Compartir
Publicidad
Samsung Galaxy S10e, análisis: toda la potencia y calidad de los mejores Galaxy S10 en formato compacto
Análisis

Samsung Galaxy S10e, análisis: toda la potencia y calidad de los mejores Galaxy S10 en formato compacto

Publicidad
Publicidad

Acostumbrados como estamos a que haya dos versiones del smarpthone Galaxy S franquicia de cada año, no es de extrañar que el Samsung Galaxy S10e haya sido toda una sorpresa. Tras analizar a sus hermanos de generación, hoy os traemos la review completa del nuevo Samsung Galaxy S10e, un modelo diferente en concepto pero con argumentos de gama alta al más elevado nivel. Y un precio más que interesante.

Samsung Galaxy S10e, ficha técnica

Como realizamos al inicio de cada análisis en Xataka, repasamos a continuación las características técnicas del Samsung Galaxy S10e por medio de su ficha técnica:

Samsung Galaxy S10e
Dimensiones y peso 142,2,x 69,9 x 7,9 mm, 150 gramos
Pantalla Dynamic AMOLED 5,8" plana (Flat), Full HD+, 19:9
Procesador Samsung Exynos 9820 (Octa-core, 8 nm)
RAM 6 GB
Almacenamiento 128 GB
Ampliable vía Micro SD con hasta 512 GB adicionales
Sistema operativo Android 9 Pie
Cámaras traseras 16 MP (gran angular f/2.2) FF, Dual Pixel 12 MP (principal) f/1.5-f/2.4 OIS AF
Cámara frontal Dual Pixel 10 MP AF f/1.9
Batería 3.100 mAh, Fast Wireless Charging 2.0, Wireless PowerShare
Sensores Acelerómetro, giroscopio, barómetro, proximidad, brújula
Seguridad Lector de huellas capacitivo, reconocimiento facial 2D
Conectividad 4G/LTE Cat.20, WiFi 802.11ac, Bluetooth 5.0
Otros USB tipo C, GPS dual, NFC
Precio 749 euros

Con esta ficha técnica, la clave de este Samsung queda casi exclusivamente del lado de la doble cámara y un menor precio, pero sobre todo, en su tamaño más compacto.

Dar una oportunidad en la gama alta de más nivel a tamaños de pantalla más contenidos creo que es una buena idea que más fabricantes deberían empezar a aprovechar.

El gama alta de gran diseño también puede ser compacto

No son precisamente muchos los fabricantes que se atreven con un formato compacto para sus terminales de gama alta. Si observamos nuestras comparativas entre los mejores smartphones de 2019, en el apartado de diseño y pantalla, la práctica totalidad de ellos apuestan por pantallas de más de 6,1 pulgadas, y con ello unas dimensiones considerables.

El Samsung Galaxy S10e pone todo de su parte para que el resultado acabe siendo muy compacto. Desde una pantalla de 5,8 pulgadas hasta unos marcos inexistentes o la ausencia de un notch en el frontal.

Samsung Galaxy S10e Review En Mano Gran pantalla pero formato compacto y cómodo en mano

El resultado es muy convincente, pues el Samsung Galaxy S10e es un teléfono ligero, compacto y muy manejable. Además, apenas resbala.

Resulta toda una experiencia satisfactoria volver a un diseño compacto sin renunciar a una buena diagonal ni mucho menos a un comportamiento, acabado y aspiraciones de auténtico gama alta. Tras años agrandando sin parar el parque de smartphones de gama alta, bienvenido sea un smartphone compacto que no nos obligue a renunciar a demasiado.

Samsung Galaxy S10e Review Trasera En Mano

A nivel de diseño, en este Samsung Galaxy S10e se nota bastante a nivel visual que la pantalla no se curva en los bordes, un signo diferenciador de la saga Galaxy S a la que nos hemos acostumbrado.

Solo por ser un gama alta compacto, el Samsung Galaxy S10e ya tiene mucho ganado en el mercado: Que tomen nota otros fabricantes por favor

En cuanto al acabado, cuidado de los detalles, materiales usados o protección contra polvo y agua, el Samsung Galaxy S10e cumple como toda la gama alta de Samsung. Tanto frontal como trasera tienen protección Gorilla Glass 5, quedan engarzados perfectamente con el marco metálico (con ligera curvatura en la parte trasera) y el acabado algo brillante sobrelleva bastante bien las huellas y manchas. Pero en caso necesario podríamos limpiarlo sin problema gracias a su resistencia IP68 al agua.

Sin la pantalla curvada, el frontal del Galaxy S10e tiene menos personalidad. Lo más llamativo es el agujero que alberga a la cámara secundaria, pues no hay notch en este terminal.

Samsung Galaxy S10e Review Recurso General Frontal El frontal no tiene notch pero sí que está presente el agujero en la pantalla para la cámara frontal

El resto de elementos físicos ya son los habituales, con la excepción del puerto de auriculares, que resiste en este nuevo smartphone. Hay altavoz interior, puerto USB-C para la carga y bandeja donde podemos escoger entre doble SIM o ampliar con una tarjeta microSD el espacio de almacenamiento fijo.

La identificación de rostros toma protagonismo

Uno de los cambios tecnológicos entre el Galaxy S10e y sus hermanos de generación es precisamente una de las novedades más interesantes del Samsung Galaxy S10+: el sensor de huellas ultrasónico bajo la pantalla. Esta ausencia en el pequeño de los Galaxy de 2019 ha provocado algún que otro cambio en el diseño del equipo, de las cuales en la mayoría de los casos no acabamos de estar de acuerdo.

Sin tecnología para colocar el lector de huellas bajo la pantalla ni tampoco pretensión de anticuar el terminal colocándoselo en la parte trasera (y ni hablar de retomarlo en el frontal), Samsung tira por la calle de en medio y lo coloca en el botón de encendido/bloqueo, en el lateral. Esa manera de proceder la hemos visto muchos años en los Sony Xperia con bastante buen resultado.

Samsung Galaxy S10e Review Lector Biometrico El sensor de huellas en el botón de desbloqueo situado en la parte superior derecha del marco no nos acaba de convencer

En el Samsung Galaxy S10e no tenemos dudas sobre el funcionamiento de este lector de huellas. Es rápido identificándonos y una vez colocamos el dedo sobre el botón, estamos inmediatamente dentro del sistema. El problema que nos hemos encontrado en nuestra prueba es la elección del lugar para ese botón.

Siendo diestro, yo esperaba que ese botón estuviera colocado donde mi dedo pulgar se apoya al coger con la mano izquierda el terminal. Con ese gesto ya quería identificado, como me ocurría con los antiguos smartphones de Sony. Sin embargo ese lugar pivilegiado para diestros lo ocupa un botón físico dedicado a Bixby.

Samsung Galaxy S10e Review En Mano 2

Con esa colocación, la utilidad del lector de huellas me ha parecido en mi caso bastante menor, siendo forzada la situación. El resultado es que con el buen funcionamiento del sistema de identificación de rostros, ésta ha sido la opción predeterminada de identificación, algo que podemos ajustar en la configuración del equipo.

Esa identificación del rostro tiene un funcionamiento muy bueno tanto en acierto como en velocidad. En nuestras pruebas la identificación ha sido exitosa en diferentes escenarios, tanto con poca como con mucha luz, así como con accesorios como gorras deportivas.

Captura

Volviendo al botón dedicado a Bixby, el asistente de Samsung, en este Galaxy S10e podemos configurarlo para que tenga otra función. En los ajustes del sistema, una vez activado, podemos decidir qué ocurre con la pulsación simple y la doble en este botón. En ambos casos una de las acciones activará Bixby, pero la segunda la podemos configurar tanto para una acción rápida de sistema como para la apertura de una aplicación.

