Compartir
Publicidad

El mejor comedero inteligente para mascotas: guía de compra y comparativa

El mejor comedero inteligente para mascotas: guía de compra y comparativa
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tener una mascota no solo es una fuente de amor y diversión, también es una gran responsabilidad que requiere de tiempo y compromiso. Con nuestras ajetreadas agendas, la opción de alimentar a nuestras mascotas de forma automatizada se convierte en una opción muy interesante: mientras estamos fuera durante la jornada, cuando dejamos a alguien al cuidado de nuestras mascotas o incluso si nuestro peludo tiene ansiedad por la comida. Para satisfacer esa necesidad nacieron los comederos inteligentes para mascotas.

Si estás pensando en hacerte con uno, en esta guía de compra de comederos inteligentes descubrirás cuál ha sido nuestra experiencia con cuatro modelos gestionados mediante una aplicación propia. Algunos de los cuales integran cámara y micrófono para controlar el entorno e incluso interactuar con nuestra mascota.

Nuestro recomendado: Houzetek

Houzetek

El Houzetek es el mejor mejor comedero inteligente que hemos probado. Estamos ante un modelo que destaca por su diseño compacto y robusto que ofrece gran estabilidad ante empujones, con un depósito grande que suministra el pienso de forma eficiente y su bandeja amplia y fácilmente extraíble.

Otros elementos del diseño que son de agradecer son su tapa translúcida con cierre de presión, el botón para proporcionar alimento de forma manual desde el propio comedero y que cuente la posibilidad de insertar pilas como respaldo ante posibles fallos eléctricos.

Pero más allá de contar con un gran diseño, su aplicación es de las mejores que hemos probado. Aunque se agradecería que estuviera en castellano y un diseño más actualizado, se trata de una interfaz simple e intuitiva que permite controlar las dosis y comidas de forma personalizada.

Aunque no es un requisito imprescindible de los comederos, el modelo de Houzetek cuenta con una cámara capaz de grabar tanto de día como de noche hasta a 1080p, de modo que podamos ver cómo está nuestra mascota en tiempo real. También podemos escucharla e incluso "hablar" con ella a través del micrófono integrado. Su precio es de 169,99 euros.

Para mascotas pequeñas: PetWant F3

Petwant

Si tu mascota es un gato o un perro pequeño, el XPet constituye una alternativa interesante por lo sencillo y fiable que es. Este modelo carece de cámaras o micrófonos, pero su punto fuerte está en su diseño y manejo.

Con un diseño muy robusto a prueba de patazos y golpes, cuenta con una ranura para visualizar la cantidad de pienso, un sistema de cierre roscado y una bandeja retráctil, lo que permite recogerla cuando no se usa. Cuando extraemos la bandeja nos encontramos con unas dimensiones óptimas para razas pequeñas como un Yorkshire.

Su aplicación es simple, permitiendo personalizar en seis comidas de hasta 25 gramos cada una, alcanzando los 150 gramos diarios, una cantidad más que suficiente para mascotas de pequeñas dimensiones y que maximiza el contenido de su depósito de casi tres litros (aproximadamente 1,5 kg de pienso) a una semana aproximadamente. Por 102,25 euros

Cómo elegir un comedero inteligente para mascotas

Porti

Antes de comprar un comedero smart para mascotas es clave mirar una serie de características más allá del precio. No obstante, cada dueño puede requerir unas funciones diferentes en función de las dimensiones y comportamiento de la mascota o el tiempo que el comedero va a suministrar alimento.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un comedero inteligente para mascotas? A continuación os ofrecemos las consideraciones a valorar, muchas de las cuales podrás evaluar simplemente observando las especificaciones del modelo, si bien a veces la realidad que proporciona nuestra experiencia no se corresponde.

  • Volumen del depósito. Antes de comprar un comedero inteligente, comprueba cuál es la dosis de pienso recomendada para tu mascota, de modo que puedas estimar un volumen suficiente para suministrar comida durante el tiempo que tú estimes pertinente.

  • Tomas y cantidades. Los comederos inteligentes organizan las tomas suministradas en porciones que podemos programar a ciertas horas. Las porciones hacen referencia a una cantidad de pienso. Es importante que los comederos inteligentes nos permitan personalizar y controlar estas cantidades en función del tamaño y necesidades de nuestras mascotas.

  • Diseño y calidad de los materiales. Puede que tú trates con mimo los gadgets que adquieres, pero a tu mascota le da lo mismo cuánto te haya costado. Es por eso que es tan importante hacerse con un comedero inteligente con un diseño robusto y resistente que no dé lugar a "accidentes" fruto de patazos, arañazos o mordiscos. Ninguno está a salvo, pero mejor minimizar el riesgo. Asímismo, otra opción posible es dejar el comedero inteligente en el jardín. Si es el caso, el comedero deberá soportar las inclemencias del tiempo, evitando que el agua penetre tanto en el depósito del pienso como por los circuitos eléctricos. Dos elementos especialmente interesantes en este apartado es la bandeja desde donde tomará el alimento nuestra mascota y el sistema de cierre de la tapa, que deberá ser a prueba de animales.

  • Aunque los piensos secos son relativamente limpios, no los exime de manchar los sitios por donde los depositamos, acumulando restos y olores. En este sentido, es recomendable disponer de un comedero con partes desmontables que permitan lavarse cómodamente.

  • Programación o control desde el móvil: A partir del clásico y sencillo cuenco, las posibilidades van desde la tolva que programamos a mano hasta aquellos que conectados al Wi-Fi de nuestra casa que podremos controlar mediante una aplicación instalada en el móvil. Precisamente son estos últimos los más interesantes, por las posibilidades de personalización que ofrecen, pudiendo controlar la cantidad, frecuencia y los imprevistos.

  • Cámaras, micrófonos y otras interacciones: algunos modelos incluyen cámaras, micrófonos y altavoces que captan el entorno en el que se encuentran, de modo que podamos controlar a nuestra mascota mientras estamos fuera e interactuar con ella. Otros ofrecen alarmas y/o avisos sonoros cuando suministran el alimento. Si bien no son estrictamente necesarios para un comedero smart, sí que constituyen un plus para saber que se encuentra bien.

En qué se basan nuestras pruebas

Las recomendaciones de nuestras guías de compra se basan en la experiencia previa, fruto de varios años probando y analizando todo tipo de dispositivos tecnológicos. Para los mejores comederos inteligentes para mascotas hemos escogido 4 modelos populares con un nexo común: el control mediante una aplicación, de modo que podamos compararlos en igualdad de condiciones. Los elegidos son el PetWant F3, Petwant PF-103, Houzetek y XPet Smart Feeder.

El primer paso ha sido el unboxing para analizar las características relativas a su diseño y los materiales empleados, incidiendo en lo robusto (o no) que es y las posibilidades de lavado que ofrece.

A continuación hemos procedido a la instalación de las respectivas aplicaciones para comprobar la intuitividad de su interfaz y sus posibilidades.

Tras conocer cómo funciona cada comedero inteligente hemos probado su funcionalidad suministrando alimento a mi perra, un braco francés de 13 kilogramos con carácter miedoso, voraz y con cierta tendencia a la ansiedad. En este sentido, estudiaremos las posibilidades de suministro, el control de las cantidades y el ruido que emite durante el proceso.

En caso de que integren altavoces, cámaras o micrófono, exploraremos qué podemos hacer con ellos. No es que sean elementos necesarios, pero si estamos fuera es interesante poder comprobar que nuestros peludos están bien.

Finalmente, hemos probado a desconectar la corriente tanto del router como del propio comedero, para verificar que ante posibles fallos eléctricos, el comedero vuelve a la normalidad con el retorno de la electricidad.

Cómo es la instalación

El factor diferencial de los comederos inteligentes para mascotas respecto a los comederos programables es que se controlan a través de una aplicación, lo que nos ofrece mayor libertad y personalización en las tomas y horarios. Todos ellos requieren de una aplicación instalada en nuestro móvil para gestionarlos y una conexión al Wi-Fi de casa.

A priori parece un proceso sencillo, pero en algunos casos la tarea se vuelve algo compleja por la traducción deficiente, la poco intuitiva interfaz de las aplicaciones y la dificultad a la hora de captar la señal Wi-Fi.

Como punto de partida común, la conexión de los comederos a la corriente y su encendido. En este punto ya notamos una diferencia: el Houzetek no incluye adaptador, por lo que tendremos que adquirir uno de 5V y 2A aparte.

PetWant F3

F3

Tras instalar la aplicación PetWant,disponible para iOS y Android, seleccionamos nuestra ubicación. Sorprendentemente, no lleva consigo un cambio de idioma, ya que la aplicación se ve parcialmente en inglés y en chino.

1) Creamos una cuenta con nuestro correo electrónico y añadimos una contraseña. Tras introducir el código de validación que llega a nuestro email y la contraseña, podemos configurar el comedero.

2) Pulsamos sobre "+" para añadir el dispositivo y en la pantalla posterior "Add New Devices". Entonces veremos tres modelos, dos de los cuales estamos analizando. Seleccionamos el Petwant F3.

3) La app nos pide que pulsemos el botón reset del comedero hasta que el indicador LED parpadee. En ese momento nos tocará introducir el Wi-Fi.

4) Ojo porque el comedero solo soporta la banda de los 2,4 GHz (algo común a todos los dispositivos analizados), así que seleccionamos esa banda e introducimos la contraseña. Tras este paso, la configuración habrá finalizado con éxito.

Aparte del idioma, instalar el Petwant F3 ha sido un proceso rápido y sencillo.

Petwant PF-103

Teniendo en cuenta que hemos visto la foto de este modelo en la aplicación del comedero anterior, podría pensarse que con una sola app podríamos gestionar las dos. Tras intentarlo comprobamos que nos da error y que además en el manual del F1 aparece una segunda aplicación diferente llamada Petwant (la w con minúscula), también disponible para iOS y Android. Sí, se llaman igual, pero la otra tiene un icono azul y este es naranja.

F1

1) En este caso también será necesario crear una cuenta, si bien puedes ahorrártelo empleando tu perfil de Facebook o Twitter, algo que he hecho para agilizar el proceso.

2) Nos fijamos en las luces del comedero y vemos que el indicador verde está parpadeando. Si no fuera así, tendríamos que pulsar sobre el botón SET. En este momento introduciremos nuestro Wi-Fi de 2,4 GHz para que el comedero se conecte a la red de nuestra casa.

3) La aplicación nos pedirá ir a la sección del Wi-Fi del teléfono y cambiarnos a una red que empiece por "Petwant", lo hacemos. En ese momento comienza la configuración, un proceso que veremos cómo avanza con un porcentaje.

En este caso el proceso ha sido todavía más rápido gracias a evitarnos crear una cuenta y que la aplicación está en español, pero lo de tener dos aplicaciones es algo que induce a error.

XPet

En este caso tendremos que instalar la app XPet, también disponible para iOS y Android. De nuevo nos encontramos con una interfaz en inglés sin posibilidad de ser traducida, ni durante el proceso de instalación ni a través del apartado "Settings".

Al encender el dispositivo, este nos habla en inglés explicando que se ha reiniciado y que está listo.

Xpet

1)A diferencia de las anteriores, la interfaz de esta es bastante más intuitiva, ofreciéndonos desde el principio la pantalla principal. Pulsamos sobre "Add feed".

2) Para sincronizar el comedero deberemos leer el código QR de su parte trasera, un proceso sencillo y rápido.

3) La aplicación nos pide pulsar el botón Rest durante 10 segundos y esperar medio minuto para que se reinicie. De nuevo escuchamos la voz metálica explicándonos todo.

4) Tenemos que introducir nuestro Wi-Fi y la contraseña para la banda de los 2,4 GHz. Tras hacerlo, aparece una pantalla con una cuenta atrás para que se sincronice. Las primeras veces falla, así que nos toca empezar desde el principio varias veces hasta lograrlo.

Sobre el papel la instalación es sencilla y nos ahorramos crear una cuenta, pero le ha costado bastante detectar la señal Wi-Fi y la voz metálica repitiendo una y otra vez lo mismo en inglés no es demasiado útil.

Houzetek

La aplicación para el comedero inteligente Houzetek se llama Pet Partner, también disponible para iOS y Android. De nuevo, una interfaz en inglés.

Houze

1) En la primera pantalla nos aparecen dos opciones un poco confusas, sobre todo si no sabes inglés. La primera es para configurar un nuevo comedero para conectarlo a la red (o si hemos perdido la contraseña) y otra para añadir un nuevo comedero, que será la que pulsaremos.

2) Agradecemos la imagen de la segunda pantalla: abrir la tapa del comedero y verificar que la luz del Wi-Fi está en verde y parpadeando. Si no es el caso, pulsa el botón del Wi-Fi durante 5 segundos para que el comedero se ponga en modo escucha.

3) Lee el lector QR de la parte trasera del comedero. Si es necesario, enciende el flash

4) Introduce los datos del Wi-Fi de casa. Como en los casos anteriores, ha de ser la banda de los 2,4 GHz.

Tras unos segundos, la configuración habrá finalizado con éxito. A pesar de la instructiva foto del paso dos, echamos en falta que la app esté en español y que el primer paso sea más claro. Aún así, el proceso apenas nos lleva un minuto.

Diseño

Come

Todos los comederos escogidos tienen varios puntos en común: están fabricados en plástico, disponen de un depósito superior que permite su extracción para lavar e introducir el pienso y una bandeja extraible en la parte baja, desde la que comerá tu mascota. No obstante, elementos como el diseño, la estructura o partes clave como la tapa y el plato varían.

Un aspecto importante es que todos ellos han sido diseñados para interiores, por lo que no deben ser puestos a la intemperie, ya que el pienso podría mojarse.

En cuanto al tamaño, el comedero más pequeño es el PetWant F3 y el más voluminoso el XPet, sin embargo no es el modelo con mayor depósito, una característica que recae en el Petwant PF-103 con 4,3 litros.

Respecto al factor de forma, el PetWant F3 y el Xpet son cilíndricos (este último con base más ancha), mientras que el Petwant PF-103 y el Houzetek cuentan con un diseño en forma de prisma. Es el Houzetek el que ofrece unas dimensiones más equilibradas y compactas, algo que le confiere estabilidad ante empujones o golpes frente al resto.

Pw F3 Interior del comedero Petwant F3

Todos los comederos inteligentes disponen de un depósito fácilmente extraíble que funciona mediante gravedad: el pienso se sitúa en la zona inferior, donde hay una ranura y una hélice que gira para ayudar a su suministro. El Houzetek y el Petwant F3 además tienen una inclinación en la parte baja que facilita que caiga hasta la última unidad de pienso, en los otros dos modelos quedan restos.

Si prestamos atención a las tapas, el Houzetek y el Petwant PF-103 cuentan con un mecanismo de cierre que requiere un toque de presión para abrirlas. Los otros dos modelos tienen tapas opacas y se abren y cierran girando. En todos los casos estamos ante sistemas de cierre que no son sencillos de abrir para un animal.

Para ver la cantidad de pienso restante, el Petwant F3 cuenta con una zona transparente con indicador de cantidad para poder visualizar la cantidad de pienso. En el caso del Houzetek y el Petwant PF-103 disponen de tapas translúcidas que permiten ver su interior sin necesidad de abrirlas.

En cuanto a las bandejas dispensadoras de comida, salvo la del XPet, todas son de plástico ABS, un material que destaca por su resistencia. Las más amplias y cómodas de usar para el animal y también para nosotros, que podemos retirar cómodamente para lavar son las del Houzetek y la del Petwant PF-103. La del PetWant F3 es pequeña (algo que no es necesariamente malo ante una mascota también pequeña) y puede guardarse deslizándose en su interior. La peor es la del XPet, es pequeña, de difícil extracción y su diseño no favorece la dispersión del pienso, por lo que puede quedarse obstruyendo la salida.

Todos los modelos disponen de luces LED. El modelo PetWant F3 solo tiene un círculo azul que se ilumina cuando está conectado, el Houzetek dispone de una para indicar que está en funcionamiento y otra para el Wi-Fi y los XPet y PetWant PF-103 incorporan además una luz roja de alarma que se enciende en caso de obstrucciones.

Si queremos usar el comedero simplemente como un suministrador de alimento sin necesidad de usar la aplicación, el Houzetek y el XPet integran un botón físico que apretaremos para que salga el pienso.

Finalmente, el comedero XPet dispone de una ranura para poder insertar un pequeño bebedero, un accesorio interesante pero que por sus reducidas dimensiones y por el mecanismo, a muchas mascotas les resultará poco útil.

A continuación, una tabla resumen de sus principales características y dimensiones:

PetWant F3

Petwant PF-103

XPet

Houzetek

Dimensiones

22 (diámetro) x 27 cm.

24,5 x 19,5 x 38 cm

23 x 32,5 x 35,6 cm

33 x 26 x 30 cm

Dimensiones del depósito

2,8 Litros

4, 3 Litros (2 kg)

4 Litros

3,3 Litros

En la caja

Comedero, manual, adaptador de corriente

Comedero, manual, adaptador de corriente

Comedero, manual, bebedero, adaptador de corriente

Comedero, manual, cable de conexión. Adaptador no incluido

Extras

-

Cámara con 1MP y gran angular de 120º.
Ranura tarjeta memoria hasta 32 GB.
Con micrófono y altavoz.
Ranura para pilas.

Cámara 1,3 MP con grabación 960p y visión nocturna.
Con micrófono y altavoz.
Ranura para pilas.
Ranura para SD (hasta 64 GB)
bebedero.

Cámara 2 MP con grabación 1080p y visión nocturna
Con micrófono y altavoz.
Ranura para pilas.
Ranura para pilas.

De forma global el modelo que más me gusta en el apartado de diseño es el Houzetek por lo compacto y estable que es y los acabados que tiene. Su bandeja es muy agradable y fácil de usar, permitiendo que tu mascota coma cómodamente y pudiéndola retirar mediante un sistema de doble clic.

¡A comer!

Es momento de poner en acción los comederos inteligentes y comprobar cómo funcionan. Todos los modelos permiten suministrar el alimento en comidas y estas a su vez en porciones, si bien la cantidad y el número de raciones es variable en función del modelo.

Al igual que nosotros desayunamos, comemos y cenamos, en los comederos inteligentes programaremos las comidas diarias. El que menos comidas ofrece es el Petwant PF-103 con cuatro, mientras que el PetWant F3 va hasta las seis y los otros dos llegan a 11. Un mayor número de comidas nos ofrece más flexibilidad y dosificación.

En cada comida podemos elegir la dosis de comida en forma de porciones. Así, el Petwant F3 permite cinco, el Petant PF-103 diez, el XPet se va hasta las 20 unidades y el Houzetek alcanza las 99. En este sentido, cuantas más porciones, más opciones tenemos de suministrar más alimento en cada comida.

Finalmente deberemos conocer cuánta comida es una porción. El PetWant F3 y el Houzetek consideran que una porción son cinco gramos y para el resto son diez gramos. Con porciones menores, podremos dosificar más.

Comedero

Como vemos, el racionamiento del pienso se basa en su peso, de modo que da igual la forma que tenga, si bien en todos los casos pueden pasar sin dificultad piensos que superan el centímetro de diámetro. En este sentido, el único modelo que ofrece la posibilidad de calibrarlo vacío es el Houzetek, una medida que teóricamente aportaría más precisión a la hora de estimar la cantidad de pienso.

Todos permiten la programación de comidas pero solo el PetWant F3, Xpet Smart Feeder y Houzetek permiten suministrar comida de forma manual a través de la app, es decir, pulsando sobre un botón de la aplicación en un momento puntual para liberar pienso. Además el XPet y el

Así, esta es la cantidad de pienso aproximada que ofrece cada modelo diariamente, teniendo en cuenta tanto sus opciones como el volumen del depósito:

  • El PetWant F3 ofrece como máximo 6 comidas de 25 gramos cada una, es decir, unos 150 gramos diarios.
  • El Petwant PF-103 proporciona hasta 4 comidas de aproximadamente 100 g. cada una, unos 400 gramos diarios.
  • Con el XPet es posible suministrar hasta 11 comidas de 200g. cada una, es decir, 2,2 kg.
  • El Houzetek ofrece como tope 11 comidas de 495g cada uno, superando los 5 kg de peso. No obstante, en la práctica no es posible ya que su capacidad es inferior.

PetWant F3

Petwant PF-103

XPet

Houzetek

Cantidad de las porciones

5 g.

10 g.

10 g.

Hasta 5 g.

Nº de porciones/comida

Hasta 5

Hasta 10

Hasta 20

Hasta 99

Nº de comidas diarias

Hasta 6

Hasta 4

Hasta 11

Hasta 11

¿Qué pasa cuando queda poco pienso?

Un punto crítico para un comedero inteligente es la gestión de la cantidad del pienso restante. En este sentido, el Houzetek y el Petwant PF-103 destacan por mostrar avisos en la propia aplicación, dejar constancia en el registro de tomas de sus respectivas aplicaciones y mediante una notificación en segundo plano, lo que nos hace saber al momento que nos hemos quedado sin pienso.

Además el Houzetek nos nuestra dentro de la aplicación un icono de "low" cuando el pienso se está agotando, para que podamos reponerlo a tiempo. En este sentido, es el modelo más completo.

En el otro lado de la balanza se encuentran los modelos Petwant F3 y el XPet tendremos que abrir la app para visualizar el mensaje de error y también podremos visualizarlo desde el registro de comidas.

Teniendo en cuenta que todos ellos disponen de audio y de luces LED, sería interesante que ofreciesen también alguna señal adicional de forma visual o sonora.

¿Y cuándo falla el suministro eléctrico?

No es frecuente que haya un apagón, pero cuando sucede no queremos que nuestra mascota se quede sin comer. En este sentido, los comederos inteligentes Houzetek y XPet disponen de una ranura para funcionar con pilas.

Así, en caso de apagón, no podremos establecer contacto con el comedero ya que el router estará inoperativo, pero el comedero seguirá cumpliendo su programación y alimentando a nuestras mascotas

No obstante, una vez restablecida la electricidad, todos ellos siguen funcionando tras el apagón, con lo cual a no ser que sucedan averías con frecuencia y que estas se dilaten en el tiempo, se trata de un plus interesante pero no fundamental.

Cómo es la aplicación

Durante la configuración de los comederos hemos ido descubriendo algunos aspectos de las respectivas aplicaciones pero ahora analizaremos cómo de intuitivas y qué opciones ofrece cada una.

Petwant F3

Pw F3

Esta aplicación es extremadamente básica en cuanto a opciones. Eso sí, está en inglés, aunque es fácil acostumbrarse y funciona bien. Entre las opciones disponibles se encuentran:

  • Programación de comidas eligiendo horas y porciones. No podemos elegir unos horarios para el lunes y otros para el sábado, sino que la programación diaria se repite todos los dias hasta que la desmarquemos.
  • Historial de comidas.
  • Historial de avisos.
  • Información del dispositivo y desactivación de las alarmas.

Uno de los aspectos más llamativos es la posibilidad de activar una especie de sirena cada vez que el comedero proporciona comida, una opción curiosa porque el efecto que consigue con mi perra es asustarla y que le cueste ir a comer. Imagino que como la perra de Pavlov, con el paso del tiempo Lola acabaría asociando ese sonido estridente con comer.

Petwant PF-103

Pf103

La del comedero Petwant PF-103 destaca por la cantidad de opciones disponibles y está completamente traducida al español. Eso sí, su diseño es algo antiguo y recargado y se agradecería una simplificación en los procedimientos.

En la pantalla principal encontramos tres opciones: una para introducir un perfil para nuestra mascota, un segundo que nos lleva a una pantalla con video en tiempo real y la de la alimentación. Esto es lo que podemos hacer con la aplicación:

  • Añadir los datos de nuestra mascota y ver su historial de comidas tanto en manual como en automático.
  • Programar comidas o dar comidas de forma manual, eligiendo horas y porciones. Como en el caso anterior, no podemos elegir programaciones diferentes para días distintos. Al lanzar la comida, puede emitir un sonido o una grabación nuestra.
  • Grabar audios para que se reproduzcan durante las comidas.
  • Ver y oír en tiempo real lo que está sucediendo.
  • ** Tomar fotos y vídeos** de lo que está sucediendo y guardarlos en el móvil y/o en la tarjeta SD.
  • Compartir fotos y vídeos en redes sociales
  • Ver y modificar datos relativos a nuestra cuenta
  • Ver la versión del firmware.

A pesar de que podría ser más intuitiva y simple, funciona muy bien tanto en el suministro de comida como en la grabación de vídeos, toma de fotografías y en el audio bidireccional.

XPet

Xpet

Aunque en inglés, la aplicación de Xpet es la que tiene la interfaz más ágil e intuitiva. Con este comedero encendido, también recibiremos mensajes orales. ¿Qué podemos hacer con ella?

  • Suministrar comidas de forma manual y automática, como en los casos anteriores solo podemos elegir una programación diaria, sin opción de discernir entre días. Podemos incluir mensajes cuando salga la comida.
  • Acceder al historial de comidas.
  • Crear y visualizar el perfil de nuestra mascota
  • Ver, oir y "hablar" con nuestra mascota en tiempo real.
  • Grabar vídeos, audios y tomar fotografías para almacenarlas en el móvil o en la tarjeta TF.
  • Acceder a la configuración para actualizar el firmware.
  • Poner contraseña al comedero.
  • Reconfigurar el Wi-Fi y el horario.
  • Eliminar el comedero.

Houzetek

Houzetek

La aplicación de Houzetek también está en inglés y su aspecto es algo anticuado, no obstante su interfaz es intuitiva, aunque en ocasiones le cuesta unos segundos estar operativa. Está dividida en cuatro secciones y desde ella podemos:

  • Programar comidas y suministrar comida en el momento, pudiendo grabar mensajes para ese momento.
  • Visualizar el historial de comidas.
  • Ver, oir y "hablar" con nuestra mascota en tiempo real.
  • Grabar vídeos (360 p, 540p y 1080p), audios y tomar fotografías para almacenarlas en el móvil o en la tarjeta SD.
  • Buscar y descargar actualizaciones
  • Añadir otro comedero de Houzetek, de modo que podamos controlar los dos desde la misma aplicación.

Los comederos inteligentes son unos gadgets sencillos pero se echa en falta aplicaciones más simples y bien traducidas. Por su funcionamiento y sencillez, creemos que la del XPet es la más atractiva y funcional.

Además de una interfaz sencilla y ágil, la opción de añadir contraseña o de reconfigurar el Wi-Fi nos parecen interesantes porque dotan de seguridad y nos permiten evitarnos tener que resetear el comedero cuando tengamos un nuevo router o red Wi-Fi.

Extras: cámara, altavoces, micrófono

Fondo

Más allá de poder controlar el suministro de pienso a través de una aplicación, algunos modelos de comederos inteligentes nos permiten además interactuar con nuestra mascota a través de cámaras, micrófonos y altavoces. No son elementos que alteren la funcionalidad del comedero, pero si vamos a estar fuera puede resultar interesante comprobar cómo está nuestra mascota.

De los cuatro comederos smart analizados, el PetWant F3 carece de estos elementos. Todos los demás cuentan con micrófono, altavoz y cámara, pero las características de la lente difieren.

Así, el modelo más completo es el Houzetek, con una cámara de 2MP capaz de grabar a 1080p incluso en la oscuridad. Otro modelo con visión nocturna pero con una lente que ofrece imágenes de inferior calidad tanto en fotografía como en vídeo es la del XPet.

Petwant F3

PetWant F1

Lo mejor Diseño sencillo, compacto y robusto. Aplicación fácil de usar.
Lo peor La bandeja es pequeña. No puedes suministrar alimento de forma manual. Sin ranura para pilas
Precio 102,25 euros
Petwant Pf

PetWant PF-103

Lo mejor Bandeja cómoda, tapa transparente, depósito grande y la posibilidad de suministrar de 10 a 100 g. (aproximadamente)
Lo peor Diseño muy alto, lo que en caso de empujones le hace tener menos estabilidad.
Precio 135 euros
Xpet

XPet Smart Feeder

Lo mejor Diseño robusto y cómodo. Depósito grande. Aplicación intuitiva.
Lo peor Bandeja incómoda y pequeña.
Precio 80,46 euros
Houze

Houzetek

Lo mejor Diseño robusto, cómodo y compacto. Dosificación versátil y fiable.
Lo peor No incluye adaptador de corriente.
Precio 169,99 euros
Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio