FE cuenta con un Snapdragon 888, en lugar del Exynos 2100 de sus hermanos. Servidor ya pudo analizar las diferencias entre un Galaxy con Exynos y otro con Qualcomm y, pese a que las diferencias son mínimas, Qualcomm siempre sale ganador. En este caso hemos probado la unidad con 6 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. La RAM se antoja algo escasa pensando en cómo va a envejecer el dispositivo, algo clave en gama alta, pero en el día a día el rendimiento es excelente.

Este Galaxy S21 FE es bastante fluido, no tiene ni rastro de lag y ha aguantado de forma sobresaliente en rendimiento sostenido. Lo hemos exprimido con propuestas como 'Genshin Impact' y no hemos logrado que clave la rodilla tras un buen rato de juego. Los 120 Hz ayudan a que todo sea aún más fluido, por lo que no hay apenas pegas en este apartado.

En cuanto a benchmarks, te dejamos con los datos para que puedas ver cómo se comporta respecto a su competencia directa.

Samsung Galaxy S21 FE ASUS Zenfone 8 Xiaomi Mi 11 Ultra Samsung Galaxy S21 Ultra

Huawei P40 Pro

iPhone 12 Pro

PROCESADOR

Snapdragon 888

Snapdragon 888

Snapdragon 888

Exynos 2100

Kirin 990

Apple A14 Bionic

RAM

6 GB

16 GB

12 GB

12 GB

8 GB

6 GB

GEEKBENCH 5 (SINGLE/MULTI)

1.017 / 2.958

1.031 / 3.538

1.127 / 3.663

991 / 3.272

943 / 2.527

1.614 / 4.148

3D MARK (SLING SHOT)

(Maxed out)

(Maxed out)

(Maxed out)

9.226

8.726

-

PCMARK WORK

14.187

11.113

11.691

14.043

9.476

-

Biometría

Screenshot 20220112 140123 Settings

A nivel biométrico contamos con dos sistemas: reconocimiento facial y lector de huellas. Este último funciona de forma bastante rápida y precisa, prácticamente al mismo nivel de sus hermanos mayores. Durante la semana en la que lo hemos probado no nos ha fallado apenas, tan solo en aquellas ocasiones en la que teníamos el dedo algo húmedo.

Por otro lado, contamos con un sistema de reconocimiento facial 2D, a través de la cámara del teléfono. Funciona bastante rápido y es un perfecto complemento en aquellas situaciones en las que no podemos usar el lector de huellas.

Software: un Android 12 oculto en la capa de Samsung

Software

Samsung sigue apostando por One UI, en este caso la cuarta versión basada en Android 12. A nivel funcional y estético todo es prácticamente igual, con el mayor cambio en el motor de temas automático de Android 12, que Samsung ha respetado en su ROM. Cuando cambiamos el fondo de pantalla, la paleta de colores del sistema cambia.

Otro cambio que hemos notado es que las animaciones están más refinadas y que el sistema, en general, va aún más fino. De hecho, es el S21 más fluido que hemos probado hasta la fecha, incluso comparado con el S21 Ultra en su versión Qualcomm con Android 11.

One Ui

Por lo demás, seguimos teniendo un launcher con el estilo de Samsung y Google Discover en su lado izquierdo, opciones como Samsung Dex, Game Launcher o la pantalla Edge, para invocar aplicaciones desde un lateral de la pantalla.

Hay cierta pre-carga de aplicaciones, algunas como Facebook, Spotify, YouTube Music o las apps propias de Samsung como Samsung Notes, Galaxy Store, Samsung Members o el asistente Bixby, que viene por defecto al pulsar el botón de apagado (algo que podemos cambiar en los ajustes).

En definitiva, una ROM bastante completa aunque quizás muy recargada para los que prefieran un sistema algo más limpio e intuitivo. Un software de Samsung muy Samsung, que se ha visto mejorado en este modelo con la llegada de Android 12.

Autonomía: 4.500mAh que no brillan como deben

Bateria

A nivel de autonomía el Samsung Galaxy S21 FE rinde por debajo de lo esperado. Cuenta con 500mAh más que el S21, pero las cifras son similares. Con suerte lograremos llegar a las 5 horas de pantalla en un día, algo menos si le damos un uso intensivo.

El Galaxy S21 FE es un poco tragón, sobre todo en reposo. La capacidad de batería parece suficiente, pero es difícil que sobrepase las 5 horas de pantalla

Hemos notado que los consumos en reposo son bastante elevados, incluso con poca carga de aplicaciones instaladas en el sistema. Esto es solvetable mediante actualizaciones pero, en el momento de analizar el teléfono, estos han sido los números.

En cuanto a la carga, tenemos 25W mediante cable, 15W de forma inalámbrica y la posibilidad de cargar otros dispositivos mediante carga inversa.

Cámaras: calidad y polivalencia

Img 9478

Las cámaras son otro de los pequeños recortes del Samsung Galaxy S21 FE frente al S21, aunque ya te adelantamos que los resultados sorprenden. El sensor principal sigue siendo de 12 megapíxeles, con apertura f/1.8 y un tamaño 1/1.76", estabilizado por OIS.

Los cambios llegan en el teleobjetivo, que pasa a ser de 8 megapíxeles con apertura f/2.0. El ultra gran angular es de 12 megapíxeles, aunque el sensor es ligeramente más pequeño que el de sus hermanos mayores.

Screenshot 20220113 141549 Camera

La app de cámara es la misma que hemos visto en el resto de modelos de la familia S. Es bastante completa, aunque recargada y algo desordenada. Sin ir más lejos, para tener el modo noche a mano hay que deslizar hasta la pestaña de 'más', buscar el modo y arrastrarlo hasta la zona que queramos.

Tenemos funciones extra interesantes, como el escáner de códigos QR integrado, sugerencias para la composición, modo de disparo manual o varios filtros. El HDR funciona de forma automática, y no se puede controlar manualmente.

Pese a contar con el Snapdragon 888, el HDR no se procesa en la vista previa

Ya tiramos de las orejas al S21 Ultra por no procesar en tiempo real el HDR, y este Fan Edition no arregla el problema. En la vista previa las imágenes se ven quemadas y, posteriormente, tras uno o dos segundos en la galería, ya vemos cómo queda la imagen final tras aplicar el HDR.

Tan solo Google (que procesa el HDR en tiempo real incluso en gama media) y Apple han resuelto este problema, y un gigante como Samsung no debería tener demasiado problema en seguir sus pasos.

Fotografía diurna

S21 Fe Dia

Durante el día el Samsung Galaxy S21 FE tiene una cámara de nivel, básicamente, la misma del Samsung Galaxy S21. Las fotografías diurnas son ricas en detalle (aunque es algo artificial), nos ha gustado bastante el trabajo levantando sombras y el balance de blancos. Las imágenes tienen un extra de contraste que les sienta bastante bien, huyendo de un look plano.

S21 Fe Movimiento

Al contar con estabilizador óptico de imagen no tenemos problema al realizar imágenes en movimiento, algo de lo que adolecen algunos gama alta económicos, que prescinden del OIS. Mientras haya luz, el OIS nos ayudará a disparar bastante rápido. En esta imagen apreciamos que la saturación está un par de puntos por encima de lo que nos gustaría, aunque no siempre sobresatura, depende bastante de los propios colores que está fotografiando.

s21
Las altas luces en los edificios son algo mejorables.

El trabajo del HDR es bueno, aunque hemos notado que está un pequeño paso por debajo de los S21. Es bastante fácil que se cuele con las altas luces, sin llegar a quemar en exceso, pero sin controlarlas todo lo que debería.

Zoom y ultra gran angular

Zoom Samsung
0,5x | 1x | 3x.

El teleobjetivo y el gran angular, al menos en la hoja técnica, son dos de los recortes en este Galaxy S21 FE. El teleobjetivo ahora es de 8 megapíxeles y, pese a la escasa resolución, nos han gustado los resultados.

teleobjetivo

No es el teleobjetivo más nítido, pero los disparos en 3X son dignos, dispara rápido y es consistente a nivel de color y balance de blancos con lo que vemos en la cámara principal. Da igual la cámara con la que disparemos, no habrá apenas diferencia en el tratamiento de estos dos aspectos fundamentales.

uga

Respecto al ultra gran angular, sí que apreciamos que la calidad es más justa. Nos falta detalle, sobre todo en las esquinas, y la imagen tiene más distorsión de la que nos gustaría, sin corrección automática o manual de la misma. No obstante, por el día, podemos divertirnos bastante con esta cámara.

Fotografías en baja luz

Nocturna S21
Por la noche echamos en falta un punto extra de nitidez.

Cuando cae la luz los resultados caen, pero sigue siendo una cámara aceptable. Notamos sobre todo pérdida de nitidez en cuanto nos vamos acercando a las esquinas, como ya nos pasó con la familia S21, pero los resultados generales son buenos. De hecho, no es necesario activar el modo noche para obtener un disparo digno.

Nocturna
Auto vs modo noche.

El modo noche es bastante prescindible en este modelo. No ganamos en nitidez y al tratar de sacar aún más luz, quema donde no debe quemar. Si la situación es extrema nunca viene mal echarle mano pero, en fotografía nocturna relativamente bien iluminada, no es necesario.

3x

El teleobjetivo, pese a la baja resolución, se puede utilizar también por la noche, ya que no queda mal parado en nitidez. Aquí sí que notamos que al procesado le cuesta rescatar algo de detalle de un sensor tan pequeño, pero el resultado final es aprovechable.

UGA

El ultra gran angular sí que funciona bastante justo por la noche. La distorsión facilita la pérdida de detalle en esquinas e incluso en el centro de la imagen hay falta de nitidez. Por la noche es mejor utilizar el sensor principal, aunque no sea tan llamativo el resultado final.

Modo retrato

Retrato

El modo retrato del Samsung Galaxy S21 FE ofrece buenos resultados. El recorte lo hace bastante bien, aunque el procesado de la piel sigue siendo un problema, ya que no respeta demasiado los tonos y lava ligeramente. Podemos disparar retratos en 1X y 3X, brillando el recorte cuando disparamos con zoom.

Selfie

retrato
retrato

El selfie no es el punto fuerte de este Samsung Galaxy S21 FE. Por más fotos que hemos hecho, ninguna acaba saliendo completamente nítida, pese al sensor de 32 megapíxeles. Las cosas no mejoran cuando activamos el modo retrato, que sigue sin sacarnos nítidos.

Entendemos que esto es relativamente fácil de solucionar con una actualización de software pero, en el momento de analizar el teléfono, hemos tenido este problema de enfoque.

Vídeo

La grabación de vídeo queda bien resuelta, con una buena estabilización cuando grabamos en Full HD+. Nos ha gustado que podemos cambiar de sensor mientras grabamos, aunque los saltos en el zoom son algo bruscos.

Samsung Galaxy S21 FE, la opinión de Xataka

Img 9489

El Samsung Galaxy S21 FE es un gran teléfono que nace más tarde de lo previsto. Brilla por rendimiento, cámara y ser algo más pequeño que su competencia. Sigue siendo un fiel miembro de la familia S, un gama alta en toda regla pese a los pequeños recortes que se han hecho por el camino.

El problema del Samsung Galaxy S21 FE es su propia familia: sus hermanos son mejores en todo, y más baratos

El principal problema es que, a día de hoy, es más barato comprar un S21 o incluso un S21+ que comprar este modelo, que queda por debajo de sus hermanos mayores. El principal motivo para hacerse con él es su procesador de Qualcomm, ligeramente por encima respecto al Exynos de los demás S21 y que abre el camino a la GCam, que tan solo es compatible con los Snapdragon.

8.6

Diseño7,75
Pantalla8,75
Rendimiento9,5
Cámara8,5
Software9
Batería8,25

A favor

  • La cámara rinde bastante bien.
  • El rendimiento es sobresaliente.
  • La pantalla es digna de un gama alta.

En contra

  • El acabado necesita más refinamiento.
  • La batería es escasa para un día intenso.
  • Es más caro que los S21 y S21+.

Samsung Galaxy S21 FE 5G – Teléfono Móvil con 128 GB, Smartphone Libre, Android, Color Grafito (Versión Española)

Samsung Galaxy S21 FE 5G – Teléfono Móvil con 128 GB, Smartphone Libre, Android, Color Grafito (Versión Española)

Temas
Inicio