Pantalla más compacta pero de gran calidad

Si en diseño y como veremos rendimiento, el Samsung Galaxy S10e no hace concesiones por ser el pequeño de la gama alta, no iba a ser una excepción el apartado de la pantalla.

La del Samsung Galaxy S10e es una pantalla con panel OLED, en esta generación con el apellido Dynamic. Su aspecto es 19:9, viene perforada para poder ofrecer sitio a la cámara selfie, y la única pega a nivel técnico está en la resolución, que es "solo" FullHD+.

Pese a que la diagonal es de 5,8 pulgadas, aquí Samsung reduce la densidad y desaprovecha la oportunidad de sacar ventaja a los habituales de esta resolución de la gama alta. Pese a ello, la densidad de 428 ppp es más que suficiente para tener una experiencia de lectura y uso de nivel.

Samsung Galaxy S10e Review General Diseno Desde Arriba

En realidad, la mayor diferencia entre la pantalla del Samsung Galaxy S10e y los mejores gama alta del mercado, entre ellos los Galaxy S10 y S10+, no la hemos encontramos tanto en esa pérdida de nitidez por una densidad de píxeles menor como por el nivel de brillo de la pantalla.

En este modelo compacto no superamos los 450 nits, cifra interesante pero que hace que, especialmente en exteriores, no ofrezca la misma comodidad ni experiencia de visualización que los mejores del mercado con cifras de brillo sustancialmente por encima incluso de 700 nits.

Samsung Galaxy S10e Review Pantalla Marcos Inferior

Como buen panel OLED de Samsung, el contraste y negros son de sobresaliente, y hay una cobertura correcta también de los espacios de color sRGB y DCI-P3. Para personalizar la reproducción de color el usuario dispone de dos modos: normal, el más preciso pero algo cálido, así como uno vívido, que resulta más espectacular pero a algunos usuarios puede resultarles demasiado saturado.

No falta en este terminal el modo Always Display del que Samsung sigue siendo una referencia. Como en otros terminales de este año del fabricante coreano, si optamos por este modo activo, podemos escoger si queremos que esté siempre presente, que se active por toque o que esté siempre presente.

Captura Modos De

En cuanto a los ángulos de visualización, ningún problema en nuestras pruebas de estos días. Tampoco hemos encontrado pegas al control de brillo automático, uno de los más veloces del mercado, así como preciso, ajustando los valores de manera cómoda tanto en exteriores como en interiores.

Puerto de auriculares y WiFi 6

Arrancamos la sección dedicada al sonido y la conectividad con una mala noticia: no hay radio FM. Dicho esto, el resto del apartado de conectividad del Samsung Galaxy S10e cumple con sobresaliente de media.

Samsung Galaxy S10e Review Puertos Puerto de auriculares y altavoz principal

Para empezar y pensando sobretodo en aquellos que usan el terminal tanto para consumir contenido en streaming como para subir vídeos o material a Internet, este Samsung Galaxy S10e soporta las nuevas redes WiFi 6, por lo que es una interesante opción de futuro o incluso de presente si ya tienes equipos que soporten este estándar.

También disponemos de bluetooth 5.0 para sacar partido del uso de auriculares inalámbricos si así lo deseamos. La buena noticia es que no es algo obligatorio ni dependiente de adaptadores ya que el Samsung Galaxy S10e mantiene el puerto de auriculares en su delgado cuerpo de menos de 8 mm de grosor. Y en la caja, todo un acierto incluir unos auriculares AKG de muy buen nivel.

Captura

Con él podemos aprovecharnos de una buena reproducción de sonido, configurable desde el sistema gracias a la aportación de Dolby Atmos, lo mismo que ocurre con el sonido que obtenemos desde los altavoces.

El principal está situado en el marco inferior, mientras que el secundario (hay sonido estéreo) queda integrado en el marco superior. El conjunto nos ha resultado de un nivel bastante alto. Destaca especialmente en la reproducción de las frecuencias medias, incluso a alto volumen, pero también con agudos y graves el conjunto bien merece un reconocimiento por nuestra parte. No es el mejor sonido del mercado en la gama alta pero no nos sentiremos para nada defraudados si es una característica que apreciamos especialmente en un smartphone.

Rendimiento de gama alta de nivel

Anunciado con varias configuraciones, en España el Samsung Galaxy S10e solo admite una. Dicho único modelo cuenta con el procesador de ocho núcleos y 8 nm Samsung Exynos 9820, bien resguardado por 6 GB de memoria RAM y una memoria interna de 128 GB, la cual además podríamos ampliar usando tarjetas microSD de hasta 512 GB.

Galaxy S103 En Mano Potencia

Con esa combinación del Exynos 9820 y los 6 GB de memoria RAM, el día a día con el Samsung Galaxy S10e no presenta dudas. Todo se ejecuta sin retrasos ni cuelgues inesperados, sea cual sea la tarea. Reproducción multimedia, juegos o aplicaciones exigentes de edición de fotografía, o la propia multitarea se mueven, abren y gestionan de manera muy fluida en este terminal de gama alta.

Si nos fijamos en las cifras que nos proporcionan los test a los que sometemos a estos smartphones, queda claro que no tiene nada que envidiar a nivel de rendimiento con el resto de gama alta del mercado, incluido su hermano mayor con un extra de RAM.

Contar con menos resolución y una mejor optimización le benefician en algunos test, sacando la mejor puntuación de toda la gama alta que hemos probado hasta ahora en 2019.

Samsung Galaxy S10e Samsung Galaxy S10+ HONOR View20 Huawei Mate 20 Pro OnePlus 6T Xiaomi Mi 8 Pro OPPO Find X Samsung Galaxy Note 9 iPhone XS
Procesador Exynos 9820 Exynos 9820 Kirin 980 Snapdragon 845 Kirin 980 Snapdragon 845 Snapdragon 845 Exynos 9810 Apple A12 Bionic
RAM 6 GB 8 GB 8 GB 6 GB 8 GB 8 GB 8 GB 6 GB 4 GB
AnTuTu 331.457 331.707 273.973 270.728 298.112 287.503 282.324 237.723 313.341
Geekbench 4.0 (single/multi) 4.438 / 10.323 4.459 / 10.195 3.284 / 9.744 3.328 / 9.735 2.434 / 9.077 2.456 / 9.178 3.308 / 7.915 3.767 / 9.032 4.803 / 11.178
PCMark Work 7821 7.780 7.620 7.618 8.650 8.236 9.803 5.174 -

Quizás por el tamaño más compacto del equipo, el Samsung Galaxy S10e me ha parecido que sufre de un mayor calentamiento cuando lo sometemos a sesiones de fotografía o juego muy intensas. El calor se aprecia al poco tiempo y en algunos casos (sesiones especialmente largas), puede llegar incluso a molestar en la mano.

One UI al poder

Como la nueva hornada de smarpthones de Samsung, el Galaxy S10e llega al mercado actualizado ya a Android 9 y con la capa superior One UI a los mandos de la interfaz. Repasada al detalle cuando analizamos el Galaxy S10+, la primera gran sorpresa de One UI es que por fin se ha mostrado estable en nuestras pruebas.

Imagen Recurso Galaxy S10e

El Samsung Galaxy S10e viene con el bloatware habitual de One UI, que incluye las apps de Microsoft así como el paquete de servicios y aplicaciones propias y dobladas de Android que pone Samsung. Entre ellas está la pantalla Edge, bastante personal en lo que se refiere a sacarle rendimiento.

Por lo demás, es fácil encontrar lo que buscamos entre los ajustes, la capa admite la personalización justa (incluido un control de gestos algo particular) y entre los añadidos, de nuevo lo mejor está del lado de unas sencillas pero eficaces herramientas de información y optimización, así como las de Salud Digital.

Batería justa para el día

Pese a su peso bastante contenido, el Samsung Galaxy S10e cuenta con una batería de 3100 mAh, una cantidad considerable para su tamaño y peso. Si le unimos el buen trabajo del procesador y la resolución de pantalla contenida, hay margen de maniobra para conseguir una buena autonomía que sume al global de este smartphone.

Esa apreciación no se ha correspondido del todo. Con un uso mixto pero intenso, tirando más de conectividad WiFi en casa, la autonomía media del Samsung Galaxy S10e ha sido de 15 horas de uso, siempre dependiendo del uso real que haga cada usuario del terminal.

Imagen General Galaxy A10e

En esa media de horas de uso conseguimos alcanzar por término medio unas cinco horas de pantalla, por lo que una buena parte de los usuarios intensivos de este terminal podrían acabar de sobra la jornada laboral. Eso sí, no me arriesgaría a empezar el día siguiente sin salir con una recarga de esa batería.

Esa carga puede realizarse de manera inalámbrica, aunque los tiempos de carga todavía están lejos de los que podemos conseguir usando el cargador de serie que viene en la caja acompañando al Samsung Galaxy S10e.

Con ese cargador de 15 W, cargar completamente los 3100 mAh de su batería nos lleva poco más de 100 minutos, alcanzando la primera media hora un considerable 55% de batería.

Si queremos mejorar la autonomía, Samsung pone a disposición del usuario algunos controles como la reducción de resolución de la pantalla o los modos de ahorro de energía. Como pasa en otros terminales, reducir la resolución de pantalla no supone cambio reseñable para la autonomía. En cuanto a los modos de ahorro, están bien para situaciones delicadas en que, por circunstancias, no podemos recargar nada el terminal, pero el terminal queda en franca inferioridad como smartphone.

Doble cámara para asegurar las fotos

Una de las grandes diferencias entre el pequeño de los Galaxy S10 y sus mediáticos y más caros hermanos es el fotográfico. Pero no pienses que todo el sistema fotográfico cambia como de los gama media a los modelos de gama alta. Aquí el Samsung Galaxy S10e incluye dos de las tres cámaras de los Galaxy S10+.

Efectivamente, tanto la cámara principal con sensor de 12 megapíxeles (apertura dual f1.5/2.4) como el segundo sensor de 16 megapíxeles (gran angular y f2.2), son las mismas que en los modelos superiores. La única asusencia es la del tercer sensor destinado a las fotos con zoom.

Plano detalle Las fotos macro o muy cercanas, con desenfoque natural, siguen siendo uno de los puntos fuertes de las cámaras de los Samsung Galaxy S

En cuanto a la cámara secundaria, es un solo sensor con resolución de 10 MP, apertura f1.9 y** por fin enfoque automático** que nos ha dado muy buenos resultados.

Estando en Android 9 y con One UI, la interfaz no presenta novedades reseñables. Los modos de cámara los podemos reordenar u ocultar según queramos, y a nivel de personalización, hay muchas opciones disponibles, entre ellas algunas como el asistente de composición, el cual nos coloca una guía superpuesta en la fotografía con una sugerencia de composición según la escena. Tampoco falta un modo manual muy completo así como el HDR automático que Samsung, ocultándolo en los menús e impidiendo desactivarlo desde la pantalla principal, invita a que dejemos siempre en automático.

Imagen Rotada Una guía que te ayuda a encontrar el mejor encuadre para tus fotos

Si pasamos ya analizar los resultados de nuestra prueba y a valorar la calidad de imagen, tenemos cierta vuelta al pasado por los resultados. Habiendo alcanzado Samsung un muy buen nivel en modo automático para sus fotos, los avances de los últimos dos años se han centrado casi exclusivamente en añadir más juego y posibilidades por medio de más cámaras.

Con la principal, cuando hay buena luz o realizamos fotos cercanas, la cámara del Samsung Galaxy S10e mantiene unos buenos resultados a nivel de colorido, balance de blancos e incluso exposición, aunque hay a veces cierta tendencia a la sobreexposición de algunas zonas. Pero basta acercarse a los detalles para comprobar que hay algo de falta de nitidez.

Ejemplo Recorte 100

Esa misma cámara principal comienza a sufrir más de lo debido a estas alturas cuando la luz escasea, especialmente por el ruido introducido. En muchas ocasiones, y si podemos permitirnoslo, mejor tirar en modo manual e ir probando.

Ejemplo Noche Recorte 100

Tanto con luz como en escenas de noche especialmente, la calidad general a nivel de detalle y ruido cae ligeramente cuando usamos la cámara con gran angular. Pero da mucho juego.

Ejemplo Gan Angular
Ejemplo Noche

Del lado de la inteligencia artificial aplicada a la fotografía, de nuevo más de lo mismo: excelente identificación de las escenas, pero poco aporte más allá de reforzar el contraste, como vemos en la siguiente escena.

Ejemplo A la derecha, la versión "más contrastada" del arroz de cada domingo

Una novedad en la interfaz está en el modo retrato, aquí llamado Enfoque dinámico. Entre las opciones de regular el efecto encontramos también tres modos extras para aplicar diferentes efectos. Dependiendo de la escena en concreto podemos conseguir tomas interesantes.

Si bien con rostros los resultados son aceptables, con objetos y escenarios complejos, el sistema no ve claro dónde mantener el foco y dónde recortar la profundidad de campo.

Ejemplo Modo Retrato
Modo Desenfoque Objeto Y

El modo de enfoque dinámico también lo tenemos disponible con la cámara secundaria. Es una sola, con 10 MP de resolución y apertura f1.9. Pero como indicábamos anteriormente, lo que más nos ha gustado es la facilidad para conseguir tomas siempre enfocadas y con buena reproducción de color.

Con la cámara selfie también podemos simular algo de gran angular con la opción de selfie grupal.

Ejemplo

Si pasamos al vídeo, las opciones son bastante numerosas, desde la cámara lenta a los modos 4K y 1080p, ambos con opciones de 60 y 30p. Aquí destacamos la estabilización y la buena calidad general, rango dinámico y velocidad de enfoque cuando hay buena luz. En escenas de noche, ese enfoque es ya más caótico y complejo de controlar.

Samsung Galaxy S10e, la opinión y nota de Xataka

Samsung se ha atrevido este año a ofrecer un modelo diferente en su gama media. Lo hace además con un precio que es de menos de 600 euros en algunas ofertas, lo que supone una diferencia apreciable respecto a los otros Galaxy S10.

Esa reducción de precio le resta una cámara principal, la de zoom, así como resolución de pantalla. Pero gana a cambio un formato muy interesante y que no se ve en la gama alta, lugar en el que está sin duda por potencia, diseño y acabado.

Escoger el Samsung Galaxy S10e sobre otros gama alta no es tanto cuestión de rendimiento, diseño o cámara como de comodidad de uso y disponer de la experiencia de un gama alta en formato compacto

En otros apartados como la cámara o la batería, el Samsung Galaxy S10e se mantiene tan conservador como sus hermanos, algo que no tiene por qué ser malo sobre todo si buscamos una buena relación calidad/precio, algo donde este nuevo smartphone es muy destacado.

8,9

Diseño9,5
Pantalla9
Rendimiento9,50
Cámara8,5
Software8,50
Autonomía8,25

A favor

  • Construcción del más alto nivel en un formato único en la gama alta
  • El rendimiento es excelente y One UI ya es estable
  • Sonido de gran calidad tanto por altavoces como por auriculares (con puerto de 3.5 mm)

En contra

  • La calidad de las cámaras se ha estancado en Samsung y solo hay opción de gran angular además de la principal
  • Batería algo justa para usuarios intensivos
  • La situación del lector de huellas no es nada óptima para usuarios diestros

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de PcComponentes. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio