PineNote es una tableta con pantalla de tinta electrónica 'hackeable' y no apta para cardiacos: se vende sin sistema operativo

PineNote es una tableta con pantalla de tinta electrónica 'hackeable' y no apta para cardiacos: se vende sin sistema operativo
43 Comentarios

Las tabletas de tinta electrónica no son nuevas: en Xataka analizamos hace tiempo la reMarkable 2 basada en un sistema operativo Linux. Ahora llega una propuesta singular de Pine64, referente en el segmento de dispositivos basados en Linux, y que plantea una propuesta que recuerda a esta última.

Se trata del PineNote, una tableta con pantalla de tinta electrónica de 10,1 pulgadas que tiene soporte para lápiz y que aun estando disponible, es difícil de recomendar para la mayoría de los usuarios. La razón es sencilla: ni siquiera tiene sistema operativo preinstalado, y prácticamente no hay software para ella porque lo que quiera la empresa es que la compren e impulsen los desarrolladores.

Tú te lo guisas, tú te lo comes

La tableta fue presentada el verano pasado y llegó a los primeros desarrolladores en diciembre mediante un sistema de invitaciones. Ahora cualquiera puede comprarla por 399 dólares, pero el problema es que esta no es una tableta para el usuario convencional. Eso se aprecia en el propio nombre del producto, que lleva el apellido 'Developer Edition' aludiendo a su clara orientación a desarrolladores..

El PineNote no cuenta con un sistema operativo preinstalado por defecto, y en su lugar lo que tiene es un gestor de arranque (bootloader) que permite a los desarrolladores lograr que arranque con diversas distribuciones Linux que eso sí, deben ser adaptadas a este producto para poder trabajar con él.

No hay de hecho imágenes de distribuciones Linux preparadas para el PineNote, así que básicamente hay que recompilarlas para poder instalarlas. Hay ya algunos avances y hay quien ha logrado hacerla correr con Debian o Alpine Linux, pero ahí no acaban los obstáculos.

Aunque el controlador de pantalla funciona, aún queda trabajo por hacer y funciones por pulir, y el objetivo es básicamente tener una tableta Linux completamente funcional con una distribución Linux que pueda aprovecharse a pesar de la baja tasa de refresco de estas pantallas de tinta electrónica.

Ya es posible habilitar también la pantalla táctil, la reproducción de audio o el uso del puerto USB —por ejemplo para usar un teclado USB—, pero por ejemplo hay cosas como el micrófono o la conectividad Bluetooth que siguen sin funcionar.

Hay quien ha logrado ya hacer funcionar la tableta con otras distribuciones como Arch Linux en su versión para ARM y con el entorno de escritorio XFCE, pero de nuevo el soporte de características y de hardware es limitado.

El PineNote está gobernado por un procesador ARM Rockchip RK3566 con cuatro núcleos Cortex-A55, además de contar con 4 GB de RAM LPDDR4 y 128 GB de capacidad de almacenamiento eMMC. La pantalla de tinta electrónica con 16 niveles de gris tiene la citada diagonal de 10,1 pulgadas y una resolución de 1.404 x 1.872 píxeles

La propuesta de Pine64 podría calificarse casi como de experimental, pero si eres desarrollador y te intrigan este tipo de soluciones, puede que el PineNote sea para ti. Y si la tableta tiene éxito entre esa comunidad, puede que acabe convirtiéndose en una propuesta mucho más interesante para usuarios finales.

Vía | Liliputing

Más información | Pine64

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio